Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Manuel López Ramírez

"Canarias necesita un museo de arte para divulgar su pintura flamenca"

"La magnitud de esta obra en las Islas es aún muy desconocida y nosotros tenemos que ponerla en su lugar", sentencia el escritor

El escritor Manuel López Ramírez . QUIQUE CURBELO

¿Cómo surgió su interés en difundir el patrimonio de pintura flamenca que hay en Canarias?

Surgió tras conocer a Matías Díaz-Padrón, uno de los mayores especialistas de arte que hay en España, y con el que mantengo una gran amistad. Él me comentó que había una asignatura pendiente en las Islas y era que la gente conociera el patrimonio de pintura flamenca que tenía. Él empezó a mandarme mucha información y decidí que era el momento de divulgar todo eso porque nos lo merecemos como pueblo. Por el momento el único vehículo cultural que he publicado es un libro de un tamaño bolsillo, de no más de 100 páginas, que se lee rápido y está todo novelado. Se llama Un paseo por Arucas ya que me centro en una obra concreta de la iglesia de Arucas y con el que cuento la historia de la ciudad y sus curiosidades. Es de un pintor que se llama Hendryck van Balen, de la estela de Rubens.

¿Cree que conocer la magnitud de esa obra en las Islas es una asignatura pendiente?

Conforme he ido viendo la magnitud de lo que tenemos, he comprobado que hay una gran calidad. El objetivo de esta conferencia es decir lo que tenemos, que se puede poner en una galería. En cuanto al flamenco, la obra más importante es la de Joss van Cleve, que estaba considerado por los biógrafos como el mejor colorista de su generación. Por otro lado, Van Balen era maestro de Van Dyck, y hay cuadros de Pierre Pourbers en La Palma. No conocemos la magnitud y calidad de esos pintores y hay que ponerlos en su lugar. Y una vez hecho eso, nosotros poner nuestro granito de arena. Siguiendo esta estela mi segunda novela sobre este tema será Un paseo por Agaete para mostrar estas obras. Y he llegado a un acuerdo con un hotel de aquí y otro de Agaete para hacer un fin de semana con arte.

¿Pero tiene pensado mostrar una exposición en una galería en la que aparezcan estas obras?

Tenemos siete obras de Hendryck van Balen en la catedral de Arucas, y con Matías Díaz-Padrón estoy a punto de anunciar una exposición internacional sobre este pintor en La Laguna. Traeremos 10 obras de fuera y lo juntaremos con lo que tenemos de él aquí para hacer una exposición. Van Balen es un pintor de una talla tan tremenda que lo siete cuadros son un ejemplo estupendo de su estilo. Pero obtener imágenes de estas obras en internet es casi imposible. Pones su nombre en Google y salen cientos de imágenes de cuadros de todo el mundo, pero ninguno de los de Canarias. Y es una pena, porque los que hay aquí son de mucho nivel. Eso se solucionaría si alguien del Gobierno se preocupara de subirlas también a internet.

¿Qué otras obras flamencas en Canarias le ha llamado la atención particularmente?

Hay un par de tablas de Van der Weiden, cuyo Descendimiento es la joya del Museo del Prado. Hay otros cuadros que se llaman maestros y que llevan nombres como maestro del papagayo, de la muerte de la Virgen o de Santa Catalina, porque la forma de confeccionar la pintura era a través de talleres especializados, uno en flores, otro en ropa, etc. De manera que un cuadro se mandaba a un taller específico y terminaba con otros autores.

¿Por qué cree que en Canarias existe ese número tan alto número de cuadros flamencos?

En el año 1570 hubo una revuelta protestante de los calvinistas en los Países Bajos y se quemó mucho patrimonio, incluido cuadros e iglesias. Pero había que reponer las obras y entre Carlos V y Felipe II compraron mucha pintura. Y vinieron muchas obras por aquí y mucha gente compró. Hay mucha de esta pintura a nivel privado. Y tiene que haber bastante por ahí. Hay amigos que me dicen: "mi padre tiene un cuadro heredado de un tatarabuelo". Pero también el ataque de Van der Does arrasó con muchas de esas obras.

¿Considera que este es el mejor momento para reclamar que se valore este patrimonio?

Cuando yo vi que en el Gobierno estaban las consejerías de Turismo y Cultura juntas me dije: esta es la mía. Yo estuve de vicepresidente de la Federación de Hostelería y Turismo hace dos años, y de presidente en la Federación de Empresarios Turísticos del Sur, y una de las cosas de las que hablábamos continuamente era que había que darle algo más al turista. Pero sigo viendo la misma teoría que no se lleva a la práctica. Canarias necesita un museo de arte para divulgar su patrimonio flamenco. Ten en cuenta que de seis millones de turistas que visitan Madrid al año cuatro van al Prado. El 50% de la gente que va a un sitio de vacaciones acaba yendo a los museos. Nosotros ya tenemos pinturas suficiente para crear uno. Ahora sólo falta conseguir un edificio para adaptarlos y ofrecer otra opción a la gente. Conseguir un local es una asignatura pendiente.

¿Cómo se puede llegar a este objetivo de reunir la obra?

Por un lado, esperemos que el gobierno pueda hablar con la iglesia. Y por el otro, aquí hay buen feeling para hacer una exposición permanente de pintura. Voy a ir a Tenerife a hablar con el obispo. Y estoy preparando algo para infantil y juvenil para que la gente vaya aficionándose a la pintura en general. Se me ocurre un puzle con el que las personas pueden aplicar temas de tecnología. También nos falta un libro que incluya toda esta pintura.

Usted ya tiene publicado una novel titulada El tercer cuadro, sobre Pieter Brueghel el Viejo.

Me salió una novela muy bonita que va en dos siglos: el de los pintores y la investigación actual y llegan a un mismo punto en común. Una carta al cardenal Granvela en una iglesia veneciana desvela la existencia de un cuadro del que no se tenía conocimiento de este pintor. Era mi primera novela y se publicó en la editorial sevillana Círculo Rojo. Pero paré una segunda obra por este proyecto.

¿Cómo ha preparado la conferencia de mañana?

Lo más importante es transmitir lo que tenemos al público y lo que podemos hacer con todo ese material artístico, meterlo en el tema del turismo. Y que en educación y cultura se tenga todo esto un poco en cuenta. Al final, si se implican las administraciones, salen las subvenciones. En esta conferencia quiero que la gente esté en sintonía con dicha obra y que vaya haciendo cosas nuevas. Cuento por qué hay tantos cuadros aquí e iré proyectando pinturas. A medida que avance la conferencia nos vamos parando para hablar del pintor, del cuadro, de curiosidades, para hacerlo un poco ameno.

Compartir el artículo

stats