Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El seguro privado en Canarias alcanza la cifra más alta de la última década

Alrededor de 330.000 isleños cuentan a día de hoy con una póliza de asistencia sanitaria - En los últimos cuatro años 56.000 canarios contrataron el servicio

Una usuaria entra a una empresa aseguradora de la capital

Una usuaria entra a una empresa aseguradora de la capital

Unos 56.000 canarios han contratado un seguro médico privado en los últimos cuatro años. En total, actualmente alrededor de 330.000 isleños cuentan con una póliza de asistencia sanitaria. Esto significa que la cobertura privada en la comunidad canaria alcanza el 15,64 %, la cifra más alta desde el año 2004, según la Memoria Social de Unespa (Asociación Empresarial del Seguro) correspondiente a 2015.

El número de pólizas en el Archipiélago fue aumentando de manera progresiva desde 2004 (11,71% de la población) a 2008 (15,20%), año en que comenzó la crisis económica y se paralizó dicha tendencia. Como consecuencia de la recesión, entre los años 2008 y 2011 (12,96%) el número de seguros privados comenzó a disminuir para a partir de este último año iniciar un nuevo ascenso, superando, incluso, las cifras más altas a las que se había llegado en los ejercicios con mayor implantación: 2007 (14,67%) y 2008.

Los principales argumentos para optar por la asistencia sanitaria privada, en lugar de la pública, son disponer de una mayor flexibilidad en las consultas y evitar las listas de espera. Asimismo, según las aseguradoras, influye el progresivo envejecimiento de la población y el valor que los ciudadanos le dan a la salud.

El último informe de Unespa, que elabora una memoria anual sobre todas las modalidades de seguro desde hace más de una década, sitúa a Canarias en el séptimo lugar de las comunidades españolas con respecto a ciudadanos con seguro médico privado. La lista está encabezada por Madrid (32,90%), Cataluña (28,26%), Baleares (27,96%), País Vasco (21,39%) y Andalucía (16,18%).

En el punto opuesto de la tabla de penetración en la población del seguro de prestaciones sanitarias se encuentran las comunidades de Cantabria (5,81%), Navarra (6,66%), Extremadura (11,07%), Murcia (11,11%), Asturias (12,31%), Castilla La Mancha (12,33%), Galicia (14,44%), Valencia (14,60%), Castilla y León (14,95%) y La Rioja (15,19%), situándose la media nacional en alrededor del 19%.

Unespa explica que la composición del seguro de salud es "bastante compleja", ya que está integrada por varios elementos. En primer lugar, está el seguro de prestación de servicios, mediante el cual se ofrece al asegurado una serie de atenciones de salud con cargo a la póliza.

Este seguro puede ser de asistencia sanitaria o de reembolso de gastos médicos. El primero ofrece un cuadro médico o un conjunto de servicios cerrado, del que normalmente el asegurado hace uso sin más pago que la prima. A su vez esta modalidad puede ser de contratación individual; contratación colectiva fuera de las administraciones públicas (normalmente empresas), de contratación colectiva en el ámbito de las administraciones públicas (mutualidades de funcionarios de la administración central del Estado, de la Administración de Justicia o de las Fuerzas Armadas, también conocidas como Muface, Mugeju e Ifas); prestación de salud servida a través de las concesiones administrativas de infraestructuras públicas; y seguro específico para prestaciones dentales, tanto individual como colectivo.

En cuanto al reembolso de gastos médicos, éste es un seguro en el que ya no se ofrece un cuadro médico cerrado, sino que también se ofrece la elección propia por parte del asegurado del servicio con el abono de una parte de la factura.

En Canarias es más frecuente el seguro de asistencia sanitaria, con un 14,46%, según los últimos datos, frente al seguro de reembolso de gastos que sólo asciende a 1,19% de la población. De hecho esta última modalidad ha disminuido significativamente durante los últimos años, situándose ahora en uno de sus niveles más bajos. En cambio, en otras comunidades como Cataluña o Madrid esta opción goza de una mayor acogida.

Asimismo, existe la modalidad de seguro indemnizatorio de enfermedad que no ofrece servicios de salud, sino que indemniza a las personas por diversas causas relacionadas con la salud que les pueda suponer una detención de sus ingresos, lo que se denomina incapacidad laboral transitoria.

Compartir el artículo

stats