Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empleados de Urgencias del Insular planean una huelga 'a la japonesa'

Los trabajadores aprobaron duplicar la plantilla el lunes en protesta por el colapso

La asamblea de trabajadores de Urgencias del Hospital Insular decidió ayer duplicar la plantilla el próximo lunes en protesta por el colapso del servicio. Con esta medida se iniciarán las movilizaciones de carácter indefinido que persiguen una mejora de las condiciones laborales y de la calidad asistencial que presta el servicio.

El mismo lunes, a las 10.00 horas, tendrá lugar una concentración a las puertas de Urgencias que, según los trabajadores, sufre una saturación desde las pasadas navidades, con una media de 40 pacientes pendientes de ingreso, lo que repercute en la atención a los usuarios.

En la asamblea de ayer, en la que estaban representadas todas las categorías del Servicio Canario de Salud (SCS), se decidió que el personal al que no le tocara trabajar por turno el lunes acudiera igualmente al servicio al menos entre las 8.00 y las 12.00 horas. La idea es demostrar cómo funcionaría Urgencias correctamente si contara con el personal suficiente, ya que, al tener que respetar unos servicios mínimos del cien por cien, el personal no puede hacer una huelga común.

El pasado jueves el sindicato UGT presentó un preaviso de huelga para el lunes 9 de marzo en protesta por el colapso del servicio. La huelga comenzará a las 8.00 horas y se mantendrá hasta que los trabajadores lleguen a un acuerdo con los representantes del SCS.

Personal y turnos

En total, en el servicio trabajan unos 200 trabajadores entre enfermeros, auxiliares de enfermería, médicos y celadores. En concreto, el próximo lunes en el turno de mañana trabajarían 13 enfermeros (11 por la noche), y 10 auxiliares de día (9 por la noche). Pero se prevé que sean al menos el doble los que acudirán efectivamente a trabajar, según lo acordado ayer en la asamblea celebrada en el salón de actos del Hospital Insular.

Entre las reivindicaciones detalladas ayer se encuentran reforzar el personal especialmente cuando hay personas en el servicio pendientes de ingreso. Además, los trabajadores piden que se agilice el traslado de los usuarios a sus domicilios una vez que sean dados de alta, tanto desde Urgencias como de las plantas porque al estar ocupando camas atascan el servicio. Según los trabajadores, hay pacientes que llegan a estar hasta siete horas en Urgencias esperando a que venga una ambulancia para llevar-los a casa.

Asimismo, alertan que la saturación de Urgencias conlleva una merma de la calidad asis-tencial y provoca un estrés al sanitario que tiene que lidiar con los pacientes pendientes de ingreso y con aquellos que van llegando al servicio. Como ejemplo de la saturación, en un box, que está indicado para un solo enfermo, se están ubicando hasta tres pacientes.

Tras las quejas de los trabajadores, la gerencia del complejo hospitalario habilitó 15 camas de la sexta planta que permanecían inutilizadas, pero UGT ve este número insuficiente para descongestionar el servicio.

No es la primera vez que el servicio se pone en huelga. En el año 2003 tuvo lugar una huelga también justificada por parte de sus protagonistas por la mala calidad asistencial en la que influía las deterioradas instalaciones.

El personal recuerda que el nuevo servicio de Urgencias, inaugurado en 2011, ya nació con deficiencias, por lo que ese mismo año presentaron un escrito detallando las carencias, pero no obtuvieron respuesta alguna.

Las quejas se han repetido con particular insistencia en la últimas semanas, porque se ha dado una situación de especial conflictividad en la que se combinaba el frío con la gripe. Las imágenes de saturación del servicio, como las que ha publicado este periódico, han sido indicativas.

Compartir el artículo

stats