Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos reclaman a Sanidad que aclare las funciones de los enfermeros

Los facultativos quieren evitar "conflictos" en el trabajo diario P Defienden que este colectivo está capacitado para las prácticas que viene realizando

Los médicos reclaman a Sanidad que aclare las funciones de los enfermeros

Los médicos reclaman a Sanidad que aclare las funciones de los enfermeros

Los facultativos canarios reclaman a la Consejería de Sanidad que aclare cuáles serán a partir de ahora las funciones de los enfermeros para evitar "conflictos" entre los profesionales. Según el Sindicato de Médicos de Las Palmas, la entrada en vigor en diciembre del real decreto que limita las prácticas de los enfermeros está produciendo "roces" entre ambos colectivos, especialmente, en los centros de salud.

Estas situaciones se producen por las "numerosas dudas" que surgen tras la lectura de la normativa del Gobierno de España (PP), que establece que es necesaria una autorización por escrito del médico para dispensar medicamentos y material sanitario. Siguiendo al pie de la letra el real decreto, los enfermeros, desde el pasado 24 de diciembre, no pueden continuar realizando prácticas generalizadas como vacunar o poner una pomada. Sin embargo, dichas limitaciones no están desarrolladas por escrito en ningún documento, de ahí que surjan conflictos.

"En Atención Primaria estamos teniendo algunos problemas", reconoció ayer Carmen Nuez, presidenta del Sindicato de Médicos de Las Palmas. "Los médicos de Atención Primaria pensamos que un enfermero está perfectamente capacitado para las funciones que viene realizando, como hacer el seguimiento de una cura y ver qué tratamiento debe llevar en cada momento el paciente", añadió.

Además de las curas, Nuez defendió que estos profesionales están capacitados para llevar a cabo la vacunación de niños y adultos, así como para pautar un analgésico. "No tiene sentido que un medicamento que el paciente puede comprar sin receta en la farmacia no lo pueda pautar un enfermero", subrayó la presidenta del sindicato médico.

Hasta el pasado 24 de diciembre los enfermeros vacunaban a los pacientes o les suministraban pomadas de "forma alegal", como recordó recientemente el presidente del Sindicato de Enfermería Satse, Francisco Domínguez. Unas prácticas que ahora no se podrán realizar sin supervisión médica.

Los enfermeros llevaban años reclamando al Gobierno de España un respaldo legal para las prácticas generalizadas, sin embargo, en el último momento y "a traición", según Satse, cambiaron el texto de la normativa.

Por su parte, la presidenta del Sindicato de Médicos de Las Palmas recordó que los enfermeros también participan en programas pediátricos, con consultas específicas en las que controlan el peso, talla, alimentación y vacunación del menor. "Sinceramente yo creo que deben seguir desempeñando este tipo de funciones", apuntó Nuez. En opinión de la representante de los facultativas, este real decreto "innecesario" y "restrictivo" lo "único" que ha hecho es sembrar la "discordia" entre los profesionales.

Por eso Nuez insistió en la necesidad de que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias (CC- PSOE) publique una instrucción "clara y precisa" que determine los límites de cada categoría. "Si no hay una instrucción clara, se van a crear roces y fricciones que no son deseables en el ámbito laboral", alertó.

Por ejemplo, en algunos centros de salud los enfermeros argumentan que el médico debe poner la orden en el ordenador, mientras que los facultativos consideran que ponerlo por escrito es suficiente. "Esta normativa va a repercutir en el día a día de miles de profesionales, algo que se debería haber tenido en cuenta antes de sacar la ley", concluyó.

Compartir el artículo

stats