Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Carmen Rubio

"El agua de consumo en Canarias es sana y segura a pesar del nivel de flúor"

"No podemos orientar a la población hacia productos ecológicos sin que estén al alcance de la mayoría", concluye la investigadora

La toxicóloga Carmen Rubio. DELIA PADRÓN

¿En qué tipo de cuestiones interviene el comité?

En nuevos alimentos, como pueden ser algas, uso de aditivos, nuevas técnicas de producción, residuos de contaminantes, campañas de inspección que haya que promover o alertas alimentarias, campañas de educación nutricional encaminadas hacia un tema en concreto... Si existe preocupación hacia algún tipo de alimentos se prestará atención para dinamizar y coordinar las acciones.

¿Puede este órgano proponer algún tipo de acción o interviene por petición del Ministerio?

Es bidireccional. Hay un calendario fijado pero en caso de una alerta o de una situación que así lo convenga también habrá reuniones extraordinarias. Es un comité multidisciplinar formado por expertos que trabajan o están relacionados con la seguridad alimentaria y la nutrición, siempre bajo el amparo y las directrices de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, que dicta las políticas en el continente.

¿Sería conveniente crear un órgano similar en Canarias?

Tenemos ya el Instituto de Calidad Agroalimentaria y crear otro órgano no es necesario porque la Consejería de Sanidad asume las instrucciones de Madrid. Repli-car a nivel autonómico todos los órganos nacionales, aparte de que sería carísimo, supondría buscar también expertos locales y lo bueno de este tipo de comités es que tiene expertos de todo el territorio nacional y se ven las perspectivas y problemáticas de regiones que tienen costa o que son más agrícolas.

Además, Canarias no tiene en ese ámbito una circuns- tancia muy diferente del resto del país.

Exactamente, al final todos comemos lo mismo. Hoy en día, en un mundo globalizado, los alimentos que tenemos son iguales. Lo que sí es verdad es que lógicamente se presentarán las características de cada región, pero los expertos estamos por área de conocimiento.

No se trata solo de medicamentos, sino de productos de limpieza o incluso alimentos.

Efectivamente, en alimentación hablamos del consumo moderado y de qué tipos de medidas se deben tomar para prevenir la exposición dietética a contaminantes o a residuos de productos. Hacemos también campañas de educación sobre aditivos alimentarios o interacciones entre medicamentos y alimentos, cuáles hay promocionar para dietas que tratan enfermedades.

¿La sociedad tiene conciencia de los tóxicos que hay en casa?

Tenemos productos y sustancias químicas y estamos en contacto con ellos a diario. La dosis hace el veneno, realmente en toxicología lo importante no es solo conocer la sustancia, sino cuál es el nivel de exposición, porque los efectos dependerán de eso.

¿Preocupa especialmente la alimentación?

Es lo mismo, hay determinados alimentos que sabemos que tienen residuos de sustancias tóxicas pero por eso existen límites máximos que se autorizan y están permitidos. El nivel de contaminación cero es muy difícil de obtener, es decir, hay niveles que autorizamos porque sabemos que consumiendo todos los días esa pequeña cantidad de ese compuesto tóxico la población no va a sufrir daños.

En realidad es una cuestión que está regulada y controlada.

En efecto, lo que sí tenemos claro es cuánto vamos a permitir que un alimento esté contaminado y la segunda fase es orientar al consumidor sobre qué cantidad de ese alimento con esos niveles de contaminación debe de consumir, cuáles son las ingestas recomendadas.

¿Hay algún caso que preocupe especialmente?

Niveles de contaminación elevados no existen porque los controles sobre los alimentos comercializados son muy estrictos. Siempre hay determinados contaminantes que están sujetos a una especial vigilancia como puede ser el mercurio en mariscos, peces y moluscos; en el agua de consumo tradicionalmente en Canarias hemos vigilado los niveles de flúor y ahora mismo hay una especial vigilancia sobre el uso de pesticidas en los productos agrícolas y el auge de los productos ecológicos.

¿Como especialista Toxicología recomienda el consumo de productos ecológicos?

Si fuese posible que toda la población tuviese los medios para acceder a productos ecológicos posiblemente mi respuesta sería que sí. El problema es que no podemos orientar a la población a consumir un producto que aún no está al alcance de la mayoría. Por eso hay que felicitar al Instituto de Calidad Agroalimentaria por una iniciativa de comedores escolares ecológicos y esperamos que tenga un impacto en la salud de los estudiantes.

¿Y para las familias cuál es la acción?

Hay determinadas recomendaciones en el manejo de los alimentos que ayuda a tener una dieta más saludable: el lavado siempre muy bien de frutas y verduras, la no cocción de alimentos a temperaturas muy elevadas ni consumir alimentos de barbacoa con mucha frecuencia o no reutilizar los aceites... Todos esos pequeños hábitos ayudan a reducir la exposición diaria a estos contaminantes.

Es difícil con nuevos métodos de cocina más químicos.

Por eso debemos recuperar la dieta mediterránea y evitar el abuso de productos precocinados que están muy enriquecidos en aditivos alimentarios, edulcorantes y colorantes.

¿Lavar la fruta y verduras teniendo en cuenta el problema del agua en las Islas?

La calidad del agua ha estado cuestionada cuando está en las galerías. El agua de abastecimiento público tiene un poco más de dureza que en otras poblaciones porque tenemos altas concentraciones de calcio, pero es totalmente sana y segura microbiológicamente y físico-químicamente. Ha tenido elevados los niveles de flúor y ha habido restricción de consumo en niños menores de ocho años porque el flúor se fija en los dientes cuando se reponen, pero no porque se fueran a contaminar.

¿Hay control también en la agricultura?

Hay control y hay campañas y lógicamente hay que decirle a la población que todos los alimentos que se consuman deben estar dentro de los canales legales de comercialización. Si un consumidor se arriesga a comprar queso por ejemplo fuera de ese control, asume todos los riesgos. Todos los inviernos hay en España intoxicaciones y muertes por personas que han ido al campo a recolectar setas porque cogen especies tóxicas. En las importaciones el control se hace a través de Sanidad Exterior, pero lo habitual es que los países productores se adapten a nuestras normas porque lo que quieren es vender aquí.

¿Qué es lo que ha ocurrido con el panga?

El panga es una especie que se pesca en un río que tiene un alto contenido contaminante y que por tanto está muy controlado y muy vigilado. En este caso, han saltado índices muy altos de tóxicos en los controles aleatorios que se realizan habitualmente. Lo que ocurre con este producto es que es muy barato, pero si no es recomendable es porque a nivel nutricional es muy pobre, más allá de la contaminación que pueda presentar puntualmente.

Compartir el artículo

stats