Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación

¿Estudias o amamantas?

Una estudiante defiende el derecho a asistir con su bebé lactante a la clase semanal del ciclo de educación infantil del Pérez Galdós

La dirección del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Pérez Galdós de la capital grancanaria declinó ayer explicar el veto a la asistencia de Aitana Oliva con su bebé de diez meses a la clase obligatoria semanal del ciclo formativo superior a distancia de educación infantil, después de trasladar la cuestión al área competente del Gobierno de Canarias a principios de abril. Tampoco desde la Consejería de Educación y Universidades adelantaron ninguna decisión sobre la solicitud tramitada por la alumna y madre, que teme perder su derecho a presentarse a los exámenes finales al acumular ya más de las dos ausencias permitidas.

Con su hijo en la mochila portabebé, Aitana Oliva acudió durante la tarde de ayer al instituto del paseo Tomás Morales para recibir, por tercer miércoles, la respuesta negativa de sus responsables, aunque recabó las firmas de apoyo de una veintena de las estudiantes del ciclo. "La compañera lleva asistiendo desde noviembre con su bebé a clase y no nos supone ninguna molestia. Como futuros educadores infantiles, tendremos que convivir con bebés y qué mejor oportunidad que poder hacerlo mientras estudiamos. Nunca ha habido quejas por parte de los alumnos ni de los profesores que tengamos constancia", argumenta el documento suscrito por la práctica totalidad de los estudiantes en respaldo de Aitana Oliva, nacida en Madrid durante 1977 pero instalada en Canarias desde mediados de la siguiente década.

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, además de máster en Agroecología, Desarrollo Rural y Agroturismo, decidió aprovechar su situación de desempleo para reorientar su trayectoria profesional, por lo que se matriculó en educación infantil a distancia y se incorporó a las clases del primero de tres cursos el pasado noviembre tras el nacimiento de su hijo en junio. "He ido siempre con el bebé, todos los miércoles, me vienen con el tema a falta de dos meses, de siete clases, si me hubieran advertido desde principio de curso, ya me planteo si estudiar el ciclo o no, pero la directora me dijo que se acababa de enterar e iba a consultar, que es un tema de seguros", explica Aitana Oliva, que incluso presentó un escrito a final de marzo para eximir de cualquier tipo de responsabilidad al IES Pérez Galdós.

La madre no acude con su hijo por necesidad, ya que podría extraerse la leche por medios mecánicos para que su pareja alimentara al bebé durante cuatro horas, sino por principios. "Es una lucha, no a nivel personal, sino del derecho de los bebés y de las madres, estoy harta de renunciar a todo, incluso a trabajos, nos tienen absolutamente excluidas de la sociedad. Con la lactancia a demanda, está conmigo las 24 horas desde que nació, porque mama cuando quiere y es su alimento principal hasta el año, el mejor sitio para un bebé es el regazo de su madre, da igual dónde esté", subraya Aitana Oliva antes de apostar por "un cambio social, llegar a la conciliación de la que tanto se habla, hacer de verdad una política real y aplicable, no solo a los meses de baja laboral". Al menos, ya instaló el debate en la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno canario.

Compartir el artículo

stats