Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista (y II)

Milagros Couchoud: "El papa Francisco ha captado el estado de las cosas, falta que le dejen hacer"

"La cooperación al desarrollo se hace yendo al país, no dando dinero al tirano ni al cacique de turno", afirma la directora del Instituto Mediterráneo del Agua

Milagros Couchoud, durante la entrevista, en su domicilio en el municipio grancanario de Valleseco.

Milagros Couchoud, durante la entrevista, en su domicilio en el municipio grancanario de Valleseco. QUIQUE CURBELO

Han saltado ya todas las alarmas con respecto al cambio climático. ¿Es tan grave la situación?

Soy bastante cautelosa. Me parece que los ciclos climáticos en la historia del planeta se han producido al margen de la intervención del hombre. Es importante, pero creo que estamos sobrevalorando esta intervención en el cambio climático. En nuestro planeta han desaparecido muchas especies antes de que llegara el hombre. No sabemos cómo de acelerado fue ese proceso hace millones de años porque no tenemos registro de eso. El tiempo que estuve en meteorología, me dí cuenta de que del planeta Tierra sólo teníamos datos del hemisferio norte. Del sur, hasta que comenzaron los satélites, no había registro para saber quñe ocurría en África o Sudamérica. La Península está basculando, estamos encima de un magma y los continentes están basculando. ¿Y eso depende de lo que el hombre esté emitiendo a la atmósfera? Pero si resulta que estamos estudiando la atmósfera y mandando satélites, y no hemos sido capaces todavía de enviar batiscafos y ver los fondos marinos. No sabemos cómo se están comportando estos fondos. Es mucho más lo que hemos averiguado de la superficie de la tierra hacia arriba, con naves espaciales y satélites, que de los océanos. Desconocemos muchísimo el comportamiento de los océanos. Estamos en un ciclo de cambio climático, pero en casi todos los estudios que se están haciendo sobre este cambio no se está teniendo en cuenta la influencia del sol, de las manchas y emisiones solares. Los ciclos de cambio climático en este planeta han tenido muchísimo que ver con las emisiones solares, con lo que llaman el frío y el calor solar, que ha ido evolucionando. Todo este tema del sol lo estudia un colectivo, y el del cambio climático lo estudian los meteorólogos, sociólogos y climatólogos, que son otro mundo. No cruzan datos, lo que me parece un disparate. Sobre todo para no complicarle tanto la vida a la gente y austarla con estas películas que vemos en las que de pronto se hiela el mundo entero y de pronto se achicharra. Me parece que las cosas van más lentas.

¿Es la emisión de gases de efecto invernadero tan importante?

Más que hablar de cambio climático, yo creo que se está produciendo un cambio global en el estilo de vida de la gente. Y eso influyen en la demanda energética, en la demanda de agua, de calidad de vida. La gente que antes vivía en el interior de los países se quiere ir a la costa, ves que las costas se van volviendo densas porque la gente quiere estar al lado del mar. Hay países como Argelia en los que la gente vive toda a 20 kilómetros de la costa, y luego están los desiertos. Antes la gente vivía por los desiertos, y en España la gente lo hacía en el interior y ahora se despueblan las regiones centrales. Antes la gente consumía mucho menos, ahora estamos acostumbrados a gastar y gastar, a comprar,..., porque hemos montado una sociedad así. Y eso demanda más recursos, modifica esas emisiones. Más que luchar contra el cambio climático me gusta luchar contra la contaminación. Tenemos que intentar que la tecnologías vayan a que emitamos menos, que contaminemoS menos el agua y el suelo, desarrollando filtros y productos que eliminen esa contaminación. Eso es mucho más positivo, pero parece que no importa con tal de que no emitamos gases de efecto invernadero a la atmósfera. Todos los proyectos de investigación son sobre las emisiones, con unas inversiones brutales en el mundo entero. Se gastan millones estudiando si el clima sube o no un grado. En la recuperación de los mares contaminados o los suelos se invierte mucho menos dinero.

Pero la comunidad internacional no se pone de acuerdo ni siquiera para refrendar el protocolo de Kioto.

Es que el propio protocolo de Kioto es como una entelequia, es un engaño. Permite la compraventa de derechos de emisión, que por principio es una monstruosidad. No se puede emitir más de una cantidad equis, entonces un país que quiere contaminar el doble, le compra sus derechos a otro en vías de desarrollo, que no contaminará. No les voy a dejar ni emitir porque les doy un dinero que luego al final ni se sabe donde va a parar.

¿Le parece que la cooperación al desarrollo no se está afrontando de manera correcta?

La forma en que nosotros hacemos la cooperación al desarrollo es lamentable, podemos ir por otro camino. La cooperación al desarrollo sólo se hace yendo al país, no dando dinero al tirano de turno ni al cacique de turno, que es lo que estamos haciendo. Si queremos hacer una planta depura dora, pues pagamos a una empresa española para que vaya allí y la haga. ¿Qué ha pasado con los millones que se han dado a Haití, que han hecho en Haití? Nada. Estamos haciendo una ayuda al desarrollom pagando a los señores quie impiden al desarrollo del pueblo.

Usted tomó parte en la Convención sobre la Encíclica del papa Francisco Laudatio, si, disertando sobre el agua en la ecología integral. ¿Qué impresión se llevó?

Me sorprendió que se eligiera este tema en el encuentro, que fue para mí una experiencia increible. La Laudatio, si, como dice el mismo Francisco, es una carta que ha escrito al mundo, no a los católicos. Los otros papas, como Juan Pablo II, Juan XXIII o Pablo VI, han escrito encíclicas también defendiendo la relacióncon la tierra y el planeta, pero como iban más dirigidas hacia los católicos, el resto del mundo no las captó como ahora. Además, los medios de comunicacon ahora mismo están funcionando de otra manera. Antes no tenían el impacto que tiene Francisco, que es un hombre mediático, que cada vez que habla es espectacular. Ha captado el estado de las cosas. Falta que le dejen hacer todo lo que quiere. Es difícil comparar entre un siglo y otro, yo no sé lo que habría hecho este papa en otra época. Yo tenía mucho miedo de que el entorno suyo fuera muy carca y no le dejara evolucionar. Porque la Iglesia sigue desconectada, ya que vivimos en un mundo absolutamente laico y material. Es uno de los graves problemas. El ser humano antes tenía una componente espiritual importante. Esta reunión me dio mucha esperanza. Estamos viviendo un mundo en el que prima lo caótico, lo negativo, el odio con mayúsculas, la guerra... Me llenó de satisfacción ver a dos millones de jóvenes unidos con esta idea, pensando que verdaderamente el mundo se puede salvar si todos ponemos de nuestra parte e intentamos ayudar cuidando del agua, las plantas, los hombres. Detrás de nosotros vendrán otros que ocuparán este mundo y se lo tienen que encontrar al menos como lo encontramos nosotros, si no mejor.

A menudo se muestra el desarrollo tecnológico y la ecología como como aspectos enfrentados. ¿Está de acuerdo?

En la encíclica el Papa también habla de eso, y yo creo que no es cierto en absoluto. El desarrollo tecnológico es el que nos puede permitir no contaminar, el que puede ayudarnos a recuperar especies, recuperar espacios degradados, agua contaminada. El río Segura era un río muerto, completamente contaminado. En estos momentos se puede beber el agia de todo el río, hay peces, patos, han surgido espacios naturales preciosos. Todo a base de depurar esas aguas. Yo, que soy científica al 100%, sólo puedo pensar que la ciencia y la tecnología ayudan al hombre a conservar la naturaleza. La pueden, efectivamente, destruir, pero son una herramienta que se puede utilizar en positivo. No hay nada bueno o malo en sí mismo, todo depende del uso quetú le des. El Papa habla también de que el consumismo desbordado y loco estamos robando las posibilidades al que no tiene acceso a rodo eso.

Compartir el artículo

stats