20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Burundanga, la droga que roba la voluntad

Flor y frutos de la burundanga.

Flor y frutos de la burundanga. LP / DLP

La burundanga es una sustancia (conocida también como escopolamina), que es utilizada fundamentalmente en Sudamérica como una droga ideal para el control mental y de la voluntad de la persona a la que se le suministra. Esta planta es de la familia de las solamáceas, como el beleño blanco, la burladora o borrachero, la mandrágora y la escopolia.

Se trata de una droga altamente tóxica y que debe ser usada en dosis minúsculas. Además, tiene uso medicinal en pequeñas cantidades para prevenir o tratar mareos, náuseas, colitis y vómitos provocados por medios de locomoción. También se usa como sedante del sistema nervioso central.

Esta planta fue aplicada tradicionalmente en la brujería. Sin embargo, en la actualidad se destina en América y en Europa a anular la voluntad de la víctima, con la intención de robarle dinero o con fines sexuales. También se emplean determinados fármacos con los mismos objetivos. Por lo general, las personas que habían sido dosificadas con burundanga no recuerdan nada al despertar.

Uno de los peligros respecto a esta planta es que puede extraerse y dosificarse como un preparado incoloro e inodoro. Así, un simple papel impregnado con burundanga se convierte en un arma letal que los ladrones usan para neutralizar a sus víctimas. Una mujer que sufrió un robo con este sistema describió su angustia y, lo más inquietante, que su voluntad quedó anulada. La policía detectó al menos cuatro casos en Alicante en 2013.

Compartir el artículo

stats