La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias presentó este miércoles, en el transcurso de las jornadas Nuestra responsabilidad ante las drogas, el proyecto 100x100 Salud Street Workout sobre la recuperación de espacios comunitarios para la práctica de actividad física como alternativa eficaz al consumo de drogas y alcohol, iniciativa que se llevará a cabo con la colaboración del Cabildo de Tenerife, el Club Deportivo Gravedad Cero Calistenia de Tenerife y del grupo MICalisthenics de Gran Canaria.

Esta iniciativa tiene su base en el fomento de la disciplina deportiva conocida como street workout, que está centrada en el desarrollo de la fuerza del cuerpo a través de rutinas con repeticiones de ejercicios de dificultad progresiva que requieren potencia y control del propio peso corporal, y se practica al aire libre usando el equipamiento público de zonas deportivas ubicadas en la calle, detallaron desde el departamento autonómico.

Cabría destacar de esta disciplina deportiva su gran valor social, caracterizado ya desde sus inicios como estrategia de reinserción social, y en la que destacan valores como el respeto por el entorno, la educación y la identificación con el grupo de iguales, además de ser una actividad saludable y poseer capacidad potencial para hacer que los jóvenes de entornos comunitarios y conflictivos puedan hacer deporte, de forma accesible y gratuita.

El proyecto persigue la recuperación de espacios comunitarios, habitualmente utilizados para consumo de drogas, como son los parques, para que los jóvenes canarios sean capaces de "crear comunidad" en sus barrios. El diseño del proyecto permite elegir previamente barrios, que por su nivel de conflictividad social, precisen de un recurso comunitario gratuito en el que poder utilizar la actividad física como alternativa eficaz al consumo de drogas y alcohol.

El objetivo último es dotar de infraestructuras estables para la práctica deportiva al aire libre, fomentando el ejercicio físico con la monitorización de líderes que puedan orientar a los jóvenes en el desarrollo de esta disciplina, facilitándoles espacios adecuados para que sean posteriormente las propios jóvenes, quienes se comprometan socialmente a cuidar su entorno y a proteger algo que les identifica, para uso y disfrute comunitario.

El ejercicio físico y los valores inherentes a él (superación personal, tolerancia a la frustración, esfuerzo, convivencia o ayuda grupal) se constituyen en una alternativa válida, para que los jóvenes de Canarias sean capaces de "crear comunidad" en los barrios más conflictivos y pueda constituirse como una herramienta que compita con las drogas y el alcohol.

A su vez esos recintos deportivos al aire libre pretenden ser un espacio de integración física y social, por lo que sería deseable y posible que los mismos se equipasen con material específico para personas con diversidad funcional, permitiendo así la práctica deportiva en condiciones de igualdad tanto para personas con movilidad reducida como para aquellas que no presentan dichas características.

Fases de '100x100 Salud, Street Workout'

En una primera fase de formación de monitores se ofrecerá asesoramiento de una manera transversal, es decir, los jóvenes no sólo recibirán entrenamiento en la disciplina street workout, por parte de profesionales de la Federación Nacional de Calistenia, sino que además serán formados complementariamente como agentes de salud en áreas tan fundamentales como la prevención en drogodependencias, igualdad, movilidad reducida o diversidad funcional, violencia de género, diversidad sexual, primeros auxilios psicológicos, hábitos de vida saludable o identidad en redes sociales.

Esta formación técnica será certificada por parte de la Dirección General de Salud Pública y se desarrollará durante el último semestre de 2017. Todo ello pensado para que puedan ser agentes de salud entre sus iguales y potencien el deporte como hábito de vida saludable y alejado del mundo de las drogas.

En una segunda fase de recuperación de espacios comunitarios se llevará esta disciplina deportiva a la calle (principalmente a parques y zonas recreativas), donde se dará a conocer a través de exhibiciones llevadas a cabo por los monitores ya formados. El objetivo es que los jóvenes conozcan otra manera diferente de realizar deporte, que ayude en su desarrollo integral y sirva como herramienta de protección frente al consumo de drogas.

Se contará con un parque de entrenamiento móvil que se utilizará para realizar las exhibiciones en lo municipios de las siete islas para difundir este deporte como herramienta de prevención en coordinación con los cabildos, ayuntamientos y asociaciones de cada zona. A su vez pueden usarse los parques de street workout que ya están montados en la islas y los que se vayan construyendo progresivamente, como fruto del desarrollo conjunto del proyecto con las diferentes administraciones locales.

La promoción de estas actividades puede efectuarse a través de todos los medios digitales de la administración pública y comenzará a implementarse en el segundo semestre del 2017. En el caso de la Dirección General de Salud Pública se efectuará a través del canal de redes Canarias Saludable, dedicado exclusivamente a la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, y de la Guía de ocio saludable, aunque se aprovechará cualquier medio de difusión de las administraciones locales implicadas en el proyecto.

En una tercera fase de de actuación con horarios de entrenamiento concretos se contará con monitoress formados en cada parque de street workout creado y que estos se puedan convertir en referentes de salud de los jóvenes y potenciar así, una red que pueda perdurar en el tiempo. Se trata de aprovechar las sinergias de todas aquellas instituciones locales y asociaciones de cada zona, para promocionar a través de sus recursos comunitarios, los horarios en los que los monitores y monitoras impartirán de forma gratuita clases de esta disciplina. Esta fase se ejecutará a lo largo del año 2018.

El valor esencial de este proyecto es que se trata de una iniciativa desarrollado y dirigido a jóvenes, con asesoramiento y supervisión pública, concluyeron desde Sanidad