Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cercar a la leucemia célula a célula

La citometría se utiliza para el diagnóstico y seguimiento de distintas enfermedades tal y como se expone en el XIV Congreso de la Sociedad Ibérica

Cercar a la leucemia célula a célula

Cercar a la leucemia célula a célula

La citometría de flujo se utiliza actualmente para el diagnóstico y seguimiento de enfermedades como la leucemia. Esta técnica, basada en el análisis celular, resulta especialmente beneficiosa en pacientes que han sido sometidos a tratamientos de quimioterapia, ya que permite detectar una célula cancerosa entre 100.000 y, por tanto, actuar rápidamente ante una posible reproducción del cáncer.

Para hablar sobre los descubrimientos y avances en este campo se celebra, entre ayer y hoy, el XIV Congreso de la Sociedad Ibérica de Citometría, en el Auditorio Alfredo Kraus. Este método, que se aplica en los principales hospitales canarios, permite el análisis simultáneo de un gran número de células para llevar a cabo el diagnóstico y seguimiento de enfermedades, como la leucemia o el sida.

"La citometría de flujo en el diagnóstico de hematología es fundamental. Actualmente es imposible para un hospital de tercer nivel funcionar sin esta técnica que se utiliza en cualquier patología hematológica, principalmente en leucemias, pero también en linfomas y en tumores sólidos", explicó ayer Teresa Molero, jefa del Servicio de Hematología del Hospital Doctor Negrín.

Una vez diagnosticado el cáncer, el análisis de la citometría sirve para saber si el tratamiento ha tenido éxito o no, para seguir lo que se denomina enfermedad residual. Permite a los especialistas encontrar esa pequeña proporción de células que luego puede ser responsable de la recaída de la enfermedad.

Al ser un método tan sensible, se puede detectar si la enfermedad residual es negativa, por lo que el paciente ya no necesitaría más quimioterapia. O al contrario, detectar si el paciente todavía sigue teniendo una enfermedad mínima, por lo que habría que continuar con el tratamiento o redirigirlo con mayor precisión.

Por ejemplo, el diagnóstico revela que hay un 80% de células malignas en el organismo y durante el tratamiento se comprueba si éstas van disminuyendo o no. Si no desaparecen del todo, sirve para que el especialista decida, por ejemplo, cambiar de tratamiento porque considera que no está respondiendo bien.

Cada paciente se monitoriza individualmente. Hoy por hoy la citometría se realiza a todos los enfermos con cáncer hematológico, aunque ahora está entrando en el tumor sólido, que es más complicado porque las células no están separadas. De hecho, el Congreso de la Sociedad Ibérica de Citometría acoge un simposio sobre esta especificidad.

"La citometría nos permite analizar millones de células en unos minutos. Podemos tomar una muestra de sangre y estudiar proporciones de células muy minoritarias que pueden ser malignas y que pueden representar menos del 0,01 % y que prácticamente serían invisibles si no tuviésemos esta capacidad de analizar millones y millones de células en muy poco tiempo", señaló Jordi Petriz, presidente de la Sociedad Ibérica de Citometría.

Petriz explicó que la técnica se utiliza en inmunología, no sólo para cánceres sino para el estudio de enfermedades autoinmunes. Pero también en ecología marina para estudiar la calidad de los ecosistemas y para el análisis de plantas, para conocer qué semillas son mejores.

"La citometría de flujo se utiliza en el diagnóstico de las leucemias, por ejemplo, entre muchas otras disciplinas. Se utiliza en el día a día de los hospitales", subrayó Petriz que apostó por tener centralizado este método en los principales centros. El presidente de la Sociedad Ibérica de Citometría recordó que este método nació hace unos 30 años en España y destacó que Canarias se encuentra en "un nivel excelente".

La Sociedad Ibérica de Citrometría, que incluye a los profesionales españoles y portugueses, tiene como objetivo desrrollar estudios e investigaciones sobre citometría y divulgar los descubrimientos y avances científicos.

Compartir el artículo

stats