Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud

Sanidad se incauta de tintes de tatuajes que no están homologados en España

Una de las marcas prohibidas se comercializa en el país a través de portales como Amazon

Una chica haciéndose un tatuaje en un centro homologado. LP/DLP

A las cuatro de la tarde de ayer, un dispositivo formado por agentes aduaneros, técnicos sanitarios policías locales y guardia civil, registraron el local de tatuajes World Tattoo Zone, situado en Paseo de Chil de Las Palmas de Gran Canaria, con el fin de localizar tinta que supuestamente podría contener elementos perjudiciales para la salud, según indicaron a LA PROVINCIA fuentes cercanas a la investigación. La Dirección de Salud Pública dio la alarma sobre este lote de productos con diferentes marcas, que con anterioridad habían pasado los tramites pertinentes aduaneros. Por el momento se desconoce si realmente el material incautado contiene ingredientes susceptible de ser perjudiciales. Lo que sí es un hecho es que la mercancía está compuesta por diferentes marcas homologadas por numerosos países de la Unión Europa, pero no por España. "La alerta fue dada por Sanidad, pasaron los controles aduaneros y en ningún momento nos notificaron que estábamos cometiendo un delito. Lo fuerte es que durante todo el año han estado aceptando nuestros productos", argumenta Carlos Lodo, el propietario del establecimiento World Tattoo, que el lunes recibió la visita de los diferentes cuerpos de seguridad y cuyas puertas hoy están abiertas al público.

Carlos Lodo asegura que su local, en funcionamiento desde 2013, es el "único" que dispone del registro sanitario en el ámbito de Canarias, de ahí su sorpresa ante el despliegue policial que entró ayer en el comercio, sin antes ser notificado del presunto delito que podría haber cometido por adquirir productos que no están autorizados por el Ministerio de Sanidad. Ante esta circunstancia, el empresario también se muestra indignado ya que las marcas de tinte confiscadas se venden en España a través de portales como Amazon. Una de ellas es Intenze Ink. Además, ésta y otras reseñas "también son aprobadas por Sanidad" para su uso en encuentros de profesionales o ferias del sector, como es Tattoo Convention A Mulafes, asegura.

El sector profesional de tatuadores del País lleva años reclamando que España se actualice y aumente la homologación de tintes, ya que considera que la gama que los profesionales pueden utilizar está muy limitada y es de menor calidad que en el resto de países, como Alemania, Dinamarca, Italia o Reino Unido. Por lo pronto el Ministerio de Sanidad permite el uso de 12 marcas de tintes comercializadas por ocho empresas. Pero según Ruth Torres, del centro Renato Tatuajes situado en la capital de Las Palmas, hay dos. "En España solo hay una marca homologada para la tinta negra, que es Pantera, y otra para los pigmentos de colores básicos, Skin Colors, que nos obliga a realizar mezclas con pocas tonalidades. Tiene que haber un control, pero no puede haber una barrera que nos impida la expansión de nuestra actividad", dice con rotundidad Ruth Torres. Para ella se trata de "un monopolio y no entendemos que los controles de Sanidad, que deben existir, se limiten a una marca, no a los componentes, ya que la tinta negra homologada tiene los mismos ingredientes que la de otras marcas".

En cuanto a las medidas que adopta el establecimiento para garantizar la seguridad sanitaria, consisten en disponer de equipos totalmente esterilizados y material desechable de un solo uso. Si el cliente sigue las recomendaciones sobre limpieza y cuidado no debería sufrir consecuencias. El problema es cuando se utilizan tintes contaminados.

Esto es lo que se encuentra la mayoría de las veces la dermatóloga Carolina Medina en la clínica en la que trabaja, Innova Medical. "Nos han llegado problemas de infección por el tinte que se utiliza, por lo que deberían regirse a los que están autorizadas aquí, porque aunque existan estudios en otros países puede que a la larga den problemas de salud". La mayoría de estos se traducen en infecciones producidas por una bacteria atípica que no responde a los antibióticos habituales y que "persiste en el organismo un largo tiempo", explica la especialista.

El hecho es que hasta el momento no existe una legislación específica de la Unión Europea sobre los procesos que se deben llevar a cabo en la técnica del tatuaje, ni sobre los productos que deben utilizarse en estampados en piel de larga duración. De ahí que a principios de este año, el Servicio de Ciencia y Conocimientos de la Unión Europea publicase el informe titulado Seguridad de los tatuajes y maquillajes permanentes, que se elaboró con el fin de proporcionar "las pruebas científicas necesarias para decidir si son necesarias medidas para garantizar la seguridad de las tintas y procesos del tatuaje (PMU)". De hecho, aparte de los requisitos generales de seguridad establecidos por la Directiva sobre seguridad general de los productos, actualmente no existe una legislación específica de la UE.

En realidad cada país comunitario tiene la potestad de homologar el uso de esos productos en su territorio en función de test cancerígenos y otros determinantes. El mismo documento advierte que en Europa se fabrican tintas Tattoo que contienen más de cien colorantes y cien aditivos, cuyos "pigmentos no se producen específicamente para aplicaciones de tatuaje y generalmente muestran una baja pureza". A esto se une que la mayoría de ellos no está autorizado para el uso en productos cosméticos y varios no deben estar presentes según la Resolución europea de 2008 sobre los requisitos y criterios para la seguridad de los tatuajes y el maquillaje permanente. "Más del 80% de los colorantes utilizados son orgánicos y más del 60% son azo pigmentos, algunos de los cuales pueden liberar aminas aromáticas carcinógenas", determina las conclusiones europeas .

Compartir el artículo

stats