20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Rodríguez Quegles abre sus puertas al cine, la música, la danza y los talleres

El palacete será la nueva sede del Festival de Cine, la Sociedad Filarmónica y el proyecto CreActiva

Detalle de un panel que explica el origen del edificio y las diferentes etapas que ha tenido en su historia.

Detalle de un panel que explica el origen del edificio y las diferentes etapas que ha tenido en su historia. JOSÉ CARLOS GUERRA

El palacete Rodríguez Quegles abre sus puertas a las actividades culturales que pasan por el cine, la música, la danza, las exposiciones, los cursos o los talleres. El edificio, situado entre las calles Pérez Galdós y Perdomo de la capital grancanaria, será la sede del Festival de Cine y de la Sociedad Filarmónica de la capital isleña, así como del proyecto CreActiva promovido por el Ayuntamiento y base central del arte urbano y creativo de la ciudad. De este modo, desde el Quegles se coordinarán todas las actividades culturales que se realicen tanto en el edificio como en los cinco distritos de la capital ya que el palacete también está destinado a generar conciertos o actuaciones por toda la geografía del municipio.

El inmueble ha sido objeto en los últimos meses de un proceso de adaptación para convertirse en un centro polivalente y se han realizado actuaciones consistentes en su pintura, saneado de la carpintería y limpieza y sustitución de los elementos decorativos. El edificio fue construido en 1901 por encargo del comerciante Domingo Rodríguez Quegles, nacido en Fuerteventura pero afincado luego en Gran Canaria, desde donde impulsó grandes negocios. Ideado en su momento con amplitud y multitud de adornos, debido a que Rodríguez Quegles lo encargó como ofrenda a la que sería su esposa, Teresa González, el inmueble fue comprado en 1972, por el Ayuntamiento que lo convirtió primero en sede del Conservatorio Superior de Música y lo cedió luego para que albergara la Consejería de Educación del Gobierno autónomo y la Academia Canaria de la Lengua, hasta que finalmente esté relacionado con el carácter de emblema de la cultura que ha tenido durante décadas.

La programación dentro del edificio comienza con proyecciones del Festival de Cine entre el 15 y el 20 de marzo, mientras que en los distritos lo inaugura La Noche Bohemia con grupos de la Isla.

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Juan José Cardona, acompañado, entre otros, por la concejal de Cultura del Ayuntamiento capitalino, Isabel García Bolta, y el coordinador general de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Larry Álvarez hicieron un recorrido por las dependencias que tendrá el nuevo centro.

Según Cardona, el edificio acogerá una actividad cultural variada que complementará la que, en otros equipamientos importantes, como el Teatro Pérez Galdós o el Auditorio Alfredo Kraus, se vienen ofertando. "Este espacio", señaló, "se convertirá en un lugar de referencia para los colectivos juveniles y socioculturales de la ciudad, y aglutinará todas las muestras artísticas con el objetivo de estimular el proceso creativo y la reflexión sobre temas de actualidad. "

El Rodríguez Quegles se convierte así en un espacio dinamizador de la cultura de la ciudad, un centro abierto a la exhibición, creación y coordinación cultural. "Es un acontecimiento que yo espero que sea bien recibido por todos los ciudadanos, a los que, a partir de hoy, estaremos encantados de recibirles en este edificio", añadió.

A través de #Cronocultura, la agenda que centraliza todas las actividades de ocio y cultura de la ciudad, se dará visibilidad a cada uno de los actos que tengan lugar tanto en el Quegles como en los Distritos. El patio exterior del edificio acogió, en una jornada de puertas abiertas con motivo de la inauguración, la música del Dj Carnival y los diseños grafiteros realizados en uno de los paneles del edificio. La danza contemporánea llegó primero a través de dos bailarines de la compañía de Natalia Medina, y siguió el concierto del dúo formado por Bentejuí de Vera y José Carlos Cejudo que ofrecieron un repertorio formado básicamente por estándares del jazz.

Compartir el artículo

stats