Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación

Arranca el ensayo de la 'reválida'

La prueba valora la capacidad de los alumnos para aplicar en asuntos cotidianos las habilidades adquiridas - En Canarias el examen se celebra entre ayer y hoy en 82 centros

Una profesora muestra la portada de dos de los cuadernillos utilizados para la evaluación

Una profesora muestra la portada de dos de los cuadernillos utilizados para la evaluación ANDRES CRUZ

Cómo manejar una cámara de fotos con unas breves instrucciones o cuál es el billete adecuado para pagar una estantería de un precio determinado son algunas de las cuestiones a las que se enfrentaron ayer los alumnos de 3º de Primaria de Canarias. La primera evaluación de la Lomce se celebra entre ayer y hoy en los 82 centros de la comunidad que han accedido de manera voluntaria.

Se trata de una prueba piloto ante la que los colegios previamente seleccionados decidieron libremente si hacerla o no, así como los propios alumnos, de entre 8 y 9 años de edad. De hecho, los resultados de esta evaluación no se tendrán en cuenta en los expedientes académicos de los estudiantes y serán valorados globalmente por cada centro.

En total, está previsto que 2.984 alumnos de 82 centros canarios se examinen entre estos dos días de esta especie de reválida que para el próximo curso será previsiblemente de carácter obligatorio. En concreto, las pruebas se llevan a cabo en 71 centros públicos y 11 de carácter privado o concertado.

En Gran Canaria son 32 los colegios que han accedido a realizarla; mientras que en Tenerife son 35; en Fuerteventura cinco; en Lanzarote cinco; en La Palma tres; uno en La Gomera; y uno en El Hierro, según datos ofrecidos por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.

Los tests, que duran toda la jornada educativa de ambos días, se dividen varios cuadernillos individuales. En ellos se valorará el grado de dominio de las destrezas del alumnado en expresión y comprensión oral y escrita, así como en cálculo y resolución de problemas.

Al ser un examen que no puntúa, los alumnos se han enfrentado a él con relativa calma, según comentaban algunos profesores. "Se les ha explicado que no va tener un carácter de nota, que no se considera como prueba de valoración académica, sino que es una prueba sin más", subrayó ayer Inmaculada Hernández, jefa de estudios del CEIP Iberia.

Este es el único centro de la parte baja de la capital grancanaria que, tras ser seleccionado, aceptó someter a sus alumnos a esta particular reválida. Ayer por la mañana medio centenar de alumnos de 3º de Primaria respondía en este centro a todas las cuestiones de los cuadernillos desde las 9.30 a la 13.00 horas, con sus correspondientes descansos.

El examen es el mismo para toda Canarias, siguiendo pautas específicas del Ministerio de Educación del Gobierno de España. "Es una prueba que está diseñada para evaluar el nivel de dominio que los alumnos han alcanzado en dos competencias, matemática y comunicativa, tanto expresión y comprensión, oral y escrita", dijo ayer José Moya, director general de Formación Profesional y Educación de Adultos, y experto en evaluaciones externas de la Consejería de Educación.

Moya explicó que la prueba se ha elaborado conjuntamente con los centros educativos y con los profesores que en estos momentos están dando clase en 3º de Primaria. "No la hemos elaborado al margen de las personas que están trabajando en los centros educativos. Le pedimos que nos hicieran sus propuestas una vez que establecimos los criterios generales", subrayó. Unos criterios que son comunes a la mayoría de las comunidades autónomas.

De todas las propuestas recibidas, Educación eligió las que consideró entonces más adecuadas para evaluar a los pequeños. Entre estas cuestiones se encuentran situaciones diarias: el orden para recoger un pedido en una caja de un gran establecimiento comercial según el número de ticket; la cantidad de cromos que hay en total en varios sobres que acaban de comprar; o la elaboración de la lista de la compra.

El presente curso entró en vigor la ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (Lomce) en 1º, 3º y 5º de Primaria, mientras que 2º, 4º y 6º de Primaria entrarán el próximo curso, al igual que 1º y 3º de la ESO, mientras que 2º y 4º se implantarán en 2016- 2017. Por su parte, en 1º de Bachillerato entrará la modificación el próximo curso, y en 2º en 2016-2017.

La nueva ley establece varias pruebas de evaluación: en 3º y 6º de Primaria, en 4º de la ESO y en 2º Bachillerato. Este año en Canarias sólo correspondía hacer la prueba a 3º de Primaria como prueba piloto con una serie de condiciones, como que los centros y los alumnos lo hicieran de forma voluntaria.

Compartir el artículo

stats