El cien por cien de las parejas en Gran Canaria llegan a saber si esperan un bebé con Síndrome de Down durante la gestación. Así lo afirmó la doctora Margarita Medina, responsable de la Unidad de Diagnóstico Prenatal y Terapia Fetal del Complejo Hospitalario Universitario Materno Infantil (CHUIMI), durante el 24 Congreso de la Sociedad Canaria de Ginecología y Obstetricia, donde también apuntó que se ha logrado perfeccionar el sistema de cribado y detección de los problemas cromosómicos hasta tal punto que en Canarias el 97 % de las parejas decide interrumpir su embarazo tras detectar un caso de Trisomía 21.

"Los sistemas de cribado", aseguró, "se han ido especializando y las herramientas para detectar anomalías cromosómicas han permitido localizar también otras patologías. Por ello le damos tanta importancia a la ecografía que realizamos entre las semanas 11 y 14".

La ecografía del primer trimestre puede informar no solo de la sospecha de Trisomía 21, que tiene una incidencia del 1 %, sino de otras cuestiones como "riesgo de parto prematuro o el riesgo de Hipertensión Maligna, entre otras", indicó la doctora Medina. "El objetivo es aportar a la paciente toda la información sobre su embarazo para que ella, en libertad, decida qué hacer". En Gran Canaria se detectaron entre 2014 y 2015 unos 40 fetos con Síndrome de Down.

Por la privada

Margarita Medina también subrayó que "ahora está en auge la realización de un test de sangre para analizar fragmentos de ADN del feto que pasan al torrente sanguíneo de la madre". "Con este análisis", prosiguió, "podemos detectar posibles casos de Síndrome de Down. El resto de las anomalías cromosómicas, incompatibles con la vida del feto, son más fácilmente detectables con la ecografía".

En la actualidad su coste es de 700 euros y solo está disponible en la sanidad privada. "En Canarias uno de nuestros genetistas, el doctor Alfredo Santana, está trabajando en un estudio multinacional para que esta prueba pueda ser incluida en el Sistema Nacional de Salud, abaratando su coste", concluyó