Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

El cambio climático amenaza a los niños

La infancia isleña sufrirá más los efectos del calentamiento que los menores de otras regiones

Un grupo de menores en un curso de surf en la playa de Las Canteras. Se estima que el nivel del mar crecerá unos tres metros en 2040.

Un grupo de menores en un curso de surf en la playa de Las Canteras. Se estima que el nivel del mar crecerá unos tres metros en 2040. LA PROVINCIA/DLP

España se sitúa como uno de los países europeos más afectados por el cambio climático, cuyos efectos transformarán tanto la economía como la fisonomía del país y someterán a la población a olas de calor y frío, temperaturas extremas, falta de agua y mayor contaminación del aire, según el informe presentado a mitad de abril por el Comité Español del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en colaboración con la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes). Y El impacto del cambio climático en la infancia en España advierte de mayores riesgos eCanarias sobre otras autonomías, tanto por su condición insular como por la contaminación de los hogares isleños.

Según las estimaciones contempladas en el informe, la línea de costa puede retroceder en 2040 alrededor de tres metros en el norte del Archipiélago, así como en el litoral del mar Cantábrico y Galicia. En el Mediterráneo, el nivel del mar ha subido entre 2,4 y 8,7 milímetros cada año desde la década de los 90.

"Las altas temperaturas, las olas de calor y frío, y calidad del agua y el aire impactan de forma especial en nuestros niños porque son los más vulnerables a estos efectos", explicó la directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Unicef Comité Español, Maite Pacheco. Y al ritmo de crecimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero, el informe pronostica subidas de temperatura de 5ºC para 2050.

La vulnerabilidad de los niños aumenta a menores edades, por ejemplo, los bebés prematuros pueden sufrir secuelas en su desarrollo neurológico o problemas en su función respiratoria y su crecimiento general. Las temperaturas extremas son también responsables de las hospitalizaciones de niños por debajo de 14 años por causas gastrointestinales, según el documento de Unicef y Ecodes.

Además, los menores sufrirán un aumento de las alergias y las enfermedades respiratorias, ámbito en el que el Archipiélago ya presenta una mayor prevalencia del asma con respecto a la Península. Los efectos se agravan por la presencia de otros elementos perjudiciales para la salud respiratoria de la infancia, como la contaminación urbana.

Precisamente, el informe nombra de nuevo a Canarias al incluir la encuesta de condiciones de vida del Institututo Nacional de Estadística, que sitúa en el 10% la proporción de hogares con niños del país que sufrieron contaminación ambiental durante el periodo 2013-2015. Sin embargo, el porcentaje se dispara al 15% en el Archipiélago, similar índice al registrado en Ceuta, Islas Baleares o Comunidad de Madrid.

No obstante, el estudio conjunto de Unicef y Ecodes también cita a las Islas de manera positiva al explicar el doble vínculo de la alimentación con el calentamiento: la producción ocasiona el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global y el sector primario, sobre todo agricultura y ganaderia, sufre los principales impactos del cambio climático. De ahí la importancia de una alimentación sostenible, donde el Archipiélago destaca junto a Cataluña o Andalucia por la introducción de productos ecológicos en los comedores escolares.

Comedores escolares

"Estos ejemplos tienen en común el diálogo con los productores agrarios locales, con la comunidad educativa en su implantación". Más concretamente, Unicef se refiere al programa impulsado por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria, dependiente del Gobierno autonómico, con la colaboración del Cabildo de Tenerife, entre otras entidades.

Por tanto, no todo resultan noticias negativas para Canarias en el cambio climático, una amenaza creciente y sin precedentes en el planeta que afectará a unos 175 millones de niños al año. "Tenemos una coyuntura de oportunidades. España debe abordar el cumplimiento del Acuerdo de París y promover una nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética", señaló la responsable de Unicef Comité Español antes de recordar que actuar hoy supone garantizar el futuro de la sociedad.

Compartir el artículo

stats