Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Víctor Ullate

"Trabajo, trabajo, esa es mi reputación"

"A pesar de mi edad me siento muy satisfecho y mis bailarines me siguen haciendo vibrar, algo muy importante para mí", cuenta el bailarín y coreógrafo

Víctor Ullate.

Víctor Ullate. LP / DLP

¿Cuáles son los principales cambios de aquella versión de El amor brujo

El esquema es el mismo porque es una pieza rotunda y de la que estaba muy satisfecho pero hemos cambiado algunas cosas ya que mi forma de ver también ha evolucionado. Hay novedades en algunas coreografías, especialmente en la parte del más allá, en la que se ha incorporado una nueva escenografía, incluyendo imágenes que se proyectan, y vestuario para dar más protagonismo al fuego presente en toda la trama. Yo creo, sinceramente, que el resultado es espléndido y me enorgullece dejar esta coreografía para la posteridad.

Esta historia de misticismo gitano sigue emocionando por muchos años que pasen.

Es una historia muy nuestra, muy flamenca, y se acerca al amor de una forma muy esencial. Cuenta la historia de Candela, una muchacha gitana cuyo amor por Carmelo se ve atormentado por el espectro de su antiguo amante. La música maravillosa de Falla contribuye también mucho a esa emoción con temas tan impresionantes como la Canción del amor dolido, el Romance del pescador o la Canción del fuego fatuo. Consigue poner los pelos de punta.

Han incluido además otras canciones populares escritas por Manuel de Falla e incluso otras ajenas al autor. ¿Cómo se complementan?

El amor brujo dura muy poco tiempo por lo que nos planteamos el incluir otras músicas. Así, además de las bellas canciones de Falla Nana, Polo y Asturiana y una variación de Paco de Lucía, nos atrevimos a romper con la inclusión del grupo sueco In Slaughter Natives, un conjunto de música gótica que conocí y me fascinó, que es totalmente diferente a los temas de Falla pero que resulta excepcional por esa ruptura.

Marlén Fuerte y su hijo, Josué Ullate, encarnan los papeles principales, Candela y Carmelo. ¿Qué pide a estos bailarines?

Una gran técnica y mucha personalidad, algo que, en realidad, pedimos a todos: que sean verdaderos artistas. Marlén, nuestra primera bailarina, es perfecta para Candela porque tiene una gran capacidad de interpretación además de una mezcla de sensibilidad y fuerza. Y Josué es un fuera de serie; cuando salga de España tendrá las puertas abiertas en cualquier compañía. Estoy muy orgulloso de mi compañía. Aunque tenemos el precioso apoyo de la Comunidad de Madrid, para mantenernos hemos tenido que ofrecer actuaciones por el mundo y sin una enorme calidad esto no marcharía.

Y usted, ¿cómo se siente en este momento de su vida?

A pesar de mi edad me siento muy satisfecho y mis bailarines me siguen haciendo vibrar, algo muy importante para mí. Eduardo Lao es el que se encuentra en el día a día de las clases y los ensayos; yo doy un toque aquí y otro allá, pero mi papel ahora es diferente. Me siento contento de haber mantenido tantos años a la compañía porque nada me ha llovido del cielo ni me han dado nada gratuitamente: toda mi reputación la he logrado a base de trabajo, trabajo y trabajo.

Compartir el artículo

stats