Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ortega: "El 70% de las mujeres con problemas de adicciones sufren algún tipo de violencia"

La psicóloga advierte de la necesidad de incluir la perspectiva de género en los tratamientos

Elisabeth Ortega en la ULPGC.

Elisabeth Ortega en la ULPGC. J. C. G.

"La experiencia nos dice que casi es el 100% de los casos, pero los estudios hablan de que un 70% de las mujeres con problemas de adicciones sufren algún tipo de violencia, bien en el entorno familiar, bien violencia de género", afirmó ayer Elisabeth Ortega Suárez, psicóloga del Centro Terapéutico RED en Asturias, durante su intervención en el seminario celebrado ayer en la Facultad de Ciencias de la Educación de la ULPGC sobre los retos actuales en adicciones.

Ortega advirtió de la necesidad de abordar la atención a las mujeres con problemas de adicciones (alcohol, heroína, cocaína , benzodiacepinas) desde la perspectiva de género, para lograr tasas más altas de éxito en el tratamiento. "El principal problema es que hay muy poca adherencia al tratamiento en las mujeres, precisamente porque los centros están hechos para hombres. El perfil de la persona adicta, drogodependiente, a lo largo de muchos años ha estado focalizado hacia los hombres, pero por desgracia las mujeres también se drogan y no estamos preparados, ni a nivel de formación, para trabajar las especificidades de la mujer. Si encima metemos la problemática de violencia, estamos totalmente perdidos".

La especialista señaló que en la actualidad los centros tienden a la atención fragmentada, las adicciones por un lado y la violencia de género por otro. "Entre tanto, la mujer esté perdida en un montón de instituciones, sin recibir la atención adecuada y por normal general se mantienen en la adicción y también en la relación violenta".

Para frenar este problema Elisabeth Ortega insistió en la necesidad de incluir la perspectiva de género en los tratamientos. "Debemos basar nuestra forma de trabajar a las especificidades de los hombres y de las mujeres, en igualdad de condiciones, trabajar desde la equidad, de la igualdad de oportunidades, y flexibilizar los tratamientos a la situación de cada mujer y de cada hombre, sobre todo cuando la mujer a la que todavía se le sigue atribuyendo los hijos, los mayores, la casa, no puede acceder a los tratamientos por esa responsabilidad".

También destacó la necesidad de trabajar en profundidad el tema de la maternidad. "Hay quien vive la maternidad como una carga, y los profesionales tenemos que dejar nuestros prejuicios de lado para atender a la mujer que tenemos delante, que es la máxima prioridad".

Compartir el artículo

stats