Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista.

Guglielmo Picchi: "Hay que construir escuelas porque el terrorismo crece con la ignorancia"

"Quienes salen de la guerra representan el 10%, el resto configura una masa de la que no se sabe nada", explica el diputado en el Parlamento italiano por Forza Italia

Guglielmo Picchi: "Hay que construir escuelas porque  el terrorismo crece con la ignorancia"

Guglielmo Picchi: "Hay que construir escuelas porque el terrorismo crece con la ignorancia"

¿Cuál es el motivo de su visita a Canarias?

El motivo de mi visita es estar en contacto con la comunidad italiana que existe en las Islas, tanto los residentes fijos como los que no lo son, para escuchar sus demandas, conocer sus problemas y así poder llevarlos al Parlamento italiano. El objetivo final es buscar una solución a estos problemas.

¿Se ha encontrado con muchos problemas?

Cuanto más italianos llegan más probabilidades existe de que surjan problemas. Por este motivo he venido con la intención de intercambiar alguna palabra con el señor cónsul y tratar de buscar soluciones eficaces y realistas.

¿Alguno específico?

Son muchos, los propios que pueden surgen por vivir en España. Desde problemas de pensiones, de dónde se pagan o no, hasta qué tipo de asistencia sanitaria tienen los italianos residentes y los que llegan de forma eventual.

¿Qué respuestas concretas traerá del Parlamento a las demandas que llevará bajo el brazo?

Aún estoy escuchando. He podido constatar las buenas relaciones que existen entre el consulado con las autoridades locales. Voy a hacer lo posible para que esas relaciones se potencien e intensifiquen por el bien de la comunidad italiana asentada en el Archipiélago y para la los propios canarios. No obstante, las cosas van mejor de lo que me esperaba, así que la valoración de este viaje es que ha sido muy positivo.

¿Es muy amplia la comunidad italiana en Canarias?

En las Islas Canarias hay 26.000 italianos. Estos son datos oficiales. Una buena parte de la comunidad está formada por jubilados, pero también se encuentran jóvenes y profesionales. El problemas es que tenemos esta cifra registrada, pero los que no están controlados no sabemos qué hacen, si tienen dinero o cómo viven. Esto es algo muy importante tanto para Canarias como para Italia por lo que pudiera ocurrir en el Archipiélago, ya que tendría repercusión en la sociedad canaria y entre la propia comunidad italiana. La visita es un modo de ejemplificar también el apoyo del Estado italiano al Consulado dado el enorme flujo de turistas italianos que llegan a Canarias.

¿Qué atractivos ofrecen las Islas para Italia?

El coste de la vida es menor, el sol y el trabajo. En invierno, hace mucho frío en Italia mientras que aquí la temperatura es agradable. Además, la sensación de seguridad que emana en Canarias es muy importante, sobre todo por toda la infraestructura que aporta. Aquí los italianos están en territorio africano pero con seguridad europea.

Para hacer negocio en las Islas esta seguridad de la que habla es vital.

Sin duda. El italiano puede venir aquí porque siendo territorio europeo tiene seguridad y la lengua es muy parecida a la española. En Italia la crisis ha afectado, llegando también al plano laboral, por lo que venir a Canarias es una oportunidad aunque también exista desempleo. Para los pensionistas también es una ventaja visitar o residir en las Islas. La vida en Italia cuesta mucho y aquí no. Además, está el buen clima, que es otro aliciente. Por otra parte, me han comentado que desean que el Estado italiano trate de poner un soporte de apoyo que asesore a la comunidad italiana desde aquí.

¿Qué medidas cree que son las más adecuadas para tomar tras los atentados cometidos por el Estado Islámico en París?

La situación es gravísima. Ante este nuevo tipo de terrorismo Occidente no estaba preparado, ni siquiera la propia gente. Hace falta estudiar un poco para ver cuáles son los cauces a tomar. Es un punto muy delicado y hay que tener en cuenta también la inmigración. Hay que aceptar a la gente que viene sabiendo por qué llega y a dónde va. De lo contrario, sería un desastre. Y sobre todo que se respeten las leyes y se sigan las líneas de integración. El sur de Italia está masificado con la llegada de personas, una realidad que tampoco es ajena en Canarias que sabe mucho de la llegada de inmigrantes.

¿Hasta qué punto ha sido desbordante esta situación?

Los que salen de la guerra son un 10%, pero el resto configura una masa de personas de las que no se sabe nada de ellas: ni por qué viene ni qué planes tienen.

¿Cree qué es una entrada de terroristas yihadistas?

Cuando llega tanta gente, no se sabe quién es él o ella. En medio de la masa puede haber de todo. Por eso hace falta tener un filtro muy, muy, muy serio. Y sobre todo, ya seas musulmán, ortodoxo o de cualquier otra religión, es fundamental que te integres a las costumbres del pueblo al que vas. Así, mientras hablamos de Italia nos referimos a Europa al fin y al cabo. Hace falta que te acojas a la legislación y cultura del país receptor. Pero sobre todo aceptar la ley. Nadie te va a quitar tu religión, pero la ley hay que aceptarla. Hay que respetar las leyes y costumbres de ese país y no hacer como hasta ahora que han hecho lo que han querido. Si una mujer de occidente va a una mezquita no puede ir como viste de forma habitual, sino que tiene que ir tapada. Tiene que respetar las costumbres de religión y de vida.

¿Y de qué forma o con qué métodos propone combatir el terrorismo yihadista?

Hay que construir escuelas y cultura. El terrorismo crece con la ignorancia. También es importante ir a esos países y erradicar y extirpar al que está podrido. Pero insisto, lo importante es construir escuelas y educación. ¿Por qué? Porque la educación destruye al terrorismo. Ahora hay que ir con los aviones. Nosotros llevamos educación, les cubrimos las necesidades básicas y se termina con la podredumbre. De este modo no querrán salir de su país. Por eso hay que crear estructuras en el país. Cuesta menos construir en ese país que aceptarlos en la inmigración. Un inmigrante cuesta de media 40 o 45 euros al día. Una familia completa cuesta menos allá que una persona aquí. No es posible que mil millones de personas salgan de África para venir a Europa. Es insostenible.

¿Cómo definiría la situación actual de Italia?

Italia, gracias a los italianos, a una coyuntura favorable, a la Banca Central Europea y a un coste bajo del petróleo, finalmente está recuperando su economía. Pero la interpretación del político es siempre que es poco mérito del Gobierno y que ha sido posible por la ciudadanía y a la coyuntura internacional. Nos estamos poniendo en pie, pero es un proceso muy largo. Por eso tanto italiano, ya sean pensionistas o jóvenes, emigran a todo el mundo y en este caso concreto, a Canarias.

Berlusconi siempre está rodeado de polémica. ¿Cómo vislumbra su futuro?

Berlusconi es como un gran jugador de fútbol. Todos quieren hacer carrera, jugar los partidos amistosos y marcar gol. Hay elecciones municipales y será un buen termómetro. Ahí veremos cuánto el presidente Berlusconi será capaz de hacer. Pero está claro que el centro derecha existe. Yo he sido elegido por el voto de los italianos en el extranjero ya que pertenezco a la cuota del Parlamento italiano que se llama Europa.

Compartir el artículo

stats