Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud

El alza del 15% en la vacunación contra la gripe obliga a comprar 25.000 dosis más

"Es la primera vez", destaca el Gobierno canario sobre la adquisición adicional por importe de 95.000 euros

El alza del 15% en la vacunación contra la gripe obliga a comprar 25.000 dosis más

El aumento de la demanda durante la actual campaña de vacunación contra la gripe 2017-2018 obligó al Gobierno autonómico a la adquisición adicional de 25.000 dosis, informó ayer el jefe de sección de Epidemiología y Prevención del Servicio Canario de la Salud (SCS), Amós García, antes de puntualizar que "es la primera vez que hay una compra extra".

En concreto, el profesional de la Dirección General de Salud Pública del SCS cifró la subida de las solicitudes de vacunas por los ciudadanos isleños entre los pasados 23 de octubre y 19 de noviembre en un 15% con respecto al periodo equivalente de la campaña 2016-2017, cuando ya se contabilizó un alza con respecto al programa anterior. Exactamente, los centros de atención primaria administraron 120.167 dosis en el conjunto del Archipiélago, según García, a falta de contabilizar las unidades inyectadas por hospitales, residencias de ancianos y otros centros sociosanitarios durante las cuatro primeras semanas de la campaña antigripal.

Aunque la tendencia alcista se frenó desde el 20% contabilizado durante la primera semana de campaña, la continuidad de un "incremento considerable" de dos dígitos a lo largo de noviembre aconsejó la adquisición de una partida adicional a las 232.000 vacunas iniciales compradas por la administración autonómica. Todavía restaban 120.000 dosis a mediados de mes, por tanto, pero la Consejería de Sanidad consideró que más vale prevenir que curar, ya que aún se aguarda al pico estacional de la patología, para encargar otras 25.000 por alrededor de 95.000 euros hasta situar las extistencias actuales en 137.000 antigripales.

"Estamos felices, pero es un trabajo de años, no surge de manera espontánea", explicó Amós García, también presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), sobre los positivos resultados logrados durante las últimas campañas contra la gripe en Canarias, que atribuyó también a la "colaboración decisiva" de las entidades profesionales y científicas del sector sanitario. Por ello, desde el Servicio de Epidemiología y Prevención no solo se aplaudió sino que se agradeció la iniciativa desarrollada por los colegios de médicos, farmacéuticos y enfermeros de la provincia de Las Palmas para extender la vacunación entre todos los miembros de las tres entidades.

No en vano, el SCS recomienda la vacuna contra la gripe a los profesionales sanitarios junto a otros colectivos de riesgo como los ciudadanos mayores de 60 años, enfermos crónicos de cualquier edad, embarazadas, y personal de servicios fundamentales como como policías y bomberos. Para Amós García, la vacunación de médicos, enfermeros o farmacéuticos cumple una función educativa entre la problación, además de evitar la propagación de la enfermedad en unos colectivos especialmente expuestos al contagio y mantener la labor asistencial del personal sanitario en periodos de picos epidémicos.

Sin embargo, la cobertura contra la gripe de los profesionales sanitarios durante la pasada campaña en Canarias se limitó al 18%, por debajo de la media del 27% anotada en el conjunto de España y más aún del 65% recomendado por la Organización Mundual de la Salud. De ahí la importancia de la vacunación pública realizada ayer por personal del sector en la sede del Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas en la capital grancanaria, con el apoyo de las entidades hómologas de médicos y enfermeros.

Desde la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias recordaron al inicio de la campaña contra la gripe que la vacunación podría reducir del 75 al 80% de las muertes que se producen como consecuencia de esta enfermedad, que se sitúan en torno a los 2.000 fallecimientos anuales directos en España, aunque esta horquilla varía en datos globales de los 1.400 hasta los 4.000 fallecimientos que se asocian a factores de comorbilidad. La principal novedad de la campaña 2017-18 en el Archipiélago consiste en la administración de una vacuna reforzada para todos los mayores de 70 años, según las mismas fuentes autonómicas.

Desde el servicio de Epidemiología y Prevención del SCS se anima a las personas con riesgo de padecer complicaciones que aún no se hayan vacunado a que pidan su cita al Servicio de Información al Ciudadano a través de los números de teléfono 012, 928 219 030 y 922 239 301.

Compartir el artículo

stats