Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ULPGC pone en marcha su primer Consejo de Estudiantes en 25 años

El órgano unifica y eleva la voz del alumnado en las políticas universitarias

La ULPGC pone en marcha su primer Consejo de Estudiantes en 25 años

La ULPGC pone en marcha su primer Consejo de Estudiantes en 25 años

El pleno del Consejo de Gobierno de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) celebrado ayer, ha dado luz verde a la creación, en el plazo de un mes, del Consejo de Estudiantes, el primero en sus 25 años de historia a pesar de que la Ley lo contempla desde 2001, y también un órgano pionero en Canarias dado que no existe en la Universidad de La Laguna (ULL).

El Consejo de Gobierno aprobó la creación del Reglamento del Estudiante, un documento que ha logrado alcanzar por primera vez en la ULPGC el consenso de todas las partes tras un año y medio de reuniones y trabajos. Este es el paso previo a la puesta en marcha de la Asamblea de Representantes, que será convocada en el plazo máximo de un mes, y que es el órgano soberano del Consejo de Estudiantes.

"El Consejo de Estudiantes está reconocido en la Ley de una manera expresa y es una fórmula de participación reglada, organizada, y en este caso consensuada, que regula la forma de comunicación entre los estudiantes y el equipo de gobierno. El consenso es muy importante entre los miembros de la comunidad universitaria, donde los estudiantes son una parte muy importante", indicó el rector José Regidor.

Según los representantes de estudiantes en el Consejo de Gobierno de la ULPGC presentes ayer en la sesión plenaria, Heriberto Rodríguez, Carlos Pérez-Cejudo, Alba Oramas y Eliezer Santana, el Consejo de Estudiantes estará formado por once miembros, cinco representantes de alumnos del Consejo de Gobierno y seis a elegir en la Asamblea formada por las delegaciones de alumnos y del Claustro, con exclusión de los representantes de asociaciones de estudiantes.

La Asamblea de Representantes es el máximo órgano de representación y coordinación estudiantil en el ámbito de la ULPGC. Además de representar a los estudiantes, actuará como interlocutor válidamente reconocido en los asuntos de interés de la Universidad. El Consejo de Estudiantes será su máxima instancia ejecutiva, y el período de mandato de sus miembros será de un año.

"Llevamos un año y medio reuniéndonos para hablar del texto, tanto con los alumnos claustrales como con los de las delegaciones, y ha sido un período de mucho trabajo y reuniones y hoy por fin sale el reglamento. Este es el paso definitivo para constituir el Consejo, que después de 25 años de historia de la ULPGC era necesario, es un órgano democrático que pretende formar, informar y ayudar a que haya aún más participación entre los 24.000 estudiantes de la ULPGC y es un método más de comunicación entre el alumnado y el equipo rectoral", indicaron los alumnos.

También será un órgano de coordinación institucional "porque a veces delegaciones y claustro hemos estado un poco distanciados y el consejo va a aunar a todos".

Los representantes de alumnos apuntaron que el siguiente objetivo es que Universidad de La Laguna cree su propio consejo de estudiantes, "e instituir de una vez por todas el Consejo de Estudiantes de Canarias regulado con el Gobierno de Canarias, de la misma forma que existe el consejo de estudiantes universitarios del Estado (Ceune)".

Otra de las acciones aprobadas ayer por el pleno del Consejo de Gobierno fue el cambio de denominación de la Facultad de Formación del Profesorado por el de Facultad de Ciencias de la Educación. Según explicó el decano Marino Alduán, el objetivo es adaptar la denominación del centro más antiguo de la ULPGC, con 165 años de historia, al conjunto de su oferta formativa. El nuevo nombre deberá ser ratificado por el Gobierno de Canarias.

"Hay titulaciones que no existían cuando se denominó Formación del Profesorado (Educación Social, el Máster de Mediación Familiar...), y había un grupo significativo de alumnos que no se sentía reflejado en la denominación. Como Facultad de Ciencias de la Educación pretendemos estar muy en contacto con todos los centros de educación infantil, primaria y secundaria -ahora tenemos el máster de formación del profesorado de secundaria-, y recoger todas las buenas prácticas que hay en sus centros, que sea la base de la formación de nuestros futuros alumnos. Profundizar en el excelente practicum que los nuevos grados están poniendo en marcha y participar en el gran debate que Canarias necesita, dado que hay un déficit educativo que sigue siendo importante porque no logramos conectar con la media europea. La Facultad, junto con toda la Universidad tiene que estar en ese debate de la sociedad del conocimiento".

Alduán apuntó que la nueva denominación también abre las puertas a insistir en la reclamación por parte de la ULPGC y de la Facultad de impartir el grado de Psicología, rechazada hace un año por el Gobierno Autónomo por duplicidad con la ULL. "Tenemos a casi 900 estudiantes de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura cursando fuera esta carrera, la más demandada de las que no se imparte aquí. No es razonable que se autorice a una universidad privada a impartir Psicología y nosotros teniendo profesorado y departamentos para impartirlo no se nos permita", concluyó.

Compartir el artículo

stats