Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

Canarias se esfuerza por reciclar

Los habitantes de las Islas reclasificaron 65.639 toneladas de envases en 2016

Canarias, en materia de reciclaje de envases, sigue a la cola -a nivel nacional- entre las comunidades autónomas que componen el Estado, pero los últimos datos que maneja Ecoembes -entidad sin ánimo de lucro que se dedica a la gestión de este material- reflejan que los habitantes de las Islas se han esforzado durante 2016 pare revertir la situación. Junto con Murcia, el Archipiélago es la región en la que más se incrementó -hasta un 22,1 %- el separado de la basura.

Los números apuntan que en Canarias el margen de mejora en este asunto es considerable. Durante 2016, en las Islas se reciclaron 11,6 kilos por habitante del material destinado al contenedor azul -envases de papel y cartón-, 7,4 puntos porcentuales más que en 2015. Por comunidades autónomas, por debajo de ese límite sólo quedaron registradas otras cinco regiones: Castilla-La Mancha (9,8), Murcia (10,4), Andalucía (11,1), Extremadura (11,4) y la Comunidad Valenciana (11,4). Navarra, con 38,6 kilos por vecino, marca el tope máximo a nivel nacional.

A la hora de separar los envases de plástico, latas y briks -los designados al contenedor amarillo-, en Canarias el registró se situó en 8,7 kilos por persona, un incremento del 6% con respecto al año anterior. Esa mejora, sin embargo, mantiene a los habitantes de las Islas como los ciudadanos de España que menos reciclan en este apartado. Junto al Archipiélago, sólo la Comunidad Valenciana no alcanzó los nueve kilos por vecino durante 2016 (8,8), mientras que Cantabria y Castilla-La Mancha se situaron por debajo de los diez (9,3). Al igual que en el hábito de utilizar el contenedor azul, Navarra es la región que más plástico reclasificó: 20,7 kilos por habitante.

El panorama, hace cinco años, era peor en Canarias. Desde entonces, en el Archipiélago se han duplicado los números a la hora de reclasificar los envases de papel, cartón y plástico.

Tendencia nacional

El esfuerzo por reciclar de los canarios se incluye en una tendencia nacional: en España se reciclaron, durante 2016, 1.251.903 toneladas de envases, un 4% más que el año anterior y acumula 16,5 millones de envases reciclados desde que el sistema integrado de gestión Ecoembes inició su actividad hace 20 años, cuando entró en vigor la Ley de Envases y Residuos en 1997.

Durante el año anterior, cada español depositó 13,2 kilogramos de envases en el contenedor amarillo, 15,5 kilos de papel y cartón, lo que representa un 4% más del primero y un 2,7% más del segundo, lo que equivale a una media de 1.081 envases por habitante en el contenedor amarillo y 628 en el recipiente azul.

En la presentación anual de resultados, el presidente de Ecoembes -el sistema que se encarga de los residuos de los contenedores amarillo y azul-, Ignacio González, destacó -según recogieron las agencias de prensa- que en estos 20 años el modelo se ha adaptado a la sociedad para promover el reciclaje de envases y de hábitos sostenibles y que el crecimiento del 4 por ciento en el último año consolida este modelo de economía circular al que este año se han destinado 437 millones de euros de inversión.

A partir de estas cifras , el consejero delegado de Ecoembes -Óscar Martín- también explicó que los datos del año anterior "permitieron reducir el impacto sobre el medio ambiente", con el ahorro de un millón de toneladas de CO2 a la atmósfera, de siete millones de megavatios y de más de 20 millones de metros cúbicos de agua.

Sin embargo, insistió en que los envases de los contenedores amarillo y azul "tan solo representan el 8%" de los residuos urbanos, por lo que reclamó al resto de flujos económicos de residuos posibles a incorporarse a la gestión, reciclaje y tratamiento porque advirtió de que en caso contrario, España quedará lejos de cumplir el objetivo de reciclar el 50% de sus residuos en 2025.

En concreto, indicó que cada español depositó 13,2 kilogramos de envases en el contenedor amarillo, 15,5 kilos de papel y cartón, lo que representa un 4 % más del primero y un 2,7 % más del segundo. Martín subrayó que esto equivale a una media de 1.081 envases por habitante en el contenedor amarillo y 628 en el azul.

Los números de papel, cartón y plástico se suman a los del vidrio reciclado, apartado en el que los habitantes de Canarias fueron capaces de reclasificar en su contenedor correspondiente -color verde- más de 35.600 toneladas de residuos durante el año 2016, lo que supuso el incremento del 7,3% respecto al año anterior, 2015. Al igual que ocurre con las estadísticas de los contenedores amarillo y azul, en este apartado el Archipiélago se sitúa entre las cuatro comunidades que más crecieron el año pasado, según informó Ecovidrio entidad sin ánimo de lucro encargada del reciclado de vidrio en toda España hace varias semanas.

Las Islas alcanzaron una ratio de reciclado de 16,9 kilogramos por residente, un umbral superior a la media nacional, que está en el 16,2. Por provincias, Las Palmas fue la que más recicló, con una media de 19,1 kilogramos por vecino, por encima de Santa Cruz de Tenerife, con 14,6.

Con el objetivo de facilitar la colaboración ciudadana, se ha incrementado el 2% el parque de contenedores a lo largo de todo el país, hasta alcanzar las 11.387 unidades, con lo que la ratio ya es de un contenedor por cada 185 habitantes. Este dato es muy superior a la media nacional, que es por cada 220 habitantes.

Al igual que sucede con el cartón, el papel o el plástico, el reciclado de vidrio ha permitido minimizar las emisiones de CO2 equivalentes a plantar 24.000 árboles y preservarlos durante 100 años, a evitar la extracción de 42.700 toneladas de materias primas equivalentes a cuatro veces el peso de la torre Eiffel de París y a un ahorro de 79.150 megavatios / hora de energía.

Compartir el artículo

stats