Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Escuela Luján Pérez refuerza su papel como "fábrica de talentos"

La institución cultural presentó ayer la web de su centenario - La escultura 'El faro de los alisios' se inaugura este sábado en Artenara

Desde la izquierda: Pepe Luján, Orlando Hernández, Juan J. Benítez de Lugo y Roberto García, alcalde de Artenara. J. C. GUERRA

A punto de cumplir los cien años de vida, la Escuela Luján Pérez refuerza su papel como fábrica de talentos. Fiel a sus principios fundacionales, manifestados por Fray Lesco en 1918, Orlando Hernández, director de este espacio, consolida el objetivo de "contribuir a generar artistas plásticos cuya inspiración proviene de la realidad antropológica, arqueológica, etnográ?ca, geológica y paisajística del archipiélago canario".

Hernández recuperó este enunciado en el discurso con el que anoche se inauguró la preapertura del centenario, celebrado en el Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria. Este acto, que se enmarca en las distintas actividades previstas esta semana, supone el pistoletazo de salida del programa que elabora la escuela con motivo del aniversario, y en el que destacó la presentación de la escultura El faro de los alisios. Esta obra ha sido elaborada en el taller de José A. Pérez Galván, a partir de una pieza original donada en su momento a la Escuela por el escultor Emilio Padrón Miranda (1917-1992). Desde el sábado, la escultura adornará El mirador de los poetas, situado en el camino real que se encuentra entre Artenara y Tejeda.

La escuela presentó ayer el logotipo del centenario y una página web, además de un programa que culminará con una gran exposición sobre los cien años de la Escuela, planteada como una aproximación a lo que han sido los últimos cien años del arte en Canarias. No en vano, Orlando Hernández destacó que las principales figuras en la nómina de artistas grancanarios han pasado por este proyecto. "Si existe un arte canario o una escuela canaria de artes plásticas, ésta es la generada, en gran parte, por la Escuela Luján Pérez, desde 1918 a nuestros días", recalcó.

En este proyecto han tenido cabida, según expresó éste, las diversas corrientes o estilos artísticos que en el siglo XX hasta ahora han tenido vigencia: "desde las influencias del expresionismo o el cubismo, pasando por el surrealismo, el realismo mágico y las vanguardias posteriores a la Segunda Guerra Mundial; la abstracción o el pop-art", expuso Orlando Hernández para, a continuación, enumerar: "La sequedad y la aridez, Felo Monzón; la religiosidad, Jesús Arencibia; la luminosidad, Jorge Oramas; el lirismo y la estética, Santiago Santana; la arqueología, Manuel Millares, la antropología, Eduardo Gregorio y Plácido Fleitas; lo onírico de Juan Ismael; la etnografía, Antonio Padrón; los rincones urbanos o el mar como es el caso de Vinicio Marcos".

Orlando Hernández destacó que el valor de este centenario no está en el patrimonio o los edificios sino en las personas. En este sentido señaló que, pese a las dificultades económicas del momento, el proyecto goza de mucha salud vitalidad a través de su apuesta pedagógica. Actualmente pasan por los diez talleres de la Escuela unos 150 artistas. "Estos encuentran aquí esa primera oportunidad que es tan importante en los primeros pasos. La primera es la más valiosa y por eso la gente quiere mucho a la Escuela Luján Pérez", concluyó.

Compartir el artículo

stats