Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud

Los tranquilizantes, bajo control

Un informe sitúa a España a la cabeza del uso inapropiado de Orfidal y Tranquimazin. Los farmacéuticos canarios niegan que en el Archipiélago se haya producido este aumento

Un usuario adquiere una caja de Trankimazin en una farmacia de Obispo Codina.

Un usuario adquiere una caja de Trankimazin en una farmacia de Obispo Codina. QUIQUE CURBELO

Orfidal, Lexatin, Valium o Trankimazin son fármacos comunes que se encuentran con frecuencia en los botiquines de las casas. Se trata de medicamentos que necesitan una prescripción médica y que se utilizan principalmente para tratar alteraciones del sueño o trastornos de ansiedad. Sin embargo, un reciente estudio europeo revela que en España no se hace un correcto uso de opioides, estimulantes y tranquilizantes.

Para llegar a esta conclusión el trabajo se basa en las encuestas realizadas a 22.000 personas, de entre 12 y 49 años, de cinco países europeos diferentes. Una de las conclusiones del informe es que la mayor proporción de abuso de psicofármacos aparece en el territorio nacional. En concreto, un 18% de los encuestados españoles ha tomado este tipo de medicamento sin supervisión médica a lo largo de su vida y un 7% lo ha hecho durante el último año.

Unos datos que no se corresponden con la realidad canaria, según defiende el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas, Juan Ramón Santana. "Desconozco cuándo se hicieron estas encuestas y en qué comunidades autónomas, pero en Canarias no se ha producido este aumento", asegura Santana.

El representante de los boticarios sostiene que tras la aplicación de la receta electrónica en la comunidad canaria, pionera en implantar este sistema, es muy difícil que se produzca un consumo inapropiado de medicamentos, ya que los fármacos están minuciosamente controlados, pautados y dosificados.

De hecho, Santana revela que en el Archipiélago se han vendido alrededor de 780.000 cajas de tranquilizantes en los siete primeros meses del año, una cifra que se mantiene prácticamente igual que en los mismos períodos de ejercicios anteriores e, incluso, se constata una tendencia a la baja entre abril y junio.

Los más vendidos

Los tranquilizantes más vendidos en Canarias son Lexatin, Orfidal y Diazepan que se usan para la ansiedad, pero también para paliar el dolor, ya sea muscular o articular. Suelen ser las personas mayores de 65 años las que más utilizan estos medicamentos, sobre todo, por trastornos del sueño.

"Desde que se ha introducido la receta electrónica en Canarias, la prescripción está bastante controlada, es decir, lo que se prescribe se usa adecuadamente. Otra cosa es que haya algún aumento de patologías que lleven aparejadas este tipo de productos. Pero el uso que se le da es el adecuado. No hay ningún abuso", afirma Santana que recuerda que la receta electrónica empezó a funcionar en las Islas hace unos ocho años.

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas insiste en que con la receta electrónica está controlada "cada pastilla", por lo que es muy difícil que un paciente le dé su medicamento a otra persona, a lo que se le suma el severo control médico que tienen estos medicamentos.

El estudio sobre ingesta de psicofármacos, publicado el pasado viernes en la revista especializada BMC Psychiatry, se ha realizado en Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Suecia y España. En concreto, en el territorio nacional se han entrevistado a unas 5.500 personas para hacer el informe.

Compartir el artículo

stats