20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Filmoteca Canaria saca a la luz sus mejores fondos por su 30º aniversario

El Cicca exhibe una muestra de imágenes y documentos del archivo fílmico de las Islas

Filmoteca Canaria saca a la luz sus mejores fondos por su 30º aniversario

Filmoteca Canaria saca a la luz sus mejores fondos por su 30º aniversario

Carteles antiguos, cámaras, moviolas, fotogramas, programas de mano y un sinfín de artículos relacionados con la cinematografía en las Islas conforman la muestra que Filmoteca Canaria inaugura en homenaje a sus 30 años de trayectoria. El Cicca acoge a partir de mañana, cinco de marzo, un extenso recorrido por los fondos más destacados de una de las primeras filmotecas de España y que constituye, sobre todo, un mapa de la historia del cine en Canarias.

Creada el tres de noviembre de 1984 por el Gobierno autónomo, Filmoteca Canaria atesora miles de archivos originales clasificados en fondos de tipo audiovisual, gráfico y bibliográfico reunidos a lo largo de tres décadas, según explicó ayer su directora, María Calimano. Desde las primeras filmaciones y exhibiciones en las Islas hasta los sistemas clásicos de proyección y distribución en las salas, la muestra recala en la capital grancanaria tras su paso por el Círculo de Bellas Artes de Madrid para que el público isleño pueda acceder a las múltiples reliquias del séptimo arte que, en gran medida, han caído en desuso a causa del eclipse digital.

Entre sus fondos más antiguos, la muestra exhibe dos cámaras y un proyector de origen alemán que pertenecieron al cineasta José González Rivero, que los empleó en la realización de la película El ladrón de guantes blancos (1926), el primer y más importante largometraje de ficción canaria de la época muda. También se exponen dos proyectores de 16 mm cuyo propietario fue el multimillonario británico David J. Leacock, padre de los dos cineastas afincados en Gáldar durante su infancia, Philip y Richard Leacock, autor este último del documental Canary Bananas, a los 14 años de edad.

En cuanto al apartado gráfico, entre la cartelería más antigua se encuentra el cartel de la película El suceso de anoche (L. Artola, 1928), que abre la muestra, sucedida por hitos fílmicos rodados en Canarias como Moby Dick (John Houston, 1956) o Tirma (Paolo Moffa, Carlos Serrano de Osma, 1954), para culminar con títulos recientes como Los abrazos rotos (Pedro Almodóvar, 2009) o El Niño (Daniel Monzón, 2014). Los referentes en papel para los primeros cinéfilos en las Islas también integran la muestra con los números originales de las revistas de cine más antiguas, Popular Films y Films Selectos, acompañadas por curiosidades diversas como una selección realizada entre 8.000 programas de mano, láminas de actrices, álbumes de cromos y guías publicitarias de películas filmadas total o parcialmente en el Archipiélago. La primera mujer que se dedicó al cine en Canarias, Nieves Lugo y Benítez de Lugo, también cuenta con su hueco en la muestra a través de distintos fotogramas de sus filmes, que incluyen un desfile por las alfombras del Corpus de la Orotava en 1933, cuando sólo contaba 25 años.

Asimismo, el público también tendrá oportunidad de visionar, a través de dos monitores, las primeras filmaciones realizadas por canarios, desde las imágenes domésticas de la familia Navarro Nieto en la playa de Las Canteras en 1915 hasta producciones canarias amateurs y profesionales filmadas entre los años 50 y 90. Como guinda, se incluye un recorrido por la historia de los cineclubs en las Islas y un homenaje al oficio de operador de cabina, casi extinto en la actualidad, dado que la mayoría de cines han desplazado el formato analógico a favor del digital.

Compartir el artículo

stats