Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias retira a los 9.000 beneficiarios 'falsos' del censo de la dependencia

"Estas personas están siendo atendidas por ayuntamientos o cabildos a través de servicios sociales básicos, pero no forman parte del sistema", señala Alicia Álvarez

Patricia Hernández (d.), durante la toma de posesión de la viceconsejera de Políticas Sociales y Vivienda, Isabel Mena (2d).

Patricia Hernández (d.), durante la toma de posesión de la viceconsejera de Políticas Sociales y Vivienda, Isabel Mena (2d). EFE

Canarias retirará a los isleños que figuraban como beneficiarios en el Sistema Estatal para la Autonomía y Atención a la Dependencia y que no son tales. "Hemos hablado con el Imserso y la decisión que hemos tomado es la de retirar de la estadística a las personas que no cumplen el requisito para ingresar en esa lista, que es el de ser beneficiarios del sistema", aseguró ayer la directora general de Dependencia y Discapacidad del Gobierno de Canarias, Alicia Álvarez. Según dijo, los 9.000 expedientes que se incluyeron "de más" en la estadística son en realidad "personas que están siendo atendidas por ayuntamientos o cabildos, pero no dentro del Sistema de la Dependencia, sino a través de los servicios sociales más básicos. Estas personas no deben tratarse como beneficiarios del Sistema de Dependencia hasta que lo estén; de momento son únicamente solicitantes".

De estos 9.000, algunos ya han sido incluidos en el Sistema de la Dependencia desde diciembre, "porque al fin y al cabo el sistema sigue caminando", señala Álvarez. Una vez y se retiren de la lista, se pasará de 22.433 a unos 12.000 beneficiarios aproximados. "Seguramente, en la estadística de septiembre ya no aparecerán", afirma la directora. A estas cifras, y según datos oficiales a 30 de junio, la administración autónoma tiene pendiente de validar como beneficiarios de la prestación por dependencia a unos 2.121 expedientes.

La propia Álvarez puntualizó ayer que "esto no significa que estas personas se vayan a quedar sin nada, sino que van a seguir teniendo los servicios básicos que han tenido hasta ahora a través de ayuntamientos o cabildos, y poco a poco esperemos poder incluirlos en el Sistema de la Dependencia". La responsable regional de Dependencia y Discapacidad lamentó que "va a parecer que la gestión de este nuevo equipo no va a lucir después de esto, pero yo creo que sí. No vamos a recuperar estos 9.000 tan rápidamente, pero todo lo que se incorpore a partir de ahora será de verdad".

Cuestionada acerca de la lentitud en la tramitación y aprobación de las ayudas en Islas, la directora argumenta que la falta de recursos económicos y personales lo impide . "No se puede valorar a más personas si no tienes más personal, y no puedes dar más altas al servicio si no tienes dinero con el que hacerlo".

Álvarez opina que la inclusión de estás 9.000 personas "no ha sido algo correcto", puesto que "no están dadas de alta en el sistema. Cuando lo estén, además, nosotros recibiremos también ingresos por parte del Estado. Por eso, el objetivo es conseguir que cada vez más personas formen parte del sistema: sobre todo, para que tengan lo que necesitan, pero también porque el sistema se retroalimenta y tendremos más ingresos por parte del Estado para seguir dando el servicio a las personas que lo necesitan".

Para ello, según la directora, "estamos ideando un plan de choque y un aumento de los presupuestos de Dependencia para tener cada vez a más gente y en mejores condiciones. De lo que yo no soy partidaria es de no ser transparente con la información y de no llamar a las cosas por su nombre".

En cualquier caso, lo que sí comparte con "el anterior equipo" es "que quisieran hacer ver que en Canarias, aunque el Sistema de la Dependencia no se hubiese desarrollado como debe ser, sí que hay otras instituciones que están dando cobertura y servicio a los ciudadanos, y en eso puedo llegar a entenderlos".

Eso sí, Álvarez matiza que "yo nunca hubiese incluido a estas personas de esta forma: yo habría pedido, en todo caso, que se abriese una tabla nueva dentro de las estadísticas en donde figuren aquellas personas que habían solicitado formar parte del sistema de la dependencia pero que recibían alguna otra prestación". "Porque", continúa, "puede ser interesante decir que no se les está dejando sin ningún tipo de ayuda, sino que por otra vía se le está proporcionando un mínimo. Pero nosotros tenemos que conseguir que estén dentro de nuestro sistema para que tengan un máximo".

Compartir el artículo

stats