Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

007: licencia para jugar

'GoldenEye', de Nintendo 64, es uno de los mejores 'shooters' de la historia

007: licencia para jugar

007: licencia para jugar

El agente secreto más famoso vuelve hoy al cine con Spectre, la cuarta cinta de James Bond protagonizada por Daniel Craig y la número 24 de todas las que se han realizado hasta ahora del personaje creado por Ian Fleming. Pero 007 no solo ha conquistado el séptimo arte, pues en otros terrenos como el del mundo de los videojuegos también ha sido capaz de triunfar.

Sin lugar a dudas, la joya de la corona es GoldenEye (1997), exclusivo de Nintendo 64. Dos años después del estreno de la película homónima, en la que está basado, llegó este título que está considerado por muchos como uno de los mejores shooters de la historia. En el modo para un solo jugador, nos metemos en la piel de James Bond (Pierce Brosnan) y recorremos, con una vista en primera persona, los escenarios del filme, en los que no nos limitamos a acabar con los enemigos que se crucen por nuestro camino, sino que se trata también, en ocasiones, de salvar civiles, encontrar documentos o destruir aparatos enemigos. El espionaje y la estrategia también cobran importancia, e incluso podemos usar una pistola con silenciador, además de los gadgets típicos de 007. El completo modo multijugador, con pantalla dividida hasta para cuatro jugadores, también merece mención aparte, pues asegura muchísimas horas de diversión.

En el año 2010 se desarrolló un remake para Wii bajo el nombre GoldenEye 007: Reloaded -que en 2011 fue remasterizado para Xbox 360 y PlayStation 3-, aunque en esta ocasión con Daniel Craig en el papel de Bond. Si bien conserva elementos de la obra de Nintendo 64, en esencia es un juego completamente distinto, y es por esto que muchos coinciden en que el GoldenEye original se merecería un remake en toda regla.

Otros videojuegos destacables con el agente secreto como protagonista son Nightfire (2002) y Everything or nothing (2004), ambos con historias originales -no basadas en ningún largometraje- y desarrollados para PlayStation 2, GameCube, Xbox y PC. Los dos son títulos de bastante nivel, entretenidos y en los que se siente el espíritu Bond, cuyo coche se puede conducir en algunos niveles.

De esta misma generación de consolas tampoco se puede olvidar el más que correcto Desde Rusia con amor, disponible para PlayStation 2, Xbox y GameCube y con el mítico Sean Connery interpretando a 007.

En cualquier caso, el personaje de Fleming ha servido de base para muchos otros videojuegos, como El mañana nunca muere (1999), El mundo nunca es suficiente (2000), Quantum of Solace (2008) o 007 Legends (2012), el último desarrollado hasta la fecha, disponible para PlayStation 3, Xbox 360, Wii U y PC. ¿Veremos al señor Bond en la actual generación de consolas? Mientras esperamos podemos pedir un Martini con vodka; mezclado, no agitado. Es lo que él haría.

Compartir el artículo

stats