Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias, zona bajo máxima vigilancia

El Instituto Geográfico Nacional (IGN), dependiente del Estado, es la institución responsable por decreto de la vigilancia volcánica que se realiza en Canarias. Forma parte del Comité Científico que vela por la seguridad en esta materia en el Archipiélago y es su trabajo, en última y primera instancia, la motivación para que se declare una situación de alerta en las Islas por erupción de un volcán.

Su presencia en Tenerife -la segunda delegación con mayor número de trabajadores de toda España después de Yebes, en Guadalajara- es vital. Se trata de islas volcánicas en las que el Teide requiere de una atención especial por su idiosincrasia. Su comunicación con la sede central, que trabaja durante las 24 horas del día, es continúa para garantizar una correcta vigilancia con la que detectar cualquier anomalía.

El IGN tiene en Tenerife una treintena de estaciones de medición repartidas por diferentes localizaciones de la geografía insular, aunque están valorando la incorporación de nuevas herramientas con las que mejorar todos los resultados que obtienen a diario. El Sistema de Vigilancia Volcánica no es solo sísmico si no paramétrico. Controlan la deformación del terreno con estaciones GPS; la existencia de anomalías magnéticas; la presencia de gases volcánicos con las estaciones geoquímicas; e, incluso, a través de cámaras que vigilan el entorno de su emplazamiento.

En cualquier caso, todo el trabajo de vigilancia que desarrolla el IGN en Canarias y en la isla de Tenerife es por una parte científico pero sobre todo un servicio a la ciudadanía.

Compartir el artículo

stats