Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Rozalén

"Tras el segundo disco quería evolucionar sin perder la esencia"

"No me importa contar mis fragilidades y mis alegrías, son cosas que te hacen más humano", reflexiona la cantante

La cantante y compositora Rozalén en una imagen promocional.

La cantante y compositora Rozalén en una imagen promocional. LA PROVINCIA/DLP

¿Viene a Fuerteventura la próxima semana como protagonista del cartel de la primera edición del festival Mar Abierto Fuerteventura, que se celebra en la playa de Gran Tarajal. ¿Qué le parece este proyecto y los artistas con los que compartirá escenario?

Aluciné cuando vi el cartel, sobre todo cuando hay una gran mayoría de mujeres, lo que me alegra mucho. Siempre es al contrario, rodeada de hombres, y parece que somos las raras por ser mujeres. Hay que visibilizar y hay mucho que hacer aún, y está muy bien que haya conciertos en los que se le de la vuelta a la tortilla. Y el compartir escenario con maestras como Chambao y Bebe. A Bebe se lo digo, que hago canciones por su culpa. Cuando empecé a cantar versioneaba canciones de Bebe y Chambao, y verme allí con ellas me ilusiona muchísimo. No hemos ido nunca a Fuerteventura, hemos viajado muchísimo a Canarias. Va a ser muy emocionante, encima vamos después de los conciertos de presentación en Madrid [días 8 y 9 de noviembre, en el Teatro Circo Price] y con la mirada puesta ya en Latinoamérica, y se se va a agradecer esa escapadita a Fuerteventura porque se que va ser uno de los conciertos especiales y que me va a sentar muy bien.

El tercer disco Cuando el río suena (2017) llega dos años después de la publicación de Quién me ha visto (2015). ¿Cómo se ha gestado este trabajo que se presenta como un álbum muy personal, lleno de historias y las vivencias de Rozalén en los últimos tiempos? ¿Tiene la presión de no repetir la fórmula delos anteriores?

Con el segundo disco lo pase peor, porque venía del primero [ Con derecho a, de 2013] que fue una sorpresa, y fue muy bien, después de eso me sentí como más insegura, quería evolucionar y sin perder la esencia, que no fuera una moda pasajera. Pero una vez que el segundo funcionó bien, ahora voy con mucha más seguridad, más rotunda en los mensajes, tengo más claro lo que quiero decir en cuanto mis responsabilidades, soy menos prejuiciosa con la música en las últimas canciones, desde Violeta Parra [ Volver a los diecisiete] que es todo muy orgánico, a tambor y voz, a meterme con drum' n' bass [ Respect, que cierra el nuevo álbum]. Como decía, menos prejuicios, el mensaje de amor y respeto, creo que soy más valiente, y son historias personales y familiares que he vivido. No me importa contar mis fragilidades, mis alegrías, son cosas que te hacen más humano, y con las que la gente se siente idenficada contigo cuando eres sí.

¿Esa apertura, cantar en primera persona, genera una conexión distinta con el público?

Sinceramente, a mi me preocupa mucho lo que pasa a mi alrededor, y como me preocupa me como la cabeza y me salen canciones de todo eso, y entiendo que no puede ser de otra manera.

La gira de promoción de Cuando el río suena llega también en noviembre a Latinoamérica en ciudades como Argentina o Colombia. ¿Cómo funciona Rozalén en el mercado latino?

La gira por ahora va a ser muy intensa y habrá más fechas que irán saliendo, dando vueltas por todos lados. Vamos a Argentina, Colombia, Chile, México y Perú antes de que acabe el año. El próximo también estaremos por Europa, y ojalá que está gira tenga mucha vida. Y en cuanto al público tenemos mucho más de lo que nos une de lo que nos separa. Y encima en Latinoamérica el público es super fiel y pasional, y en cada país la familia es cada vez más grande, y te das cuenta de lo que ha costado llegar hasta aquí, y al final ves que la honestidad y la transparencia es lo que mejor va.

Acostumbrada a los éxitos de ventas desde que presentara su primer trabajo, Cuando el río suena llegó al número uno de ventas en España tras su lanzamiento. Una condición que se repite con otra canción, en este caso Vivir, que interpreta junto a Estopa, y cuyos beneficios se destinan a la Asociación Española Contra el Cáncer.

Esto es algo que no une a todos porque es algo que tenemos muy cerca. Me fui con pacientes que tuvieron o tienen cáncer y es la canción que me han pedido la Asociación para la gala Por ellas. Fue una experiencia brutal. Yo que vengo de la psicología, me dije que tenía que hacer algo que valga de verdad, que a ellas les sirva, y entonces que mejor que coger testimonio de ellas. Fui a terapia con ellas, les pedí que escribieran unas cartas, y te llevas la sorpresa de cómo se afronta todo esto, cómo cambian las prioridades de cada persona. Todo lo que salga de la canción es benéfico, con lo cual es una maravilla.

Compartir el artículo

stats