Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Letras

"El verdadero cáncer de la democracia son los partidos políticos"

"La identidad es un tema que me interesa y el mejor ejemplo es ver cómo se fundó la Unión Deportiva", apunta el escritor

El escritor Néstor Doreste Padilla, ayer en su domicilio.

El escritor Néstor Doreste Padilla, ayer en su domicilio. QUIQUE CURBELO

¿Cómo surgió la idea de escribir estos 21 relatos autónomos?

Al principio pensaba escribir una novela. Pero me di cuenta de que tenía tendencia a trasladar mi carácter e ideas a los personajes. Y para evitarlo se me ocurrió escribir relatos cortos novelados donde no me involucraba mucho. Y así surgieron estos 21 relatos. No sitúo las acciones en ningún lugar en concreto, porque en ningún capítulo describo los entornos de donde ocurre, sino una serie de personas que tienen un modus vivendi de terminado. Tampoco tengo métodos claros a la hora de escribir. Tengo 77 años y la suerte de que CanariasEbook publique mis libros.

¿Recogen algún tipo de temáticas en especial esas historias?

Hay todo tipo de temáticas. Por ejemplo, en un relato abordo la ventaja que tiene la autorreflexión, un acto que te cambia la vida, y para ello el protagonista hace un recorrido por los últimos momentos de su vida. En otro destaco la importancia de las dotes de observación ya que hay que recordar que las antiguas tribus aprendían observando y no por la palabra. Y es con la historia de un niño pequeño que se queda huérfano y vive con el abuelo sordomudo y minusválido. A pesar de estos inconvenientes, el niño pudo descubrir lo que el abuelo le indicaba con movimientos y empezó a observarlo y progresó tanto en la vida que terminó siendo un personaje de mucho cuidado.

Algunas temáticas del libro no son tan amables.

En una concreta hablo sobre la prostitución. Y empiezo con el caso de una niña que trabajaba con los agricultores y al ser violada tuvo que huir del pueblo. Luego es engañada y cae en ese trabajo, pero prospera y educa a un niño. También abordo cómo serían los sentimientos de un pirómano, o el mundo de los animales y las mascotas, o cuáles serían también los sentimientos ocultos de un sacerdote, aunque en el tema religioso no quise extenderme mucho.

¿En algún momento se abordan temas políticos?

En un capítulo concreto realizo un homenaje a Grecia. Surge a raíz de cuando ganó el partido de Alexis Tsipras, Syriza, porque me pareció un buen ejemplo para romper el sistema capitalista. Es una manera de mostrar que los políticos hacen lo que dice el Banco Central Europeo, y los políticos son tan solo intermediarios. Pienso que el cáncer de la democracia son los partidos políticos que tienen un poder tremendo, y muestro el caso de un chico que estudió una carrera con un éxito tremendo y con los recortes trabajó en una gasolinera. Esto es tan delicado que incluso la circunscripción insular en las Islas es partidocracia. En el parlamento de Canarias que, votes lo que votes, salen 30 de aquí y y otros 30 de allí

Es el tercer libro que publica en esta misma editorial.

Cierto. El primero se titulaba La playa de La Laja, veraneo de antaño, salió en 2014, y abordaba cómo había sido la vida de mi familia en una casa que teníamos en esa playa, desde la época de mis abuelos, y mi padre, hasta que quitaron las casas para construir la autopista. Pasábamos unos veraneos fantásticos, ya que había competiciones, partidos de fútbol, etc., porque además éramos muy amigos de los pescadores. Allí nacieron doce primos y nos divertíamos un montón. El siguiente libro, Recuerdos imborrables, trataba sobre multitud de sucesos en las Islas que iban del tema de las milicias universitarias al colegio Viera, pasando por el fútbol regional, etc. Creo que la afición a escribir ya es algo serio, y vamos a preparar una novela.

El fútbol ha sido un deporte muy importante en su vida.

Mi padre fue fundador de la Unión Deportiva Las Palmas, y yo soy socio desde los años 50, uno de los primeros. Creo que este equipo representa la identidad canaria mejor que cualquier otro de cualquier lugar de España. Y el motivo es muy lógico y es que se fundó de la unión de cinco clubes que competían entre ellos. Mi padre era gerente del Marino y Manuel Rodríguez Monroy decía que como no hiciéramos algo los peninsulares iban a desmantelan nuestro fútbol, y por eso unieron a cinco aficiones rivales en una muestra de amor a la tierra. Los cimientos de este equipo es el cariño y la solidaridad. Por eso, la Unión Deportiva es un símbolo externo de la identidad grancanaria. Es un ejemplo de identidad y el mundo de la identidad me gusta.

¿Y por eso precisamente forma parte de La Orden del Cachorro?

Pues sí. Tú tienes identidad porque va contigo. Pero puede que no tengas consciencia de esa identidad, pero para ello hay que ser consciente de que hay símbolos internos y externos que te hagan amar a tu tierra. Los externos puede ser el Roque Nublo o el cuchillo canario. Pero los internos son la idiosincracia, la raza y la forma de ser. La Orden del Cachorro es una manera de mantenerlos presente ante la injerencia de otras culturas.

Estuvo dos años trabajando en Nigeria. ¿Cómo recuerda esa época?

Era cuando trabajaba para la constructora e inmobiliaria Roca que fue la que transformó Puerto Rico, que era una playa de piedra, hasta que construyeron esa urbanización. Cuando empezó la crisis del petróleo la empresa consiguió obras en Nigeria, que era un país rico, el más rico del África negra, y tenía petróleo. Hicieron obras para celebrar un festival de arte negro con la presencia de Louis Armstrong y le dieron oportunidad a empresas extranjeros de invertir allí. Pero Lagos era una ciudad muy peligrosa. Hubo dos golpes de estado en dos años y un alto nivel de corrupción.

Compartir el artículo

stats