Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hacienda pide cuentas a las Ampas para luchar contra el dinero negro

La asociaciones deben declarar todas las facturas que superen los 3.005 euros - La Federación Galdós asegura que son pocas las que alcanzan la cuota exigida

Hacienda pide cuentas a las Ampas para luchar contra el dinero negro

Hacienda pide cuentas a las Ampas para luchar contra el dinero negro

Las asociaciones de madres y padres de alumnos han tenido este año, por primera vez, que rendir cuentas al fisco, tras entrar en vigor la obligatoriedad de declarar a Hacienda todas las operaciones que realicen con terceros y que superen los 3.005,06 euros. La medida forma parte del plan del Gobierno para estrechar el cerco a la economía sumergida y realizar un control lo más eficaz posible contra el dinero negro.

En Canarias, dicha medida no afecta a muchas asociaciones, dado que la mayoría perciben menos de 3.000 euros, según apuntó la presidenta de la Federación Insular de Ampas Galdós, Alicia Reyes Hernández. "Realmente eso siempre se ha hecho. Hasta ahora presentábamos en el registro de asociaciones una memoria anual que contempla tanto las actividades que se hacen como la cuenta de entradas y salidas, aunque no lo remitíamos a Hacienda. Ahora es al revés, desde hace un curso escolar ya no hay que hacer esa memoria, porque se hace a Hacienda, aunque sólo algunas Ampas, la mayoría no llegan a los 3.000 euros".

Esta iniciativa, acordada por la Agencia Tributaria, no es una acción nueva. Se aprobó a través de un decreto con fecha 25 de octubre del 2013, pero no comenzó a aplicarse hasta el 1 de febrero de este año, en base al ejercicio de 2014; y no sólo afecta a las asociaciones de madres y padres de alumnos, también es extensible a las comunidades de vecinos, organizaciones no gubernamentales... Los representantes de estos colectivos deben presentar entre los meses de febrero y marzo un formulario (modelo 347) en el que se declaren todas las operaciones realizadas con terceras personas a lo largo del año anterior, y cuya cuantía exceda los 3.005,6 euros para el conjunto del año.

Según la información facilitada por Hacienda, el modelo 347 es una declaración anual informativa en la que hay que hacer constar las operaciones con terceros, si se reciben ingresos o se adquieren servicios por parte de una persona física o jurídica por importe anual superior al mencionado anteriormente. Las cuotas de una única persona física o jurídica, en el caso de que supere dicha cantidad, también debe declararse; y las cuotas menores, aunque globalmente superen dicha cantidad, no deben declararse. Si se reciben donaciones de terceros, anualmente se debe hacer la declaración informativa oportuna, aunque las cuotas de los asociados no se consideran donaciones.

Voluntarios

"A nosotros como Federación no nos parece mal que haya un seguimiento de estas características", indicó Reyes, "porque hay un dinero, hay unos monitores, unas empresas, y me parece bien que haya un control por parte de las administraciones públicas, pero no estaría mal que también facilitaran las cosas. Cualquier trámite burocrático que tenga que realizar un Ampa es un incordio, aquí nadie cobra por las gestiones que hace, es un tema de voluntariado, y estas acciones suponen sumar a las Ampas más tareas, sin apoyo alguno por parte de ningún gobierno, ni autonómico ni central", afirmó la presidenta de la Federación Insular de Ampas Galdós.

El objetivo de esta iniciativa, según la información facilitada por la Agencia Tributaria, es poner cerco al dinero negro, contando con la información necesaria para cruzar los datos del prestador del servicio y de la asociación para evitar que exista fraude fiscal en ese ámbito.

En la web de la Agencia Tributaria se explican los detalles del cambio reglamentario. Hacienda subraya que es desde el ejercicio 2014 cuando las asociaciones de madres y padres de alumnos, las comunidades de propietarios, las ONG, aunque no realicen ningún tipo de actividad empresarial o profesional, "deben informar de todas sus operaciones sobre una base de cómputo anual".

En el citado modelo 347 deben indicarse los nombres y apellidos o la razón social, así como el número de identificación fiscal (NIF) de cada una de las personas o entidades incluidas en la declaración, el importe total en euros de las operaciones realizadas durante el ejercicio y las cuantías percibidas en metálico de cada uno de los sujetos. Asimismo, habrá que hacer constar de forma separada del resto de operaciones que, en su caso, realicen las mismas partes.

Para cumplir con la exigencia de presentación del modelo 347, la Agencia Tributaria ofrece varias vías telemáticas (incluyendo, por ejemplo, el SMS). En el caso de que algún colectivo que esté dentro de la obligatoriedad de declarar no lo haga, deberá enfrentarse a sanciones que van desde los 300 euros de importe mínimo, hasta los 20.000 euros.

Alicia Reyes insiste en que ninguna asociación rehuye los trámites necesarios para cumplir con los preceptos de una gestión correcta y transparente, aunque reclama más ayudas por parte de las administraciones públicas. "Las Ampas siempre han cumplido con su responsabilidad, que hasta ahora era entregar esa memoria anual al registro de asociaciones. De momento ningún colectivo ha puesto impedimentos para hacerlo, es algo que hemos asumido, pero lo cierto es que cada vez tenemos que hacer más cosas y nadie nos reconoce esa labor, ni siquiera apoyando económicamente las actividades extraescolares. El hecho de que ahora haya más controles no se recibe con agrado, pero si hay que hacerlo, se hace", concluyó.

Compartir el artículo

stats