Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a José Ramón Sampayo

"En mi relato 'Ida y vuelta' influye lo real maravilloso de Alejo Carpentier"

"Los relatos tienen alta calidad, cada uno con sus diferencias y niveles precios de partida, de formación", explica el escritor y ensayista

José Ramón Sampayo. LA PROVINCIA / DLP

Cada autor desarrolla su relato, pero conviven nada menos que doce en el volumen La soledad acompañada , todos ellos con el parque García Sanabria de Santa Cruz de Tenerife como espacio de referencia...

El espacio de referencia es el Parque García Sanabria de un modo simbólico porque pueden ocurrir muchas historias diversas que incluyen siempre la soledad que afecta a cada protagonista de los distintos relatos.

Por ser docentes todos los miembros del Taller Literario La Escritura Desatada , ¿podría entenderse esta iniciativa como un ejercicio de clase entre profesores como los que marcan a los alumnos?

No exactamente, aunque algo hay. Docentes éramos tres: un profesor especialista en informática, una profesora de lengua y yo filólogo y profesor también de lengua. Otros tienen una formación diversa: desde una profesora universitaria de psicología en La Laguna, a un funcionario jubilado del Cuerpo Nacional de Policía, un ama de casa en paro o estudiantes universitarios jóvenes. Todos aportaron una diversidad formativa, social y de edades que enriquecieron el taller y no lo convirtieron en una clase o ejercicio docente.

Obviamente, los doce autores son adultos, pero no sometidos a un criterio estándar. ¿Hasta dónde los "niveles de sistema" y los de libertad?

Los niveles de sistema vienen dados por los dos puntos en común acordados por todo el grupo: El lugar, Parque García Sanabria, y el tema, la soledad, observada desde distintos puntos de vista. Aquí es donde entra la libertad creativa. El lugar puede ser sólo de paso o desarrollarse la trama en el propio parque. La soledad permite a los doce escritores poder desarrollarla con compañías diversas y hasta contradictorias, que aportan sentido a la soledad y la superan. Pueden ser fantasmas inventados por la mente del protagonista, pasando por recuerdos ancestrales o infantiles y juveniles, hasta llegar a otras personas vivas presentes, reales, que acompañan al protagonista solitario.

En suma, ¿cuáles son los beneficios de la escritura y la edición colectivas?

Toda edición colectiva tiene ventajas e inconvenientes. Cuando uno se encierra solo a escribir no se ve condicionado sino por su mente. Cuando nos reunimos doce personas en un taller creativo cada uno libera su propia imaginación y creatividad, pero la tiene que poner en común con el resto de compañeros y en esa experiencia la propia historia adquiere una nueva y compleja densidad, que parte del propio individuo, pero que no acaba en él.

¿Están satisfechos los doce autores de esta avenencia editorial, o les afectan las inevitables diferencias de calidad?

Creo que los doce autores, los dos que somos profesores y los diez noveles que publican un relato por primera vez en una editorial de prestigio como es M.A.R., de Madrid, estamos muy satisfechos porque su distribución y ámbito de referencia no sólo abarca el Archipiélago canario sino también la península y el extranjero. En cuanto a la calidad de cada relato, no sólo están revisados una y otra vez por nosotros los dos profesores del taller especialistas en lengua y literatura española, sino también por los prologuistas del libro, dos escritores renombrados en Canarias: Rosario Varcárcel en Las Palmas y Alberto Omar Walls en Tenerife. Ambos se han dignado a escribir justificando la alta calidad de todos los relatos, evidentemente, cada uno con sus diferencias y niveles previos de partida, de formación.

¿Es experiencia-piloto de una novedad, o hay algo parecido en la literatura canaria?

En cierta forma es una experiencia piloto, pero también en Tenerife y Gran Canaria hay otros talleres literarios buenos. La diferencia con ellos es que nuestro taller ha sido gratuito durante los tres años que ha durado y que ha culminado con la publicación de este libro.

Parece muy interesante no limitar a las capitales insulares actividades como esta, gestadas en el taller de Tejina o el Libro Fórum Canario de Tegueste, pequeñas localidades de Tenerife. ¿Hay un ambiente propicio?

Sí, por supuesto. En santa Cruz de Tenerife y en Las Palmas de Gran Canaria, en las grandes ciudades, es más complicado sacar adelante un taller del género que hablamos y también el Libro Fórum. En localidades como Tejina y Tegueste conozco a mucha gente con inquietudes literarias, con ganas de escribir, expresar y leer buena literatura, además de contar con el apoyo institucional del área de cultura y de la alcaldía del Ayuntamiento de Tegueste o de la dirección del Centro de Adultos de Tejina.

La soledad acompañada fue difundido en soporte digital y después editado en libro. ¿Qué resultados están constatando?

Primero presentamos el soporte digital en el Centro Ciudadano de Tejina a partir del blog que creó nuestro compañero profesor Ángel de la Rosa. En dicho blog practicaron mucho nuestros compañeros del taller antes de llegar al relato finalmente impreso y editado. Esa evolución de la presentación digital a diversas presentaciones del libro impreso en diferentes l ocalidades, nos dice que está siendo un éxito. Hemos presentado ya en Tegueste, Santa Cruz, Teguise y Lanzarote, y hoy lo haremos en el Club LA PROVINCIA, para luego pasar por Agüimes, Telde, etc...

¿Qué tendencias literarias se dan cita en el libro? La suya parece alinearse con lo "real maravilloso" de su compatriota Alejo Carpentier. Defina las demás...

Mi relato Ida y Vuelta recibe la influencia del cuento Viaje a la Semilla de Carpentier. En cuanto a mis compañeros, en la mayoría de los casos, detrás de los relatos, que son todos de ficción, hay experiencias de personas lejanas o próximas a cada uno de sus autores. Reflejan parte de su personalidad real.

Compartir el artículo

stats