Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Presidente de los rotarios de España

Andrés Barriales: "Hemos logrado que Tenerife y Gran Canaria puedan trabajar en común"

"El objetivo de los rotarios es lograr la paz mundial, pero siempre trabajando la utopía convenientemente", apunta

Andrés Barriales en Las Palmas de Gran Canaria.

Andrés Barriales en Las Palmas de Gran Canaria. ANDRÉS CRUZ

¿Es correcta la comparación que a veces se hace entre los rotarios y los masones?

No hay comparación posible, porque son cosas totalmente distintas. Otra cosa es que la maledicencia popular haya asimilado los rotarios con los masones precisamente por aquella concepción de decir que, como rotary es una organización aconfesional y arreligiosa, en España se consideró en una época que quien no está conmigo está contra mí. Por eso ha quedado esa confusión. Los rotary es una confesión totalmente abierta que puede visitar cualquiera. Pero no cualquiera puede entrar en una logia masónica. Además, nosotros publicamos una guía de distrito con nuestros nombres y datos, cónyuge y direcciones. Pero es cierto que hasta el 80 y tanto no se pudo sacar a la organización del registro de sectas. Creo que incluso puede haber rotarios que son masones, como del Real Madrid o de un partido. Lo único que tenemos aconsejado que no se discuta ni de política ni de religión, ya que de ahí es de donde vienen las tortas.

¿Cuáles son los principales objetivos de los rotarios?

Le voy a contestar como una miss en un concurso de belleza. El objetivo fundamental de Rotary es la paz mundial. Pero trabajando la utopía convenientemente. Al reunirnos las confesiones con el objetivo de servir a la sociedad, ya hay un elemento de paz. Y si juntamos nuestras familias también hay otro. Podemos ir a cualquier lugar del mundo, 200 nacionales, y somos aceptados, no nos vamos a pelear. Y si hacemos intercambio de juventud en campamentos, esos jóvenes que se encuentran y se conocen, no se van a pelear.

¿Cuáles fueron sus orígenes?

Cuatro amigos que se reúnen en Chicago con el fin de conocerse y de ayudarse mutuamente, que deciden reunirse cada semana en la empresa de cada uno de ellos. Eran un abogado, un sastre, un carbonero y un empresario. Se van dando cuenta de que la sociedad en la que viven va necesitando de algo. Y deciden, al mismo tiempo que hacen negocios entre ellos, solucionar problemas de la sociedad. Devolverles parte de lo que han recibido. Fue tan grande el ejemplo que en cuatro o cinco años eran 20 clubes y se fue extendiendo por todo en principio fue en EE UU y luego Canadá, etc. Era reunir a empresarios y profesionales de una profesión digna y útil. Al principio creyeron que entraban la élite, pero la sociedad ha ido cambiando y ahora cabe cualquier profesión útil. Son capaces de ver las necesidades que hay en la sociedad que tratan de solucionarlas. Acabamos de asistir a lo que propuso el club de Lanzarote, una piscina climatizada para minusvalías, porque vieron esa necesidad, porque a veces la sociedad civil no llena esa necesidad, y conviene esa subsidiariedad. Rotary es un movimiento social de solidaridad, lisa y llanamente.

¿Cuáles han sido los rotarios más célebres?

A nivel internacional han estado Kennedy, Caruso, Sibelius, Margaret Tatcher. Ahora somos un millón doscientos mil. Es dar de sí en vez de pensar en sí. En el nacimiento del club de Tenerife estaba Néstor, once cónsules en Canarias, empresarios de hostelería, alimentación, abogados, médicos.

¿Cuál es el principal objetivo actualmente?

La erradicación de la polio en el mundo. Yo he visto a gente destrozada, con las piernas deformadas. Aquí se ha erradicado, pero si decimos que la India tenía 300.000 muertos al año y ahora está libre de polio. Ha habido 250.000 casos al año, y ahora hay escasamente 400. Pero no lo podemos solucionar del todo porque es en Afganistán y Pakistán y resulta que nos han matado a vacunadores. Y está Nigeria que no se ha podido llegar por culpa de Boko Haram. Ahora hay áreas de actuación como el agua, la salud materno-infantil, la alfabetización y los microcréditos, que son los objetivos del milenio. Hemos invertido en un proyecto de 350.000 dólares para dotar de potabilización a 35.000 personas en Cajamarca, en el Perú.

¿Es cierto que tiene una gran repercusión internacional?

Rotary actúa con la Organización Mundial de la Salud, el Centro de Enfermedades Contagiosas y Raras de EE UU, la Fundación Melinda Gates, aparte de que es miembro con voz pero sin voto de las Naciones Unidas. Cuando se crearon las Naciones Unidas firmaron 59 y 42 eran rotarios. Estuvo en el origen de la Unesco ya que después de una convención internacional de Rotary se vio que Europa estaba destrozada, que había un pesimismo horroroso, que era una debacle y optaron por la cultura para alzar de nuevo. Estuvo en la creación de las Faos para el hombre. Es algo desconocido, pero que es una historia alucinante. Poco a poco vamos haciendo realidad a cada proyecto que hacen los clubs.

¿Cuántos distritos tienen los rotarios en España?

Hay tres. Yo presido el 2201 que engloba Canarias, Castilla La Mancha, Extremadura, Madrid, Castilla-León, Asturias y Galicia.

¿Cuál ha sido su última actividad en las Islas?

El hermanamiento del club de Santa Cruz de Tenerife con el de Las Palmas para que nos pongamos a trabajar en común y que ese ejemplo cunda en la población civil. Vamos a dejarnos de que si Tenerife o que si Las Palmas tiene esto o aquello. Los clubes ya se han dado cuenta de que hay que tener ese esfuerzo en común. Y ha habido unanimidad de los diez clubes de Canarias. Lo único que yo pedía es que fuera de todas las Islas y se está consiguiendo porque todos los años tienen un proyecto en común y aportan su granito de arena.

Su faceta de poeta ha sido importante durante su vida.

He sido jurado durante 30 años del Premio Alexander. He estado con Pepe Hierro, Luis Rosales, Rafael Morales, Claudio Rodríguez. Me gusta la poesía y he escrito mucho. Tengo incluso más libros que no se han publicado que los que sí. Y todo esto me llega por mi faceta de periodista. Estuve 35 años en la COPE, pero siempre me ha gustado escribir.

Compartir el artículo

stats