Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad admite el deterioro de sus servicios y lo achaca a la falta de financiación

La directora del SCS liga la saturación al abandono de hábitos de vida saludable

Sanidad admite el deterioro de sus servicios y lo achaca a la falta de financiación

Sanidad admite el deterioro de sus servicios y lo achaca a la falta de financiación

Los representantes de los enfermeros y los médicos reprocharon ayer a la directora del Servicio Canario de Salud (SCS), Juana María Reyes, que culpabilice a los usuarios del colapso que sufren los servicios de Urgencias de los hospitales públicos. Reyes vincu-ló la saturación, entre otros motivos, a un aumento de la demanda como consecuencia del abandono de los hábitos saludables por el desempleo.

Las palabras de la responsable del SCS, durante una comparecencia en comisión parlamentaria el pasado lunes, han caído como un jarro de agua fría entre los profesionales que llevan semanas denunciando que Urgencias se encuentra desbordada ante la falta de personal e infraestructura.

"No nos podemos escudar en que Urgencias se colapsa porque los pacientes se ponen malos porque no se cuidan, hay que buscar una solución inmediata", denunció ayer Carmen Nuez, presidenta del Sindicato de Médicos de Las Palmas que insistió en que la principal causa de esta situación es que las plantillas de los hospitales "se encuentran bajo mínimos".

En esta línea se posicionó también Francisco Domínguez, presidente del Sindicato de Enfermeros Satse que alertó que estos profesionales "están trabajando en precario" y bajo esta presión se pueden cometer errores. "Si esto sucediera, no sería el enfermero el responsable, sino el Servicio Canario de Salud por permitir que el personal sanitario trabaje en estas condiciones", advirtió.

Los servicios de Urgencias de los hospitales públicos continúan soportando una afluencia superior desde las pasadas navidades debido, principalmente, a la epidemia de la gripe y a las bajas temperaturas. Si bien, Urgencias del Hospital Doctor Negrín se ha aliviado en parte gracias a la apertura de dos plantas, el Insular continúa con dificultades. Esta semana la media de pacientes pendientes de ingreso en el Insular ha sido de más de 40, mientras que el sábado pasado ascendían a medio centenar.

Para Luis Brito, portavoz de UGT, es falso que no se puedan prever estos picos asistenciales, como argumentó Juana María Reyes en su comparecencia en comisión parlamentaria. "La saturación de los servicios no es un hecho puntual y es consecuencia de la mala gestión de los Recursos Humanos", afirmó.

En opinión de Brito, es necesario que los gerentes de los hospitales sean especialistas en gestión, no médicos porque "se está haciendo un mala gestión y están invirtiendo en la sanidad privada en detrimento de la pública".

Los representantes de los trabajadores suscribieron ayer el malestar del personal sanitario que queda patente en las diferentes denuncias remitidas a las respectivas gerencias y a la propia consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, como sucede con Urgencias de Fuerteventura.

"En estas cartas se refleja el sentimiento del personal. Nadie que la lea puede decir que no es así, como la que han enviado recientemente a la consejera los trabajadores de Urgencias del Negrín y del Insular", relató la presidenta del Sindicato de Médicos de Las Palmas que explicó que esta misiva, con fecha del 5 de febrero, fue rubricada por trabajadores de todas las categorías. "No es la primera vez que el personal se ve en la necesidad de transmitirle a la consejera su malestar. En ella queda patente su frustración y su rabia", añadió.

En relación a las declaracio- nes de Reyes, la presidenta del sindicato explicó que es cierto que, a raíz de la crisis económica y el consiguiente aumento del desempleo, los ciudadanos tienen más dificultades para man-tener una dieta saludable en los términos que lo hacían antes. Por ello se pueden agravar algunos problemas, como el colesterol o la diabetes, así como patologías cardiacas.

"La población está envejeciendo y la comida no es de calidad, por eso las patologías emergen, pero los usuarios son las víctimas, no los culpables. Hay que poner remedio para tratar de forma correcta a los enfermos que acuden a Urgencias", recriminó Nuez.

Además de por el abandono de los hábitos saludables, la directora del SCS culpabilizó de la saturación al envejecimiento de la población, los recortes en dependencia y la eliminación de la sanidad universal.

Compartir el artículo

stats