Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Roy Galán

"Hoy en día la reivindicación de la ternura es algo casi subversivo"

"Estamos llenos de estímulos y de ruido por lo que es casi imposible encontrar un momento de intimidad con uno mismo para leer, por ejemplo", reflexiona el escritor

Roy Galán.

Roy Galán. LA PROVINCIA / DLP

Un título como el de su novela La ternura arriesga mucho en estos tiempos, ¿no cree?

Sí, hoy en día la reivindicación de la ternura es algo casi subversivo por lo que conlleva que reivindiques algo a lo que la gente no presta la atención suficiente.

"Ternurista" suele ser una adjetivación peyorativa en la poesía y la novela. ¿No le preocupa que se la endosen?

No, porque tengo muy claro lo que he querido contar y he pretendido reivindicar ese sentimiento como algo positivo no vinculado a la fragilidad o debilidad, lo cual me parece importante en un momento en que estamos tan faltos de empatía. No hay nada malo en mostrarse vulnerable.

El paso de la infancia a la juventud es problemático casi siempre. ¿Cómo ha sido el suyo?

El mío viene marcado por el fallecimiento de mi madre cuando yo tenía trece años. Fue un tránsito abrupto para mí. Me vi en un momento en que la gente me exigía demasiado rápido ser algo, no sólo en los estudios, sino para lo que no estaba preparado emocionalmente.

"Gata", la adolescente que protagoniza su novela, pasa de los relatos que todos le cuentan. ¿Cuál es el relato de ella misma?

Su relato es inconformista con lo que le rodea porque tiene una elevada capacidad crítica, es muy sensible. La primera vez que reflexionamos sobre las cosas es porque nos duele. A ella le duele la injusticia aunque a veces también se equivoque.

¿Qué paralelismo hay entre "Gata" y "Holden Caulfield", el famoso personaje de J.D.Salinger, también adolescente?

La ternura es un pequeño homenaje a El guardián entre el centeno. Quizá yo quería hacer llegar al público juvenil que entendieran a Holden sin juzgarlo como hice yo. Entender que todos buscamos nuestro lugar en el mundo. No eres malo aunque se te haga creer que sí, aunque muchas veces se te culpe no somos tan responsables de todo como nos quieren hacer ver.

¿Qué espacio deja a la intimidad el ritmo y el estilo de la vida actual?

Estamos llenos de estímulos y de ruido por lo que es casi imposible encontrar un momento de intimidad con uno mismo para leer, por ejemplo. Tampoco nos enseñan a compartir la intimidad y por eso vamos dando bandazos cuando nos encontramos con las personas. Por ello, considero que es importante un libro como este, porque si te paras un rato a leerlo te encontrarás contigo mismo.

¿Cómo y por qué nace su instinto de escritor?

Nace en el momento en que se rompe mi historia, con el fallecimiento de mi madre y la no aceptación de que la gente se muere. De esa necesidad de cambiar los finales nace este principio de escritor.

Su primer éxito fue el poemario Irrepetible. ¿De qué va?

Es un libro que va de un viaje por un río en que alguien te lleva de la mano y te va mostrando lo que ha aprendido. Se trata de un paso por la vida en que se habla de todo lo que me importa en este mundo y de la certeza de que algún día no vamos a estar.

¿Parece interesante la experiencia de volcar los sentimientos en las redes, que es el contenido de sus páginas @RevolutionRoy y #La TernuraLibro?

Escribo en facebook donde tengo casi 130.000 seguidores. Este alcance se produce porque todo lo que digo es verdad, siempre siento lo que hago. Estamos cansados de que nos vendan la moto y nos quieran manipular.

Sus mensajes en Facebook, Twitter e Instagram tienen más de 150.000 seguidores. ¿Todos afines, o también hay detractores?

La verdad es que la mayor parte de la gente me quiere, pero también la hay a la que no le gusta mi estilo al escribir en Internet con muchos puntos y aparte, por ejemplo. Cuando me he mojado políticamente también hay personas que se enfadan. Lo curioso es que se trata del mismo texto. Las mismas palabras generan reacciones distintas, tanto de amor como adversas. Lo que no entiendo es que si a alguien no le gusto me siga.

¿Cree que son sitios adecuados para volcar intimismo y ternura?

Creo que cualquier sitio es adecuado. Nos han enseñado que hablar de nosotros mismos no es bueno. Se dice: "Los trapos sucios se lavan en casa". Lo único que se hace con estos mensajes es generar la idea de que es algo malo hablar de la intimidad. Hay un lema feminista de los años setenta que decía que "lo personal es político", es decir, que solamente hablando de lo que sentimos, teniendo esa valentía, podemos cambiar el mundo del otro.

Defina su "revolución?...

Es una revolución del amor que tiene que ver con el afecto y la empatía. Poseo la convicción de que sólo a través del amor conseguiremos dejar de generar odio y rabia. Cuando hablas de lo que sientes y no de lo que haces es cuando el otro empezará a entenderte. Se trata de una revolución no de querer tener la razón sino de querer tener corazón.

¿En qué momento decide cambiar su carrera de jurista y su trabajo en la administración pública por la literatura full time ?

Como casi todo en la vida, la decisión la etomó el sistema al despedirme por la crisis después de quince años en la administración pública. Comencé entonces a escribir en Internet un día, creé una página y hasta hoy. Mi sueño siempre ha sido vivir de lo que me gusta y ahora lo estoy haciendo.

Editar en la colección Blackbirds de Alfaguara es un aval. ¿Qué nuevas obras tiene ahora sobre la mesa?

Ahora estoy centrado en este libro. Tengo un proyecto teatral, Hay tanto ruido, con texto mío y música de Gera Márquez y, si todo sale bien, se representará en la Península y en las Islas.

Compartir el artículo

stats