Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alimentación

Canarias, donde más carne procesada y pescado congelado se consumen

La compra de alimentos per cápita en las Islas, según un informe del Estado, está por encima de la media nacional

Canarias, donde más carne procesada y pescado congelado se consumen

Canarias, donde más carne procesada y pescado congelado se consumen

Las carnes procesadas y los pescados congelados reinan en las cestas de la compra de los canarios. Esa es una de las conclusiones que destacan en el Informe del consumo de alimentación en España (Año 2016) que ha hecho público el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. El documento, además, revela que el consumo per cápita en el Archipiélago (706,8 Kg/L) está por encima de la media (662,6), un dato condicionado por el número de turistas que visitaron las Islas el año pasado.

La memoria que ofrece el Estado, más allá de los números, completa una radiografía sobre los hábitos alimentarios de los canarios. Así, entre los aceites utilizados para cocinar, en las cocinas del Archipiélago imperan el de oliva y el de semillas, mientras que las Islas son una de las regiones donde menos aceite de oliva extra se consume.

Junto con el Principado de Asturias y la Región de Murcia, Canarias es, según subraya el propio informe, una de las comunidades autónomas con "un perfil más intensivo" en el consumo de quesos -uno de los productos estrella de la gastronomía de las Islas-.

En el apartado de las carnes, en el Archipiélago reinan las procesadas -entre las que se incluyen el jamón curado y paleta, lomo embuchado normal e ibérico, chorizos, salchichón y salami, fuet y longanizas, jamón cocido, paleta cocida y fiambres-. El consumo de estos productos, a nivel estatal, descendió (-1,7 %) al igual que disminuyó en la misma proporción (-1,7%) debido a la estabilidad del precio medio pagado, que cierra en 9,76 euros el kilo.

Productos frescos

Entre las carnes frescas, en concreto de pollo, ovina/caprina y cerdo, el consumo de los habitantes de Canarias figura entre los datos más bajos de todo el país junto -en las tres categorías- a Madrid, País Vasco, Baleares, Andalucía o Extremadura.

El canal principal para la adquisición de carne por parte de los hogares, según el estudio, es el supermercado y autoservicio con el 44,4 % de los kilos totales, presentando una reducción del 1,1% respecto al año anterior. Son internet y las tiendas de descuento los canales con mayor expansión en el último año (+25,2% y +6,1%, respectivamente), por el contrario ven reducido su volumen de compra tanto hipermercados como la tienda tradicional.

En un territorio rodeado de mar y localizado junto al banco de pesca canario-sahariano, el pescado fresco -merluza, pescadilla fresca, sardina, boquerón, atún y bonito, trucha fresca o lenguado fresco, entre otros- no es uno de los productos que más aparece en la cesta de la compra de los canarios que, en esta categoría, optan por el congelado -merluza/pescadilla congelada, lenguado congelado, bacalao congelado o salmón congelado- y las conservas.

El plátano brilla entre las frutas en el Archipiélago, donde uno de los productos estrella son las papas -tanto frescas como congeladas-. Entre las bebidas, en Canarias imperan el agua envasada sin gas, los zumos y -dentro de las consideradas refrescantes- el té y el café. En la categoría de las alcohólicas, las más reclamadas en el Archipiélago son los vinos con denominación de origen y el ron.

El documento estatal apunta que "el gasto total de los hogares españoles en alimentación ha ascendido a 67.095,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,1 por ciento" y a la hora de explicar los hábitos para dar forma a la cesta de la compra "se constata que la salud, tradición y comodidad son los tres ejes que explican el tipo de platos consumidos en el hogar". "De esta forma", se recalca, "se busca una dieta sana y equilibrada, recurriendo a modos de preparación más saludables y a platos ligeros como ensaladas, sin renunciar al placer y la comodidad, fomentando el consumo de pizzas y sin prescindir de la cocina tradicional".

En relación a los hábitos de compra, el trabajo elaborado por el Ministerio de Agricultura y Pesca considera que la salida de la crisis se percibe en un descenso tanto en el porcentaje de consumidores que elaboran una lista antes de realizar las compras de alimentación como en el porcentaje de consumidores que manifiestan haber modificado su forma de cocina o comprar para aprovechar mejor los productos y contribuir al ahorro.

En el Informe del consumo de alimentación en España 2016, en cuanto a la importancia de las marcas, destaca la fidelidad de los consumidores que, en un 60,3 por ciento de los casos declara comprar siempre las mismas marcas de alimentación.

Asimismo, se mantiene la tendencia del año pasado en los factores que deciden la elección de los establecimientos por parte de los consumidores. De esta forma, la calidad, la proximidad/cercanía y los buenos precios aparte de las ofertas, son los principales condicionantes a la hora de elegir el consumo.

Compartir el artículo

stats