Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Médicos y enfermeros trabajamos en conjunto, somos un equipo"

Los enfermeros españoles llevaban años reclamando un respal-do legal para prácticas generalizadas, como el suministro de vacunas, la utilización de pomadas o la regulación de ciertos medicamentos, como sucede en diferentes países de la Unión Europea. Después de varias reuniones parecía que finalmente este colectivo iba a lograr su reivindicación, hasta que salió el borrador del real decreto en el que se echaba por tierra todo lo acordado.

El texto que finalmente fue publicado añade un artículo en el que se prohibe la prescripción y el uso de medicamentos sin que exista la autorización del médico. "Queríamos legalizar nuestras funciones y nos encontramos con que ahora tenemos que pedir autorización para todo", explica Francisco Domínguez, presidente del Sindicato de Enfermería Satse, que defiende que "los médicos y los enfermeros trabajamos en conjunto, somos un equipo".

Este colectivo tenía ideada hasta una receta en la que podían firmar dos profesionales: médico y enfermero. Mientras que el médico prescribía el fármaco, el enfermero lo indicaba y supervisaba al paciente, especialmente, los crónicos, como diabéticos o hipertensos. "Con esta fórmula no hacía falta que el paciente fuera cada día al médico", señala Domínguez que lamenta que sean los usuarios los que sufran las consecuencias.

Actualmente el asunto está en manos de los asesores legales de la organización sindical, encar- gada de desenhebrar un "complicado" real decreto, por lo que no descartan tomar acciones judi-ciales al respecto.

Compartir el artículo

stats