Científicos de la Universidad de las islas Baleares (UIB) han puesto en marcha una investigación para analizar cómo actúa la mente humana ante dilemas morales en la que estudiarán mediante electroencefalografía los circuitos cerebrales de jueces y delincuentes.

Veinte magistrados, veinte condenados por delitos penales con trastorno antisocial de personalidad, veinte expresidiarios sin alteraciones psíquicas y veinte sujetos ajenos al trabajo judicial y sin problemas con la ley se someterán a la resolución de disyuntivas morales mientras se analiza su actividad cerebral en el Centro de Tecnología Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid.

Según informó ayer la UIB, cuyo grupo de investigación en Evolución y Cognición Humana impulsa este proyecto, el propósito es determinar cómo se comporta la mente a la hora de evaluar problemas morales importantes, como los actos propios que condicionan de forma determinante la vida de otros. El estudio lo dirigen los doctores Camilo José Cela Conde y Enric Munar Roca.