Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nutrición

"La comida es nuestra gasolina y previene enfermedades"

"Una dieta saludable evita la depresión y la ansiedad. Mejora, por tanto, la calidad de vida", enfatiza el doctor Alfredo Martínez

El doctor Martínez.

El doctor Martínez.

Comer es un placer, pero también un arte que requiere aprendizaje, diagnostica Alfredo Martínez, catedrático de Nutrición de la Universidad de Navarra y flamante presidente de la Interna-tional Union of Nutritional Sciences (IUNS), la asociación inter- nacional de ciencias nutriciona-les, que marca las pautas de las dietas saludables, entre las que destaca la mediterránea por sus benéficas propiedades antioxidantes. Miembro del Centro de Investigación Biomédica en Red que lucha contra la obesidad y promueve la nutrición inteligente, Martínez receta, como homenaje a Grande Covián, "menos plato y más zapato". Una alimentación sana debe huir de los excesos pero sin olvidar su función de satisfacer al paladar. Es, en su opinión, la regla junto con el ejercicio físico para elevar nuestro estado de ánimo y prevenir enfermedades.

¿Es tan importante la dietética porque la comida es nuestra gasolina?

Sin duda alguna. La alimentación saludable no es sólo nuestra gasolina sino que también previene enfermedades y en algunos casos hasta las trata para mantener nuestra salud.

Si comer comporta un modelo de vida, ¿por qué estamos tan mal educados para alimentarnos de forma saludable?

Porque tenemos un componente hedónico muy acusado. Buscamos el placer en la comida. Comer es un arte que requiere de voluntad de aprendizaje.

¿Qué hacer para enseñarnos a comer desde niños?

La primera medida a adoptar en las escuelas sería unir a la asignatura de Educación Física otra de actividad nutricional con una parte teórica y otra práctica a fin de demostrar que la falta de un alimento provoca deficiencias pero que su exceso es tóxico.

¿Cómo afecta la alimentación a nuestro sistema cardiovascular?

La forma de comer influye en el corazón, pero sobre todo en las arterias y venas, que se endurecen si nos alimentamos mal pudiendo sufrir hipertensión.

¿Previene el cáncer una dieta saludable?

La fibra previene el cáncer de mama y el de colon. Un consumo equilibrado de vitamina A previene también el cáncer de piel, pero el exceso de esta vitamina puede producir el efecto contrario y favorecer la aparición del cáncer.

¿Sigue marcando la pauta la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea es saludable, aunque pocos la seguimos correctamente. Hay que apostar por la calidad y comer frutas, verduras, aceite de oliva, fibra, frutos secos, carne magra y pescado azul.

¿Cuáles son sus virtudes principales?

Los componentes y la distribución de los macronutrientes de esta dieta son antioxidantes. Tiene, por otra parte, menos grasas saturadas que otras dietas más occidentalizadas y más grasas monosaturadas y polisaturadas, que son las buenas. Hay que desechar las grasas trans que dan consistencia a algunos alimentos, pues crean problemas cardiovasculares.

Hábleme de las virtudes para la salud del aceite de oliva virgen.

Este tipo de aceite extraído en frío es la primera expresión del jugo de la aceituna. Es muy antioxidante, antiinflamatorio y ayuda a la regulación endocrina.

¿Por qué es tan recomendable consumir omega 3?

Porque estos ácidos grasos tienen propiedades antiinflamatorias, antitrombóticas y antiescleróticas muy importantes. Además nos defienden contra posibles infecciones.

¿Dónde se encuentra?

Este omega 3 se encuentra en los pescados azules, el marisco, algunas algas y en menor cantidad en la carne.

¿Qué hay que hacer para fortalecer los huesos?

Comer bien y hacer ejercicio. Ayudan la ingesta de calcio, la vitamina D que nos proporciona el sol y productos como el hígado u otros que contengan aceites liposolubles. La leche y los huevos también ayudan a los huesos.

No todos los médicos defienden el ejercicio físico como una práctica saludable, ¿es aconsejable ir al gimnasio todos los días o no?

Depende de la edad, del sexo y de la situación fisiológica de la persona. Lo recomendable sería ir al gimnasio tres o cuatro días a la semana y hacer un ejercicio vigoroso y personalizado de entre media hora y cuarenta y cinco minutos.

Deme, por favor, la receta para adelgazar de forma saludable.

Como diría Grande Covián, la mejor fórmula es "menos plato y más zapato". Hay que disfrutar de la comida, pero comer con sentido común, menos cantidad, más calidad y sabiendo lo que a uno le gusta y le sienta bien.

¿Está justificada la caída en desgracia del consumo de carne roja?

La carne roja tiene hierro en cantidades apropiadas y aminoácidos esenciales. Recomendaría evitar los excesos, pero daría luz verde a comer cada día un máximo de 150 gramos de carne.

¿Por qué les ha llegado ahora la mala reputación a los lácteos?

Me parece una moda. Los productos lácteos tienen lactosa y vitaminas A y D fundamentales para los huesos. Sólo si se es intolerable a la lactosa o a la proteína de la leche habría que descartar esos productos.

¿Entraña riesgos la dieta vegetariana o es la mejor para la salud?

Una dieta vegetariana equilibrada es un buen patrón de salud siempre y cuando se haga bajo control. Me parece un error dejar de comer de un día para otro huevos, leche, pescados y la vitamina B12 de la carne.

¿También está usted en contra de los zumos?

La fruta, mejor masticada. Si se toma en zumos hay que procurar que tengan el menor azúcar posible.

¿Tomamos o no un par de copas de vino en la comida?

Una, mejor que dos. No se puede recomendar a nadie que coma con alcohol para seguir la dieta mediterránea. El vino tiene benéficos polifenoles pero no compensan las contraindicaciones del alcohol.

¿No deberían ustedes asesorar a los hosteleros para que sean capaces de elaborar menús saludables para quienes tienen que comer casi todos los días fuera de casa?

Estaríamos encantados, pero cuando uno va a un restaurante lo que busca es el placer. En Navarra se hizo un menú gourmet saludable y lo tuvieron que retirar. Si uno paga 30 euros por comer lo que quiere es pasarlo bien y no sufrir.

¿Es correcta en general la dieta de los colegios que tan poco entusiasma a los niños?

Los dietistas y los catering preparan menús muy saludables en los colegios, pero es cierto que horrorizan a los niños y al final lo dejan todo en el plato y comen chucherías a escondidas. Esto se solucionaría con educación y con una asignatura de nutrición que hiciese ver a los más pequeños la importancia de alimentarse bien.

El Gobierno quiere reducir el azúcar, la sal y las grasas en 3.500 alimentos. ¿Tan malos son?

Son malos en exceso, pero también esenciales. Sin sal no se puede vivir y el consumo de azúcar no debe superar el 10 por ciento del aporte energético de una dieta regular. Las grasas saturadas hay que restringirlas y tomar las monosaturadas y polisaturadas. La composición de los alimentos aparece muy bien redactada en las etiquetas de los supermercados.

¿Cómo influye la alimentación en nuestro estado de ánimo?

Una alimentación saludable previene la depresión y la ansiedad. Mejora, por tanto, la calidad de vida. Está comprobado que el cacao tiene componentes que levantan el ánimo. Pero lo mejor es comer en pequeñas cantidades lo que satisfaga tu paladar.

Compartir el artículo

stats