Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciencia

La ULPGC trabaja con el IAC y Harvard para dotar a África de tecnología médica

Ruiz Alzola coordina el proyecto Macbioidi, dotado con 2,3 millones

Juan Ruiz Alzola (3i) y Ron Kikinis (4i) junto a socios del proyecto Macbioidi. LP/DLP

Combinar los avances de tecnología astrofísica con los de tecnología sanitaria, para acercar la innovación médica a países en vías de desarrollo, principalmente a África, es el objetivo del proyecto Macbioidi, que coordina la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria con la colaboración del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y la Universidad de Harvard (EEUU), entre otros socios. Esta iniciativa, financiada por Europa con 2.300.000 euros hasta diciembre de 2019, contempla la creación de productos y servicios de alta ingeniería y la formación, bajo la filosofía del software libre, para que el resultado final sea sostenible e implantable en los países en vías de desarrollo.

Así lo afirmó Juan Ruiz Alzola, coordinador del proyecto Macbioidi y catedrático de Tecnologías de la Imagen en el área Teoría de la Señal y las Comunicaciones de la ULPGC, impulsor de esta iniciativa.

Ruiz Alzola, realizó una estancia de investigación en la Universidad de Harvard entre 1999 y 2004 con el catedrático Ron Kikinis, una de las personas más importantes del mundo en el ámbito de la tecnología médica y computación de imágenes. Igualmente, colaboró con el IAC en 2015, donde comprobó el interés del Astrofísico por la tecnología médica como ámbito de transferencia. "A raíz de mi estancia en el Astrofísico, invitamos a Ron Kikinis a participar en un proyecto que combinara la tecnología astrofísica y la médica, y viajó hasta Canarias en enero de 2016, le gustó mucho lo que estábamos planteando y así surgió el origen de Macbioidi ( Impulsando la cohesión de las RUPs macaronésicas mediante una plataforma TIC común para la investigación biomédica).

El proyecto, que se enmarca dentro de la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3) promueve la actividad científica, formativa y empresarial de alcance global en el ámbito de las TICs médicas, y en él participan más de 31 socios de Canarias, Madeira, Azores, Cabo Verde, Mauritania, Senegal, España peninsular y Estados Unidos. "Queremos desarrollar tecnologías de la información (TIC) orientadas a la formación y al entrenamiento, pero también a la prestación de servicios sanitarios, y siempre pensando en las capacidades y posibilidades de los países en vías de desarrollo, es decir, crear tecnologías abiertas, tanto en software como en hardware".

En este marco se proyecta la creación de sistemas de simulación quirúrgicas para el entrenamiento de médicos, cuyo coste actualmente es alto. "Vamos a crear productos, como atlas anatómicos digitales abiertos para enseñar anatomía o hacer planificación quirúrgica con terminales informáticos normales y corrientes; o a diseñar algunos sistemas de medidas, por ejemplo de termografía, orientados al desarrollo de sistemas de software y hardware abiertos", indicó el investigador principal.

En todos estos productos, el valor principal girará en torno al diseño, "que es lo que vamos a hacer nosotros, y lo vamos a poner a disposición de quien quiera utilizarlo libremente". Ruiz Alzola insistió en que se va a crear un modelo de negocio "exactamente igual que ha pasado con el software libre, y la cuestión es hacer diseños sofisticados y formación, no sólo de médicos también de ingenieros, para que puedan hacer el montaje, utilizando impresión 3D y tecnología que actualmente están disponible y tienen un bajo coste".

Este proyecto plantea, a su vez, la creación de modelos de negocio nuevos, empresas interesadas en crear los nuevos servicios y sistemas, o emprendedores que tengan el entrenamiento y el conocimiento para poderlo hacer.

"Vamos a facilitar que cualquiera pueda utilizar esta tecnología y el modelo de negocio que quiera, de tal manera que habrá empresas, ojalá que muchas sean canarias, interesadas por usar estos diseños para introducir estos productos, no sólo en África sino en cualquier país", apuntó el catedrático de la ULPGC, haciendo hincapié en el objetivo de "neutralizar la brecha tecnológica que separa países en vías de desarrollo de países desarrollados, cambiando el modelo de negocio", concluyó Ruiz Alzola.

Compartir el artículo

stats