Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 'screening' de cáncer de colon se extiende a Tamaraceite y San Bartolomé de Tirajana

El plan de detección llega a 106.000 vecinos de 50 a 69 años del norte y sureste grancanario

Patricia Henríquez, de pie a la derecha, y en primera fila, por la izquierda, Teresa Barata y Beatriz Pinar, ayer en el Club.

Patricia Henríquez, de pie a la derecha, y en primera fila, por la izquierda, Teresa Barata y Beatriz Pinar, ayer en el Club. A. CRUZ

El cáncer de colon no presenta síntomas hasta que se encuentra en un estado muy avanzado, por lo que es esencial el diagnóstico precoz. Para detectarlo a tiempo, Canarias lleva a cabo un programa de cribado poblacional dirigido a hombres y mujeres de entre 50 y 69 años de edad. Actualmente, el programa tiene una cobertura del 22% y el objetivo es ir ampliándolo paulatinamente para llegar a todo este segmento de población en el año 2024.

Para conseguir la cobertura del cien por cien en los próximos ocho años es fundamental no sólo aumentar los usuarios adheridos al programa, sino incrementar también el número de colonoscopias que se realizan a nivel hospitalario. Así lo expuso ayer Teresa Barata, coordinadora del programa en la provincia de Las Palmas, que participó junto a Patricia Henríquez , en una nueva sesión de las jornadas Canarias contra el cáncer, en el Club LA PROVINCIA.

Barata recordó que la prueba es sencilla y consta de un test de sangre oculta en heces (que no es visible a simple vista) que se recoge y se entrega en el centro de salud. En el caso que se detecte sangrado, se realiza una prueba de confirmación (colonoscopia). "El desarrollo de un cáncer de colon suele comenzar con un pólipo pequeño que va creciendo con el paso de los años. Algunos de esos pólipos pueden acabar en cáncer. Este desarrollo puede durar una media de 10 años, así que si lo diagnosticas tempranamente, evitas que desarrolle el cáncer. En eso se basa el programa", indicó Barata. La población diana a la que va dirigido el programa en la comunidad es, a fecha de diciembre de 2015, de 479.878 personas. Actualmente se está invitando por carta a 106.156 isleños, por lo que la cobertura es de un 22%.

Los centros de salud donde ya está implantado el programa en el área sur de Gran Canaria son Jinámar, Las Remudas, El Calero, San Gregorio, San Juan, Valsequillo, Ingenio, El Carrizal, Agüimes y Santa Lucía de Tirajana. Todos están en tercera ronda, por lo que la población de estas zonas ya ha sido invitada en tres ocasiones a participar durante los seis años que lleva implantado.

En mayo de 2014 comenzó a implantarse en el área del Hospital Doctor Negrín. Hasta el momento se ha invitado a los centros de salud de Arucas, Firgas, Moya, Guía, Gáldar y Agaete. En estos centros se está terminando la primera ronda y en mayo comenzará la segunda. Asimismo, está previsto incorporar un centro de Tamaraceite y otro de San Bartolomé de Tirajana.

En cuanto a la participación, ésta ha ido en aumento progresivamente y actualmente está entorno al 50% de la población invitada. La previsión es continuar las rondas en los centros ya adheridos e ir incorporando otros nuevos, en la medida que los recursos se vayan adecuando e incrementando.

De los pacientes que realizan el test, un 6% obtiene un resultado positivo, siendo más positivo en los varones, al ser un cáncer más frecuente en este género. Tras la realización de la colonoscopia, el 40% de esos positivos tiene adenomas (tumores benignos) de alto riesgo, el 25% tiene adenomas de bajo riesgo y un 10% cáncer. Además, Barata especificó que, gracias al programa de screening, se detectaron 234 cánceres de colon en el período 2010- 2013. De estos cánceres, el 46% estaban en estado inicial, y el 32% eran carcinomas in situ que no necesitaron de cirugía.

Para evitar el desarrollo de cáncer de colon, así como de otros tipos de tumores es aconsejable seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico diario. La médico Patricia Henríquez hizo hincapié en estos aspectos durante su intervención ayer en las jornadas.

La mejor dieta, según Henríquez, es la mediterránea que se caracteriza por incluir alimentos frescos, de temporada, con más pescado y menos carne roja, cereales integrales, frutas y lácteos. "Es importante hacer hincapié en el ejercicio físico, no sólo para evitar el cáncer, sino para otras muchas enfermedades", matizó Henríquez, profesora de Medicina Preventiva en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Henríquez explicó que con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre reducir el consumo de carne roja, los pacientes los primeros días disminuyeron su ingesta, pero con el paso del tiempo vuelven a las mismas costumbres. "Los hábitos están establecidos y son muy difíciles de modificar", apuntó.

Asimismo, la médico aclaró que no hay ningún alimento que por sí mismo proteja u ocasione cáncer, sino alimentos que crean una mayor o menor predisposición a desarrollarlos, que depende de otros muchos factores.

Con lo que sí está relacionado el desarrollo del cáncer es con la obesidad, como sucede con el cáncer de mama en mujeres menopáusicas. "La obesidad, que al fin y al cabo es un estado que refleja un tipo de alimentación, una mala dieta, sí se relaciona con muchos tipos de cáncer, mama y colon y de otras localizaciones", señaló Henríquez.

La obesidad suele focalizarse en las personas con un nivel socio- económico bajo porque "comen peor y mantienen unos hábitos de alimentación más insanos", consumiendo productos precocinados de bajo precio. "Es un tema educativo", concluyó.

Compartir el artículo

stats