Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Veinticinco ONG reciben "una inyección de ánimo" para sus proyectos sociales

La Fundación La Caja de Canarias y Bankia refuerzan con 165.000 euros la labor de las asociaciones

Los representantes de Bankia y La Caja de Canarias junto a los responsables de las 25 asociaciones sociales, ayer en el Cicca.

Los representantes de Bankia y La Caja de Canarias junto a los responsables de las 25 asociaciones sociales, ayer en el Cicca. LP / DLP

Un total de 25 ONG recibieron ayer "una inyección de ánimo", para la realización de sus proyectos sociales de los que se beneficiarán un total de 21.409 personas en Canarias. Así lo definió la presidente de Adepsi, Cristina Alzola, durante el acto solemne de entrega que tuvo lugar en el Centro de Iniciativa de La Caja de Canarias.

La Fundación La Caja de Canarias y Bankia han firmado un convenio por primera vez juntos para reforzar con 165.000 euros la labor de estas asociaciones que incluye desde la atención a drogodependientes e inmigrantes, hasta el cuidado de personas enfermas o en riesgo de exclusión social. La Fundación La Caja de Canarias aporta 50.000 euros, mientras que Bankia cede 115.000, aunque ambos van de la mano en estas ayudas para los Proyectos de Acción Social.

Alzola señaló, en nombre de todas las asociaciones beneficiadas, que gracias a estas ayudas "podemos seguir adelante con nuestros proyectos en un momento en el que se hace muy necesario no desatender a ninguno de los colectivos a los que representamos". En su momento se presentaron 59 proyectos a esta convocatoria de las que se seleccionaron las 25 finales.

Importancia

Al acto de entrega asistieron los responsables de cada una de las asociaciones: Banco de Alimentos de Las Palmas, Asociación Pequeño Valiente, Asociación Familiar Civitas, Fundación Canaria Main, Fundación Cáritas por la Integración Sociolaboral, Mensajeros de la Paz, Asociación de Discapacitados del Noroeste de Gran Canaria, Instituto Hermanas Oblatas del Santisimo Redentor de Santa Cruz de Tenerife, Asociación Cultural Orquesta Bela Bartok, Asociación de Personas Sordas de Gran Canaria, Proclade Canarias, Adepsi, Comisión Española de Ayuda al Refugiado, Fundación Adsis, Casa San Vicente de Paul, Nuevo Futuro, Fundación Canaria Irychen, Fundación Canaria Lidia García, Asociación de familias de personas con discapacidad Ansina, Coordinadora Arciprestal de Cáritas del Sur, Teléfono de la Esperanza y Secretariado Diocesano de Pastoral Penitenciaria.

Tanto el presidente de la Fundación La Caja de Canarias, Blas Trujillo, como el director territorial de Bankia en Canarias, David López, coincidieron a la hora de valorar la importancia del acuerdo que suscribieron ambas entidades a finales del pasado año y que ha tenido ahora su primera materialización formal. Un convenio que garantiza que estas ayudas volverán a darse el año próximo ya que la entidad financiera se ha comprometido a aportar, en el curso de dos años, un total de 800.000 euros, cantidad que se verá complementada por la Fundación La Caja de Canarias, para programas de atención social canarios que se gestionarán de manera conjunta también por ambas entidades.

Para Blas Trujillo es importante este acuerdo entre Fundación y Bankia por cuanto tiene de volver al esfuerzo común para intentar paliar todas las necesidades que sufren numerosos colectivos imbricados en la sociedad canaria. "Hoy es un día este acuerdo tiene una doble satisfacción", señaló. "Por un lado porque este tipo de actos es la razón de ser de esta Fundación. Y, por el otro, porque lo hacemos junto con Bankia". Trujillo aseguró que en estos 25 proyectos se encuentra la totalidad de los colectivos de exclusión social, "para", según dijo, "hacer el trayecto d la forma más digna posible".

Por su parte, el director de Responsabilidad Social Corporativa de Bankia, David Menéndez, destacó la importancia del apoyo dado ayer por el tándem Bankia y Fundación La Caja de Canarias, ya que se trata de proyectos "muy en consonancia con las líneas estratégicas de la entidad financiera, volcada en el apoyo a proyectos cercanos, muy pegados a la realidad y respaldando a asociaciones que, independientemente del tamaño que tengan, conocemos como lo hacen, sabemos de la calidad de su trabajo y de la eficacia del mismo".

Así, Menéndez destacó cuatro líneas estratégicas en las que se enmarcan muchas de las asociaciones que recibieron sus ayudas, formadas por un primer bloque sobre vivienda y nueva pobreza; un segundo de empleo; un tercero de discapacidad, y un cuarto de desarrollo local y rural. Así, y por poner algunos ejemplos, Banco de Alimentos de Las Palmas se centra en recuperar excedentes alimenticios de nuestra sociedad y redistribuirlos entre las personas necesitadas. La Asociación Pequeño Valiente está formada por padres y madres del Hospital Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria con hijos afectados con cáncer. Mientras que la Asociación Familiar Civitas está dirigida a personas con discapacidad intelectual, con el objetivo de mejorar su calidad de vida y de la de sus familiares. Y la Fundación Canaria Main se centra en jóvenes en un contexto de rechazo social. A través de este convenio, Bankia continúa con su actual estrategia de acercar su acción social a proyectos locales y cercanos, de los que ya ha puesto en marcha varios en Canarias.

Compartir el artículo

stats