Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asuntos sociales

Infancia tramita 30 casos de canarios que buscan a su familia biológica

El programa de acompañamiento recoge el derecho de acceso a sus expedientes para conocer datos sobre su nacimiento y sus parientes

Cristina Valido (i) y Carmen Morales.

Cristina Valido (i) y Carmen Morales. LP / DLP

La Dirección General de Protección a la Infancia y Familia del Gobierno de Canarias tramita actualmente 30 expedientes de ciudadanos que fueron adoptados al nacer y que ahora desean encontrar a su familia biológica. Dentro del programa de acompañamiento a personas que fueron adoptadas y que han solicitado acceder a su expediente puesto en marcha por el Ejecutivo se contempla el derecho de que, al cumplir la mayoría de edad o siendo aún menores acompañados de sus representantes legales, puedan acceder a sus expedientes.

Se puede conocer las circunstancias que dieron lugar a su proceso de desamparo, los datos de filiación o el de sus hermanos si los tuviera o incluso todo su procedimiento de adopción. Todo queda amparado en la modificación del sistema de protección a la infancia y adolescencia aprobado por la Ley de 26/2015, de 28 de julio.

El programa incluye, además de la búsqueda de datos y si hay voluntad el contacto entre ambas partes, la mediación para que el contacto se realice en condiciones confortables. Esta toma de contacto puede prolongarse durante meses y, ya desde Infancia dejan claro, que no siempre se obtienen los resultados que se desean al tratarse de procesos complejos y "con mucha carga emocional". El objetivo es "sanar" o al menos poder "mitigar las heridas" de la persona que ha sido adoptada, sobre todo si tiene repercusión en su vida adulta en su desarrollo personal.

Aunque este proyecto lleva en marcha varios años, fue el pasado mes de octubre cuando se recordó a la población la existencia de este programa. La intención del Ejecutivo regional es que la existencia de este apoyo llegue a toda la ciudadanía para que quien lo desee pueda encontrar todos sus orígenes.

Un derecho

Hace meses, la directora general de Protección de la Infancia y la Familia, Carmen Morales, apuntaba que "todas las personas adoptadas tienen derecho a la información sobre su origen biológico, pero el acceso a esos datos puede producir o reproducir heridas tanto a la persona adoptada como a las familias biológica o adoptante". Y es que la decisión de la persona que desee acceder a "su relato de vida" puede acarrear consecuencias irreversibles tanto para ella como para su familia adoptante y también para la biológica, de ahí que el protocolo a seguir se desarrolle por parte de profesionales que están acostumbrados a tratar este tipo de casos.

Compartir el artículo

stats