Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tecnología

Si deja Facebook será más feliz

El Instituto danés de la Felicidad concluye que las personas que prescinden de la red social tienen mayor nivel de satisfacción y menos sentimientos negativos

Si deja Facebook será más feliz

Si deja Facebook será más feliz

El Instituto de Investigación de la Felicidad de Dinamarca parece haber dado con la clave para ser feliz. Según un experimento que han realizado, las personas que no utilizan Facebook disfrutan de "un nivel significativamente más alto de satisfacción con la vida". Tras someter a un grupo de daneses a una abstinencia semanal de la red social concluyeron que los que la abandonan se sienten siete puntos más felices que los usuarios habituales.

Los investigadores cogieron a más de mil usuarios de Facebook y les hicieron un cuestionario sobre sus hábitos en la red y sus emociones. El 94% de los participantes entraban en su perfil a diario y el 78% empleaba más de 30 minutos al día en revisarlo y ver otras informaciones. Después, dividieron a los participantes en dos grupos y uno de ellos abandonó la red durante una semana.

Finalizado este tiempo, se le volvieron a realizar las mismas preguntas sobre su satisfacción vital. La media de ambos grupos aumentó, pero en el caso de los que dejaron Facebook el ascenso fue más pronunciado. Mientras el primero solo pasó de 7,67 a 7,75 de media; el segundo elevó su satisfacción del 7,56 al 8,12. Habiendo partido de un nivel inferior, superaron al primer grupo.

Además, los sentimientos positivos del conjunto sin red social se posicionaron por encima de los del otro. El 88% se confesaba feliz, frente al 81%; el 84% decía divertirse, contra el 75% y el 64% se sentía decidido, frente al 56%. Es más, los que habían permanecido en su rutina virtual tenían más sentimientos negativos: un 34% decía estar triste, frente al 22% del otro grupo y un 25% confesó sentirse solo, contra un 16%. La conclusión: el 39% de los usuarios de Facebook eran más propensos a sentirse menos felices que sus amigos.

Como señala el instituto en el informe, "las redes sociales son un gran canal inagotable de noticias" y "seguir constantemente las publicaciones de vidas editadas puede distorsionar nuestra percepción de la realidad". Conchita López, psicóloga y terapeuta familiar explica que "la opinión que tienen los demás sobre nosotros nos importa mucho y hay una presión mediática para obtener 'me gusta'; vivir tan vinculados a las redes sociales hace que vivamos esa presión". De hecho, el estudio revela que cinco de cada diez personas envidian las experiencias que otras personas comparten en sus muros; uno de cada tres, lo felices que parecen sus amigos en sus publicaciones y cuatro de cada diez, su aparente éxito. El instituto considera que "en lugar de enfocarnos en lo que necesitamos, tenemos una desafortunada tendencia a centrarnos en lo que otras personas tienen".

Los resultados también evidencian que aquellos que emplean Facebook están un 55% más predispuestos a sentirse estresados. "Sufres estrés por la inmediatez, nos vemos obligados a dar una respuesta rápida, no sólo en Facebook, también cuando nos escriben en el Whatsapp o en otras herramientas", comenta López.

Además de haber mejorado su satisfacción personal, después de una semana sin Facebook los participantes sintieron que, en general, perdían menos el tiempo y su vida social en el plano físico se incrementó (de un 3,75 a un 3,85), así como su satisfacción con ella (de 3,86 a 4,08). También tenían menos problemas para concentrarse. El incremento fue notable, pues mientras los usuarios se mantuvieron en los mismos niveles, el otro sector declaró que el esfuerzo disminuyó medio punto en una escala sobre cinco.

Compartir el artículo

stats