Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las reservas de sangre, casi en línea roja

El Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia solicita "más regularidad" a la población

Las reservas de sangre, casi en línea roja

El Archipiélago está lejos de lograr las 300 donaciones de sangre al día que el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH) considera idóneas para hacer frente a la demanda habitual de las Islas. Aunque la situación de reservas es "mejorable" según define el presidente del Instituto, Christian Méndez, a los responsables de la institución les preocupa la disminución habitual de las fecha s festivas que se aproximan.

Por eso, durante estos días se intensifican las campañas de extracción a través de las unidades móviles, una cuestión para la que Méndez solicita "ayuda" a la población. En líneas generales, explica que el ICHH tiene contabilizados alrededor de 40.000 donantes activos de sangre, aunque el total de extracciones al año ronda las 65.000. "Si los habituales donaran dos veces al año, en circunstancias normales no tendríamos problemas de stock", comenta el presidente del Instituto.

A juicio de Christian Méndez "no se trata de que los canarios no sean solidarios, sino que les cuesta moverse" y alude para argumentar esta percepción al hecho de que "cuando existe urgencia de sangre, se registran picos en la donación". En ese sentido, alude por ejemplo a principios del presente año, cuando la falta de sangre forzó la cancelación de varias operaciones quirúrgicas en algunos hospitales del Archipiélago. "Esta situación tuvo tal respuesta que se llegaron a colapsar los puntos fijos de extracción", recuerda el responsable de Hemodonación.

Méndez explica que este tipo de aumento en las extracciones son frecuentes también cuando se produce una alerta "generalmente a través de cadenas de whatsapp que muchas veces ni siquiera son ciertas y que hacen que la gente acuda a donar".

El problema, por tanto, es una cuestión de "regularidad". "De nada nos vale registrar 1.000 donaciones al día si al final del año se reducen las reservas o si esa sangre no puede usarse sobre la marcha y caduca", lamenta el presidente del Instituto quien insiste en que "se trata de que la población sea constante".

Habitualmente, las reservas se disminuyen coincidiendo con los períodos vacacionales, tanto en Semana Santa como en verano o, lo que preocupa ahora, las fechas navideñas y en este caso con Carnaval tan cerca. "Estos días en los que tienen los niños en casa o en los que se rompe un poco la rutina, a la gente en general le cuesta más ir a donar", señala Christian Méndez quien lamenta que "en el caso del puente de diciembre o de Navidad, además, coincide con que se aumenta el número de desplazamientos y por tanto las cifras de siniestralidad, que requieren generalmente sangre".

Sin descanso

Para definir la situación actual del stock de sangre y hemoderivados, el presidente del Instituto usa un semáforo como ejemplo: "Estaríamos en amarillo y más cerca de ponerse en rojo que en verde". Esta circunstancia se basa por un lado en que "la presión asistencial ha sido constante durante todo el año" puesto que según explica "el objetivo de reducir las listas de espera hace que en los hospitales se haya mantenido la demanda de sangre. A ello se suma que durante el pasado fin de semana se tuvo que hacer uso en Tenerife de parte de esa reserva para atender a los heridos tras el desplome del suelo en una discoteca en Adeje.

Respecto a los tipos, el presidente del ICHH comenta que la demanda es general para todos ellos, aunque sí reconoce que la que suele preocupar más es la necesidad de O-. "Al ser universal es el que se emplea en las urgencias extremas y se complica porque a los que tienen este grupo solo se les puede donar de ese tipo concreto aunque nunca ha estado en niveles de reserva críticos", argumenta. De resto, apunta a O+ y A- como "los más frecuentes" en Canarias y que "presentan bajones constantes pero fácilmente recuperables".

"Sea como sea, la consigna es que necesitamos ayuda", insiste Méndez quien anima a la población a recurrir a la web del Instituto tanto para conocer dónde y en qué horarios pueden donar así como resolver las dudas que surjan, que también se responden a través de un teléfono gratuito. "Estamos en fechas complicadas, necesitamos que se done", reitera.

Compartir el artículo

stats