Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una de cada cuatro familias canarias en exclusión social carece de ayudas

Cáritas desgrana el informe sobre pobreza en las XI Jornadas de Teología, que, organizadas por el Istic, se celebran hasta el viernes en el campus de Tafira

Una de cada cuatro familias canarias en exclusión social carece de ayudas

Una de cada cuatro familias canarias en exclusión social carece de ayudas

Una de cada cuatro familias canarias en exclusión social no cuenta con apoyo familiar ni social, por lo que se encuentra en una situación crónica y peligrosa. Esta es una de las conclusiones del informe de la Fundación Foessa que desgrana hoy Cáritas en el marco de unas jornadas sobre pobreza organizadas por el Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias (Istic), en el Campus de Tafira.

"El 25 por ciento de las familias canarias en exclusión social no tienen apoyo de ningún tipo, no tienen familiares y amigos que les ayuden económicamente ni afectivamente", adelantó ayer sobre el informe Fátima Díaz, secretaria general de Cáritas Diocesana de Canarias, que recordó que actualmente numerosas familias sobreviven gracias a los ingresos o a la acogida de familiares.

Reflexiones como esta tienen su espacio en las XI Jornadas de Teología que, bajo el título Clamor por los pobres. Teología para un mundo inclusivo, se celebran desde ayer y hasta el viernes en el Campus de Tafira. La jornada de hoy está dedicada a Cáritas y se profundizará en los aspectos regionales del informe Foessa, publicado a nivel estatal en diciembre.

"Gran parte de estas familias han agotado las prestaciones sociales. El apoyo que las entidades podemos dar es muy pequeño y no les permite vivir con una cierta dignidad. Por ello es fundamental el apoyo familiar", aseveró Díaz.

La representante de Cáritas incidió en que normalmente las prestaciones sociales tardan un tiempo en ser concedidas. Además, muchas familias han agotado a estas alturas todo tipo de ayudas. En muchos casos, si se trata de familias con niños, los abuelos, los hermanos y los tíos les están ayudando para que sobrevivan. El problema es que muchas familias anteponen los gastos de hipoteca o alquiler, o de luz y agua, a los de alimentación y medicamentos. "La salud se abandona para mantener la vivienda. Ello supone una precarización de la salud de la población canaria. En una situación así la gente deja de comprar los medicamentos, por lo que la salud colectiva se va deteriorando y a medio o largo plazo vamos a notar ese deterioro", afirmó la secretaria general de Cáritas de Canarias.

Asimismo, Díaz aclaró que la población tiene muchos rangos de exclusión, por lo que, por ejemplo, cuando se habla de exclusión en cuanto al empleo se incluye no sólo a quienes no tienen trabajo, sino también a aquellos que no tienen acceso a un empleo con una mínima estabilidad o lo tienen en condiciones precarias. "Ahora mismo el empleo no te garantiza salir de la situación de pobreza por la precariedad de las condiciones y el poco dinero que se cobra", añadió. Según Cáritas, el dato de población en exclusión social en la comunidad canaria es de 212.000 hogares, que son en torno a 603.000 personas. Dentro de estos, 30.000 hogares están en exclusión social severa y necesitan una atención de urgencia.

El objetivo de la presente edición de las Jornadas de Teología, según sus organizadores, es iluminar, desde la reflexión teológica, los desafíos actuales para la Iglesia y la sociedad sobre la pobreza para lo que contará con los puntos de vista de economistas y teólogos.

"Estas jornadas nacen con el deseo de ofrecer, desde la fe cristiana, una reflexión sobre el actual momento social y asimismo estimular a construir una sociedad mejor, una sociedad con entrañas que se visibilice en una mayor atención a las personas empobrecidas", expuso ayer Cristóbal Déniz, director del Istic, durante la presentación en el campus universitario.

Ayer también fue el turno de Pedro José Gómez, profesor del Departamento de Economía Internacional y Desarrollo de la Universidad Complutense de Madrid, con su ponencia Economía, política y pobreza en la actualidad.

Además, participarán José Luis Sicre, profesor emérito de la Facultad de Teología de Granada; monseñor Atilano Rodríguez, obispo de Guadalajara; y Ana Abril, coordinadora de Comunicación de Cáritas Española, entre otros.

Compartir el artículo

stats