Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud

Más de 240 médicos del Archipiélago se marcharon al extranjero el año pasado

De la provincia de Las Palmas emigraron 188 facultativos y de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, 57. De los 3.500 que se fueron de España, 832 acabaron en Reino Unido

Un total de 245 médicos canarios emigraron al extranjero durante el año pasado. En el año 2016, 57 facultativos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife y 188 de Las Palmas se marcharon fuera de España para buscar mejores oportunidades laborales en su profesión. Todos tuvieron que pedir el certificado de idoneidad profesional, un documento obligatorio que deben tramitar ante los colegios profesionales para poder ejercer su profesión en otros países diferentes al que obtuvieron la titulación académica.

En el conjunto del Estado español en el año 2016 fueron 3.500 los médicos que emigraron fuera de España, lo que supone un 20% más con respecto a los datos que se registraron durante 2015. Canarias ocupa de esta forma la quinta comunidad autónoma con mayor éxodo de profesionales sanitarios con titulación superior. La superan Cataluña con 726 facultativos que abandonaron el país; Madrid, con 682 médicos que emigraron; Andalucía, con 401 especialistas; y la Comunidad Valenciana, con un total de 275 profesionales sanitarios. Por detrás de Canarias están Galicia, con 157 médicos que emigraron; Castilla y León, con 156; el País Vasco, con 145; Baleares con 111 facultativos; y Castilla La Mancha con 102. Por debajo del centenar se encuentran el resto de regiones: Murcia (91), Aragón (75), Navarra (62), Asturias (57), Cantabria (48), Extremadura (44) y La Rioja (1).

Según los datos aportados por la organización médica colegial, los principales países de destino de estos profesionales españoles son Reino Unido, hacia donde emigraron un total de 832 especialistas el pasado año, y Francia, que recibió hasta 542 doctores procedentes directamente desde España. El tercer puesto lo ocupa Irlanda con 215 facultativos, y a continuación, se encuentra Alemania con 197.

Pero los médicos que obtienen su titulación -no necesariamente tienen que ser españoles- y ejercen en España no sólo se marchan a países europeos. Algunos de ellos incluso cambian de continente y deciden irse más lejos para ejercer su profesión, independientemente de su edad. El primer destino fuera de Europa es Estados Unidos (89), seguido de los Emiratos Árabes (75), Canadá (61), Brasil (48), Australia (36) y Arabia Saudí (28).

Y aunque podría pensarse que los médicos que migran son los que no tienen trabajo en España, los datos lo desmienten de manera tajante. Sólo el 3% de los médicos que pide el certificado de idoneidad para irse al extranjero se había quedado en paro previamente. El resto está empleado pero busca mejorar sus condiciones laborales en otros países y regiones del mundo.

De esta forma, el 51% de los facultativos que se van procedían del ámbito hospitalario y el 18% de la atención primaria. La mayoría de solicitudes para irse al extranjero son de médicos de familia, seguidos de oftalmólogos, anestesiólogos, cirujanos ortopédicos y traumatólogos y pediatras.

Cuatro de cada 10 facultativos que buscan en el extranjero mejores oportunidades laborales son menores de 35 años, aunque el colectivo más numeroso de los que salen son doctores entre 35 a 50 años.

Por sexos, a nivel estatal, la emigración de los médicos es parcial en ambos géneros. De esta forma, un 48% de los facultativos que emigraron fueron mujeres por lo que el 52% restante son hombres.

Compartir el artículo

stats