Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 700 enfermeros perdieron su trabajo en las Islas desde 2011

En Urgencias del Insular y el Negrín trabajan unos 65 profesionales para todos los turnos

Más de 700 enfermeros perdieron su trabajo en las Islas desde 2011

Más de 700 enfermeros perdieron su trabajo en las Islas desde 2011

Más de 700 enfermeros han perdido su puesto de trabajo en Canarias en los últimos cuatro años, desde que empezaron los recortes en este sector a raíz de la crisis económica. Este es el cálculo del Sindicato de Enfermos Satse que critica las "pésimas" condi-ciones laborales de los profesionales que sí continúan en el Ser-vicio Canario de Salud (SCS), especialmente, en los servicios de Urgencias.

Actualmente la mayoría de los enfermeros de Urgencias de los hospitales públicos canarios trabajan en turnos de 12 horas "sin tiempo para comer o descansar debido a la saturación que sufren estos servicios", según denuncia Francisco Domínguez, presidente de Satse.

De media trabajan, tanto en Urgencias del Hospital Insular como del Hospital Doctor Negrín, unos 65 enfermeros para cubrir todos los turnos. Domínguez explica que la dimensión de la plantilla se calculó teniendo en cuenta de que en cada box (compartimento que se reserva a los enfermos ingresados en Urgencias) habría una persona, pero actualmente hay dos por box, a lo que hay que sumar los pacientes que tienen que ser colocados en los pasillos del servicio.

Por ello, según Satse, para atender correctamente a los usuarios serían necesarios al menos el doble de estos profesionales. "Este aumento de la plantilla haría falta en momentos puntuales de gran afluencia asistencial, pero estos momentos ya no son puntuales, porque la saturación de los servicios es constante, lamentablemente", expuso el presidente de Satse.

Uno de los ejemplos de esta saturación "constante" es el servicio de Urgencias del Hospital Insular que tiene desde hace semanas una media de 40 pacientes al día pendientes de ingreso, mientras que el pasado fin de semana ascendió al medio centenar.

Los servicios de Urgencias de los hospitales públicos canarios llevan sufriendo problemas de congestión desde las pasadas navidades debido, principalmente, a la combinación entre la calima y las bajas temperaturas. Recientemente la llegada de la epidemia de la gripe a la comunidad canaria ha empeorado aún más la situación.

La imagen de los pacientes colocados en las camillas en los pasillos de Urgencias se ha convertido en algo habitual en los hospitales canarios desde hace unas semanas. Para aliviar dicha con- gestión la gerencia del Hospital Doctor Negrín decidió abrir la semana pasada dos plantas, después de que se llegaran a contabilizar 30 pasillos repletos de pacientes acompañados por sus respectivos familiares.

Tal y como reconocen los propios enfermeros, la situación es "tan caótica" en Urgencias que incluso cuando el SCS llama a estos profesionales para cubrir alguna baja o libranza muchos lo rechazan, aunque ello conlleve aparejada una penalización. Los profesionales advierten que en cualquier momento pueden cometer un error, ya que trabajan bajo una situación de estrés.

Satse recuerda que en estos últimos años se ha prescindido de más de 700 enfermeros del SCS al imponer el Gobierno de Canarias las conocidas como las "horas paulinas" (2,5 horas más semanales, llamadas así por el presidente, Paulino Rivero), ya que los trabajadores de plantilla se hacen cargo de la jornada que hacían los eventuales, lo que se traduce en menos personal en Urgencias.

Por su parte, la consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, reiteró el pasado martes que todos los pacientes que llegan a Urgencias son atendidos y se escudó en la escasez de fondos transferidos por Madrid.

Asimismo, la consejería de Sanidad informó recientemente que la gripe sigue incrementando su tasa de incidencia semanal hasta situarse en los 280 casos por 100.000 habitantes, con datos correspondientes a la semana del 26 de enero al 1 de febrero.

Esta incidencia de la gripe es una de las causantes del colapso de Urgencias de estos hospitales, que se han visto desbordados en su capacidad asistencial para poder atender a todas estas personas, a pesar de que sus trabajadores llevan a cabo amplias jornadas. Este problema ha ocasionado críticas a la gestión del SCS.

Compartir el artículo

stats