La Semana de la Moda de Nueva York que hoy comienza será la primera tras la muerte de Oscar de la Renta y la última que tendrá lugar en el Lincoln Center, además de afrontar un pronóstico meteorológico gélido y ser uno de los eventos más rentables de cuantos suceden en Manhattan a lo largo del año. Nace, así, huérfana de uno de sus iconos y durará hasta el 19 de febrero.