Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salir del armario con discapacidad

'Sexualidades diversas' es el primer manual específico sobre el tema

Que las personas con discapacidad intelectual carecen de deseos y necesidades sexuales, padecen una motivación sexual incontrolada o no tienen una orientación definida son algunos de los mitos que el manual Sexualidades diversas quiere desterrar de la sociedad. La publicación, presentada ayer por Feaps Canarias, es pionera en España en ahondar en la diversidad sexual de los discapacitados, una realidad que todavía permanece invisible, según sus autores.

"Es necesario romper barreras. Hay personas que ven la sexualidad como un tema tabú y tienen miedo de decírselo a sus padres. La gente piensa que por tener síndrome de Down no sabemos lo que nos gusta y no es así", dijo ayer con rotundidad Héctor Santana, de 22 años, colaborador del proyecto de Feaps Canarias y que actualmente hace prácticas de recepcionista en un hotel de Gran Canaria.

El joven animó a otras personas en su misma situación a tener confianza en su familia y contarle cómo se sienten y qué sienten por otras personas, aunque sean del mismo sexo. "Tenemos que quitarnos los pañales, somos adultos", añadió, durante la presentación del pionero manual en la Biblioteca Pública del Estado.

Por su parte, la sexóloga Noemí Parra, coautora del proyecto junto a Moisés Oliva, dejó claro, durante su intervención, que "las personas LGTB con discapacidad existen y tenemos que ofrecerles un hueco para acompañarlas en su realidad y que sean felices".

En opinión de los autores, los mitos sobre la sexualidad de las personas con discapacidad intelectual impactan negativamente en su sexualidad. A raíz de ello se silencia la diversidad y se considera peligrosa e innecesaria la educación sexual, de forma que se evita y se reprime, limitando el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos.

De ahí la necesidad e importancia de elaborar un manual como Sexualidades diversas, compuesto por una parte teórica sobre sexualidad y diversidad sexual y una parte práctica para sesiones de trabajo específicas. El contenido del libro se dirige no sólo a los afectados, sino también a los profesionales que trabajan con ellos, como trabajadores sociales o sexólogos, y a los familiares, que muchas veces no saben cómo lidiar con este tema.

Los autores de Sexualidades diversas explicaron, en la presentación ayer del manual, que lamentablemente existen pocas actividades dirigidas a personas con discapacidad intelectual en esta materia, pero que han ido recopilando algunas desarrolladas a nivel nacional e internacional. "Para trabajar la sexualidad con personas con discapacidad intelectual se suelen utilizar actividades infantiles y eso es un error porque son personas adultas", criticó Parra.

La finalidad de este manual es dar visibilidad a esa "realidad invisible" y acabar con los prejuicios, miedos, dudas y conocimientos de la sociedad sobre este tema. Para la elaboración de esta publicación se ha trabajado durante varios meses con personas con discapacidad intelectual, un trabajo en el que han colaborado activamente Héctor Santana y su familia.

"La experiencia fue muy importante para mí, por fin me sentí seguro, compartí mi experiencia con otras personas que sentían lo mismo que yo. Para mí fue algo que me cambió la vida", comentó este joven con síndrome de Down ante el aplauso de los asistentes que abarrotaron el salón de actos de la Biblioteca Pública del Estado. "Creo que abrí un camino para que las personas puedan expresarse abiertamente, personas que no decían lo que les gustaba ni siquiera a sus propios padres", comentó.

Los mitos sobre la sexualidad son numerosos y varios quedan recogidos en el manual. Algu- nos hablan de que no es posible hacer educación sexual con gran parte de las personas con discapacidad, que la intervención sexual solo despierta la sexualidad dormida de estas personas o que éstas no resultan atractivas para otras personas.

También está arraigado en la sociedad que su única satisfacción sexual es satisfacer a otras personas o que la homosexualidad es producto de la falta de oportunidades con personas del otro sexo, algo que echa por tierra Feaps Canarias (Federación Regional Canaria de Organizaciones en Favor de Personas con discapacidad intelectual). "La sexualidad es algo importante para todos y no podemos dar por hecho que para estas personas no lo sea", concluyó Parra.

Compartir el artículo

stats