Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Macías: "Hablan mal de la Sanidad porque el objetivo es privatizarla"

El ex director general de Programas Asistenciales asegura que "Clavijo es el principal culpable de las listas de espera"

Macías: "Hablan mal de la Sanidad porque el objetivo es privatizarla"

Apenas 24 horas después de que Fernando Clavijo, presidente del Gobierno de Canarias, revelara en el Parlamento regional que las listas de espera dejaban enfermos sin contabilizar y que el número de pacientes que aguardan una llamada sanitaria es mayor del previsto, Bernardo Macías -ex director general de Programas Asistenciales con el PSOE en la consejería de Sanidad- pidió el turno de palabra para ofrecer su versión sobre el tema. De entrada, el médico galdense aseguró que el presidente del Archipiélago "está deslegitimado para criticar porque él es el principal culpable" del problema. Y, de paso, lanzó una advertencia: el actual Ejecutivo "utiliza el viejo truco de hablar mal sobre algo para luego inventarse una solución, que en este caso sería privatizar la Sanidad pública".

Macías, que ejerció como director general de Programas Asistenciales hasta hace unas semanas, señaló a Clavijo "como el principal culpable" del elevado número de personas que forman las listas de espera sanitarias "porque lo que hizo fue pensar en el equilibrio presupuestario y no en la salud de los canarios". "Fue el presidente", prosiguió, "quien le negó mayor transparencia al consejero [Jesús Morera], porque si se daban todos los datos -listas de espera quirúrgicas no estructurales y consultadas especializadas- era dejar mal a la consejera anterior [Brígida Mendoza, de Coalición Canaria]".

El ex director general de Programas Asistenciales recordó que fue el PSOE quien empezó a publicar todos los datos sobre las listas de espera -de manera semestral- que se remiten al Ministerio de Sanidad. "Y lo que nos encontramos, en julio de 2015, es que no se estaba transparentando los datos porque no se enviaban los datos de las listas quirúrgicas de los ambulatorios, lo que suponía añadir 5.831 pacientes más".

Macías denunció que "Clavijo planteó una batalla de acoso y derribo" dentro del Ejecutivo porque "piensa que la concertada es la solución". "Y en Sanidad, en un asunto tan complejo", , explica, "cuando se plantea un único tipo de acción para afrontar un problema no se puede solucionar nada". "Por ejemplo", continuó, "cuando Mercedes Roldós era la consejera de Sanidad se primó recortar bastante los fondos y no se logró bajar las listas de espera. Es un fenómeno muy complejo como para buscar una solución tan simple".

Sin demonizar la concertada

El médico, licenciado por la Universidad de La Laguna, señaló que "hay que afrontar el asunto con acciones simultáneas, con medios propios y concertados, porque tampoco se puede demonizar la sanidad privada".

También reparó Macías en la polémica sobre los medicamentos para los enfermos de hepatitis C. Acusó de mentir maliciosamente a Clavijo en el programa El Foco, de la Televisión Canaria, donde el presidente aseguró que era "falso" que planteara al PSOE retirar el tratamiento y detalló que en los presupuestos de Sanidad no se incluyen gastos como los 20.000 trabajadores que no constan en la relación de plantilla o los hospitales del sur y del norte de Tenerife.

Ante la presentación de una auditoría, por parte de Clavijo -al que calificó como "bombero pirómano"-, Macías expresó que "me parece muy razonable dar a conocer la situación de la Sanidad, pero ese sistema de control, con todos los datos a la luz, ya lo creó el PSOE".

Compartir el artículo

stats